Inicio Noticias Internacional La ONU pide el cese inmediato de las hostilidades en Libia para...

La ONU pide el cese inmediato de las hostilidades en Libia para combatir la pandemia de coronavirus

312
0

La Misión de la ONU en Libia (UNSMIL) destaca que el resultado de tal ataque provocó “un conflicto innecesario que hizo añicos las esperanzas de muchos libios de una transición política pacífica a través de una Conferencia Nacional que podría haber allanado el camino hacia la unificación de las instituciones largamente divididas del país mediante elecciones parlamentarias y presidenciales”.

Desde entonces, la situación en el país se ha deteriorado alarmantemente y se estima que unas 893.000 personas precisan ayuda humanitaria.

En los últimos doce meses, los combates entre el Gobierno de Acuerdo Nacional, reconocido por la ONU, y el Ejército Nacional Libio, liderado por Haftar registraron por lo menos 356 muertos y 329 heridos. Además, unas 149.000 personas abandonaron sus hogares en Trípoli y alrededores, 345.000 civiles permanecen en primera línea del frente de batalla y otras 749.000 viven en zonas afectadas por los enfrentamientos.

A estas cifras se le ha de añadir el aumento de las violaciones de los derechos humanos con ataques a defensores de los derechos humanos y periodistas, médicos, abogados y jueces, migrantes y refugiados, el deterioro de las condiciones de detención, y el incremento de casos de detención arbitraria, desaparición forzada, tortura y ejecuciones extrajudiciales por parte de grupos armados en pueblos y ciudades de toda Libia.

Otros aspectos fundamentales para tener en cuenta fueron la destrucción de domicilios, hospitales, escuelas y centro de detención.

La economía, también en ruinas
Pese a poseer una gran variedad de recursos naturales, la deuda interna en Libia es superior a los 100.000 millones de dinares libios, a los que se han de añadir otros 1000 millones de dólares en líneas de crédito para la importación de combustible y 169.000 millones dinares en obligaciones contractuales pendientes.

Además, el bloqueo de las fuerzas de Haftar a las instalaciones petroleras impuesto el 17 de enero ya ha provocado pérdidas financieras que superan los 4000 millones de dólares y la existencia de dos bancos centrales separados ha impedido cualquier reforma de la política monetaria o fiscal y ha contribuido a crear una crisis bancaria nacional que, de no abordarse, dará lugar a pérdidas financieras potencialmente catastróficas.

El COVID-19, un problema añadido
La pandemia de COVID-19 se está propagando en Libia y representa la mayor amenaza a corto plazo para el bienestar del pueblo libio.

Por todos estos motivos, la UNSMIL destaca que las partes en conflicto y sus colaboradores extranjeros deberían atender el llamado del Secretario General de las Naciones Unidas de detener inmediatamente esta guerra y llama a todas las partes interesadas a activar urgentemente una tregua humanitaria y cesar todas las operaciones militares para permitir que las autoridades libias puedan responder a la crisis causada por la pandemia.

Boletín de prensa de la ONU