Inicio Análisis político Alejandro López Munguía La Soledad de Rolando Zapata

La Soledad de Rolando Zapata

9574
0
Compartir
Rolando Zapata y Mauricio Sahui.

La soledad de Rolando Zapata Bello

I.- En el pleno apogeo de su mandato, Rolando Zapata Bello llegó a creerse el mejor Gobernador del país. Este calificativo lo encumbró y lo colocó como el gran Jefe Político del PRI en Yucatán. Prevaleciendo su voz y su decisión por encima de los otros grupos políticos, que encabezaban gente como Emilio Gamboa Patrón, Ivonne Ortega Pacheco, Jorge Carlos Ramírez Marín. Eran los tiempos del halago en su máxima expresión.

II.- Rolando dispuso de la vida interna del PRI como quiso, su voluntad reinó en todo lo alto. En el 2012, en su discurso de toma de protesta, dejó en claro que su gobierno no sería como el de su antecesora, de quien dijo, gustaba del dispendio, el derroche y la fiesta. Prometió una administración austera, honesta, honrada y dijo que emprendería una feroz lucha contra la corrupción.

III.- De todo lo que prometió, parece no haber quedado nada. Mauricio Vila, el Gobernador panista, ha destrozado su “legado”. En el 2012 Rolando se asentó en la cima del poder político y desde el principio se abocó a la tarea de ejercer el control desde la silla del gobierno.

IV.- Para el 2015, Rolando preparó una estrategia política que le permitiría sacudirse algunos compromisos en el futuro. Esa elección fue el epitafio para varios políticos. El PRI perdió bastiones como Progreso, Valladolid y teniendo todo para ganar, perdió Mérida. Las derrotas de Jessica Saidén Quiróz y de Nerio Torres Arcila significaron un duro golpe para el priísmo. En Mérida ganaron todos, menos el candidato a Presidente Municipal.

V.- La derrota de Nerio Torres Arcila significó un punto de quiebra. Fue un llamado de alerta para los grupos políticos que tomaron sus precauciones rumbo al 2018. A medida que el gobierno de Rolando avanzaba, los grupos endurecían sus posturas. No permitirían que les ocurriera lo mismo que a Nerio. En el caso de Jessica, la cosa era más que alarmante. Su derrota fue propiciada por diversos actores priístas que promovieron el voto en contra de la candidata tricolor. Jessica y Nerio fueron masacrados por su propia familia revolucionaria. ¿Es que acaso Rolando desconocía esta situación?.

VI.- A principios del año 2017 el PRI ya tenía a 5 aspirantes a la candidatura: Jorge Carlos Ramírez Marín, Mauricio Sahui Rivero, Pablo Gamboa Miner, Víctor Caballero Durán y Roberto Rodríguez Asaf. En las siguientes semanas otros priístas levantaron la mano: Jorge Carlos Berlín Montero, Celia Rivas Rodríguez, Lucely Alpizar Carrillo, Liborio Vidal Aguilar, Felipe Cervera Hernández, Angélica Araujo Lara, Francisco Torres Rivas, y uno que se apuntó al final, Ernesto Herrera. El PRI nunca tuvo un procedimiento oficial para elegir a su candidato. Nunca tuvo una estrategia ganadora. Rolando Zapata se dedicó a “abanicar” las pretensiones de todos y de cada uno en especial.

VIII.- Rolando Zapata nunca quitó el dedo del renglón. Dejó que se movieran cuanto quisieron los aspirantes, pero eso sí, siempre mantuvo a Víctor Caballero como su “Delfín”. Caballero era el único que tenía estructura territorial alimentada con bastos recursos económicos y amplias facilidades de la estructura gubernamental. En contra parte, el resto tuvo que rascarse como pudo. El PRI tenía una estructura soportada en Delegados Especiales, que en las mañanas eran funcionarios de gobierno estatal y por las tardes noches y fines de semana, eran operadores del Gobernador. Rolando tuvo así el control político electoral del PRI.

IX.- Los aspirantes se sintieron engañados. En octubre del 2017, ocurrió el destape de Mauricio Sahui Rivero mediante la aparición de anuncios espectaculares promoviendo la portada de la Revista Peninsular con la Leyenda “Sahui Gobernador”. Este suceso desencadenó la furia del resto de los aspirantes. Pero ninguno le reclamó públicamente a Rolando Zapata. Todos se fueron en contra de Mauricio Sahui, que se afianzó en su postura y pidió que se respetara la decisión del mandatario yucateco.

