Inicio Noticias Internacional La rendición de cuentas es necesaria para poner fin al uso de...

La rendición de cuentas es necesaria para poner fin al uso de la fuerza excesiva contra manifestantes palestinos

235
0

Michael Lynk acogió favorablemente las recientes conclusiones y recomendaciones de la Comisión Independiente de las Naciones Unidas encargada de investigar las protestas en territorio palestino acontecidas durante el año pasado.

El informe establecía que la gran mayoría de los 189 palestinos fallecidos entre el 30 de marzo -cuando los líderes palestinos convocaron una serie de protestas contra la ocupación israelí conocida popularmente como La Gran Marcha del Retorno. y el 31 de diciembre de 2018 fueron por munición real.

Por ese motivo, Lynk apoyó el llamado a la rendición de cuentas efectuado por la Comisión en relación “con las personas que abrieron fuego letal ilegalmente y con  los que redactaron y aprobaron las normas para entablar combate que permitieron este uso ilegal del fuego letal”.

Del mismo modo, el relator indicó que desde inicios del año 2019 las fuerzas de seguridad israelíes continúan usando munición real, balas recubiertas de caucho y gases lacrimógenos en la valla de separación.

Como resultado de esas acciones, destacó que han fallecido cinco menores palestinos durante los dos últimos meses.

El relator recordó una vez más “que los instrumentos internacionales de derechos humanos relacionados con la aplicación de la ley sólo pueden utilizarse contra personas si existe una amenaza inminente a la vida o riesgo de lesiones graves”.

Igualmente, apoyó las recomendaciones de la Comisión en las que manifestaba que las autoridades de facto de Gaza no cumplieron con su deber de impedir el uso indiscriminado de cometas y globos incendiarios que provocaron daños económicos y temor entre la población civil del sur de Israel.

Ante la proximidad del primer aniversario de La Gran Marcha del Retorno, Lynk manifestó su preocupación por un probable incremento de la violencia en caso de no adoptarse medidas contundentes para lograr la rendición de cuentas.

“Continuar sofocando a Gaza es una mancha en la conciencia del mundo y una receta para un mayor derramamiento de sangre”, finalizó el relator.

Boletín de prensa de la ONU