Inicio Análisis político Alejandro López Munguía La renuncia de Loreto y de Carlota a la Segey.

La renuncia de Loreto y de Carlota a la Segey.

4409
0

La renuncia de Loreto y Carlota a la Segey.

Si de verdad desean colaborarle bien al Gobernador Mauricio Vila Dosal, tanto Loreto Villanueva como Carlota Storey deben presentar sus renuncias de manera irrevocable, una como titular de la Segey y la otra como subalterna, pues son responsables directas de una gran parte del daño que la imagen institucional ha sufrido.

El Gobernador de Yucatán encara un sentido reclamo de parte de la comunidad magisterial, pues a lo largo de su gobierno, un año y 5 meses, solo han recibido malos tratos, negativas, evasivas, pretextos, despojos, incumplimiento en el pago y presiones en detrimento de su labor. Múltiples son los mensajes que profesores envían a la página Mi Punto de Vista, vía inbox, de la red social Facebook, en la que plantean las injusticias de que son objeto de parte de las diversas áreas de la Segey.

Con Loreto Villanueva al frente de la educación, los docentes yucatecos han visto mermado su imagen. En la actualidad los profesores son víctimas de una serie de atropellos que dan al traste con su dignidad. Lejos, muy lejos han  quedado los tiempos en los que los profesores gozaban de prestigio y de respeto.

Múltiples son los casos en los que se han afectado los intereses de los profesores. Y nadie, absolutamente nadie les resuelve nada. La era de esta administración está marcada por la ineficiencia y la ineptitud. La Segey es en estos momentos la institución donde se violan los Derechos Humanos y Laborales con más frecuencia.

¿Qué clase de humanismo es la que impera en la Segey, parte fundamental del gobierno humanista emanado del PAN?. Es increíble que en pleno siglo XXI, los profesores tengan que cuidarse de la propia Segey pues las violaciones a sus derechos está a la orden del día.

¿Y quien levanta la voz?. La comunidad magisteria es inmensa, los profesores sufren y padecen por el maltrato de la burocracia sin que nadie del gobierno ponga una solución. A parte de ineficientes son groseros, soberbios y altaneros.

Ya se ha tardado demasiado el Gobernador Vila Dosal en remover de sus cargos a estas funcionarias, que por su perfil, no son aptas para dar respuesta a la problemática que plantean los docentes yucatecos. Durante las elecciones, el entonces candidato ofreció que se terminarían los largos periodos de espera para el pago de su trabajo, que habría transparencia en todos los renglones, que habría gestiones eficientes para dar respuesta eficaz a los problemas de cada profesor, pero nada de eso se ha cumplido. Muchos profesores no encuentran más solución que la protesta, pues su sindicato el SNTE, no sirve para mucho, sino es que para casi nada. El SNTE está al servicio del gobierno.

Los profesores están a punto de estallar pues se les “atiende” pero no se les resuelve nada. No solo la corrupción es nefasta y hace fracasar a un gobierno, también la ineptitud de los funcionarios que con su actuación pública, tiran a la basura un buen proyecto de gobierno.

En Yucatán, la Segey está dañando la educación al maltratar y desgastar a los docentes, a los que no se les cumple todo lo prometido. La dignidad de los profesores es lo que está en juego, el reconocimiento a su esfuerzo debe ser real y no discursivo.