Inicio Noticias Internacional La llegada del invierno al hemisferio sur y el coronavirus son la...

La llegada del invierno al hemisferio sur y el coronavirus son la próxima amenaza para los refugiados y migrantes venezolanos

391
0

El continuo avance de la COVID-19 en América Latina y el Caribe y la próxima llegada del invierno pueden deteriorar las condiciones de vida para los desplazados venezolanos en la región sur del continente, alertó este viernes la Agencia de la ONU para los Refugiados.

Dado que las infraestructuras nacionales de salud de los países están alcanzando sus límites, se ha convertido en un reto acceder a los servicios de salud pública y atención médica, especialmente para las personas que se encuentran en situación irregular.

Esta situación puede agravarse con el inicio del invierno y el consiguiente descenso de temperaturas en Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay, que acogen a más de 1,5 millones de venezolanos.

La Agencia de la ONU prevé que la llegada del frío provocará la necesidad de incrementar la ayuda humanitaria y médica, un aumento del número de personas que necesiten alojamiento de emergencia y utensilios adecuados a las condiciones climatológicas como mantas, ropa de abrigo, medicamentos y combustible para calentar sus hogares.

Muchos de los refugiados y migrantes venezolanos que viven actualmente en condiciones precarias y pueden quedarse en la calle precisan con urgencia alojamiento, comida, artículos de higiene y asistencia en efectivo.

Amplio despliegue asistencial de ACNUR
Ante este complicado panorama, la Agencia de la ONU y sus socios aumentaron su respuesta proporcionando refugio de emergencia, ayudas para el pago de los alquileres y otro tipo de asistencia material. Al mismo tiempo, reforzaron las alianzas humanitarias con el objetivo de brindar atención médica básica a los refugiados más vulnerables.

Así, en Chile, unas 790 familias venezolanas recibieron bonos virtuales con los que pueden comprar ropa, combustible o comida caliente en tiendas y supermercados locales.

En Perú, donde se esperan lluvias torrenciales y nieve durante el invierno, la Agencia de la ONU priorizó su apoyo en las regiones de acogida de refugiados, como Cuzco, que se encuentra a 4000 metros sobre el nivel del mar y donde se registran temperaturas bajo cero.

Hasta el momento, se logró distribuir más de 2000 bolsas para cubrir necesidades básicas y 4700 mantas a venezolanos vulnerables y a sus comunidades de acogida, mientras continúan las transferencias de dinero para aquellas personas que se encuentran en situación de mayor riesgo.

La Agencia de la ONU también tiene previsto asistir a los venezolanos desplazados en condición de vulnerabilidad en Argentina, Uruguay y Bolivia dado que en las próximas semanas el frío azotará la región.

Más ayuda humanitaria para Venezuela vía aérea
Por su parte, el sistema de las Naciones Unidas en Venezuela informó de la llegada de un avión con 12 toneladas de ayuda humanitaria que incluye 127.000 tabletas purificadoras de agua, 18 tanques de agua y 40.000 paquetes de apoyo nutricional enviados por UNICEF.

Gracias a la financiación de la comunidad internacional, las Naciones Unidas han enviado más de 100 toneladas de asistencia humanitaria a Venezuela desde el comienzo de la pandemia del COVID-19.

“Estos suministros vitales ayudarán a proporcionar asistencia de nutrición y acceso a agua segura a miles de familias, y serán distribuidos en los centros de salud y en las comunidades más vulnerables,” dijo Peter Grohmann, coordinador residente de la ONU y coordinador humanitario en Venezuela.

Cabe recordar que la respuesta de las Naciones Unidas y sus socios a la COVID-19, junto a otras intervenciones críticas en materia de salud, alojamiento y enseres, alimentación, protección, educación y nutrición, ha alcanzado el millón de personas.

Al mismo tiempo, recordaron el reciente lanzamiento del Plan de prevención y atención a la COVID-19 en Venezuela que busca recaudar 72 millones de dólares en respuesta a la crisis causada por el coronavirus y garantizar la continuidad de otras actividades críticas.

10 millones de test de COVID19 para Brasil
Y en Brasil, la Organización Panamericana de la Salud comprará 10 millones de pruebas de coronavirus y ayudará al Gobierno a identificar los materiales médicos que se necesitan con urgencia.

En el país ya hay más de 390.000 casos confirmados y 24.000 fallecidos por COVID19.

La ONU también trabaja con las autoridades locales de la región de Amazonas para proteger a los indígenas y migrantes, especialmente los que llegan desde Venezuela. La Organización Internacional para las Migraciones ha hecho una primera donación de medicamentos y suministros por valor de más de 20.000 dólares.

Boletín de prensa de la ONU