X.- Rolando Zapata Bello ratificó su decisión de ser el “gran elector”, el dueño del “dedo”. La decisión fue comunicada al Presidente Peña Nieto, Rolando quería que el candidato a Gobernador fuera Mauricio Sahui. Para ello buscó el apoyo de Ivonne Ortega, lo cual obtuvo, pero con un giro de gran talento, pues ella le dijo “si el Presidente me pregunta, le diré que mi decisión es apoyar al Gobernador Zapata Bello”, y fue Rolando el que le planteó a Peña Nieto, que su candidato era Mauricio Sahui Rivero.

XI.- Vïctor Caballero nunca pudo levantar en las encuestas. Por eso Rolando no lo pudo designar el candidato a Gobernador. Pero Rolando nunca consensó su decisión. De hecho, los demás aspirantes se sintieron traicionados, hubo uno que incluso lloró de rabia e impotencia, pues le creyó al mandatario cuando éste le dijo “tú eres mi candidato”. En diciembre 2017 Rolando tenía candidato pero no tenía la unidad del partido. El PRI estaba quebrado, fracturado en muchos pedazos.

XII.- Pero lo peor estaba por venir. A pocos días de haber sido elegido como el candidato a Gobernador, Mauricio Sahui se deslindó de Ivonne Ortega, su madrina, la mujer que en realidad le había dado todo. Tiempo atrás, Mauricio cometió varios errores que agraviaron a la ex Gobernadora. Este fue el remache. Sahui utilizó a un medio de comunicación que ha jurado venganza eterna contra Ivonne. Era claro que Sahui estaba decidido a todo por conseguir su añorado sueño.

XIII.- Una vez repartidas las candidaturas, Rolando estaba acechado por la sed de venganza. Dos mujeres fueron sacrificadas sin sentido. Celia Rivas Rodríguez y Lucelly Alpizar Carrillo. Ambas con una trayectoria probada, una líder del Congreso del Estado y la otra líder del ONMPRI, ambas legisladoras y con toda una vida de servicio público. Las dos fueron tratadas sin respeto y desechadas, casi despojadas de su derecho a competir por la candidatura al Senado de la República. La designación recayó en Verónica Camino Farjat, incondicional de Víctor Caballero. Un caso verdaderamente atroz, fue el de la pensión frustrada de varios de los asesores del Gobernador. Gente con una valiosa trayectoria, toda una vida en el PRI que valió para nada. Fueron engañados, les dijeron que por órdenes de Rolando podían tramitar su pensión ante el ISSTEY, pero fue mentira. Todavía así, la Secretaria General de Gobierno, Martha Gongora les dijo que recibirían como compensación un millón de pesos cada uno, cosa que tampoco recibieron.

XVI.- En el 2018, la candidatura a la alcaldía de Mérida, Rolando se la dio a su “Delfín”, Víctor Caballero, que realizó una campaña “fantasma”. Una campaña con incondicionales, mientras el priísmo se caía a pedazos. Perdió por más de 80 mil votos, una derrota histórica y vergonzosa. El PRI perdió lo más valioso: el poder; perdió la Gubernatura, la Alcaldía de Mérida, perdió la mayoría en el Congreso (hoy la tiene gracias a la coyuntura que los une a los diputados de PANAL, PVEM y PRD).

XVII.- Tras la revelación de Mauricio Vila que nos enteró a todos los yucatecos del faltante de más de 2 mil 500 millones de pesos, y que el ISSTEY está quebrado, la reputación de Rolando Zapata como Gobernador quedó en el basurero de la historia presente y futura. Nadie ha salido a defenderlo, absolutamente nadie. Su vocería ha soltado información parcial que no ayudó en mucho y que complica aún más la situación. La inmensa mayoría de priístas identifican a un grupo de cercanos funcionarios y colaboradores de Rolando como los culpables directos de la gran desgracia política que sufre el PRI como partido y la militancia como víctima.

XVIII.- Los priístas que han sido corridos, despedidos de la administración estatal por órdenes de Mauricio Vila, quedaron desprotegidos y en el desamparo. Sin dinero para llevar a sus hogares, con la humillación y con las esperanzas fallecidas. Afirman que Rolando vendió la elección. Que los entregó y lo miran con recelo. Festejaron que su llegada a la Secretaría General del CEN del PRI se cayera. Le han perdido todo el respeto.

XIX.- Rolando nunca imaginó que sus 6 años de “grandeza” y de poder, se acabaran en un tiempo récord. El Gobernador número 1 quedó sepultado entre los rencores de quienes en su momento le aplaudieron a rabiar. ¿Ingratitud?, ¿deslealtades?, hay dos visiones según el ángulo con el que se mire al vaso. Estoy seguro que Rolando nunca se preparó para este escenario. Mauricio Vila es el nuevo Gobernador y no conozco a ningún Gobernador que sujete su prestigio a un Gobernador pasado. Yo no lo conozco. “Muerto el Rey, viva el Rey”.

XX.- Lo inimaginable está por venir. La estrecha relación entre López Obrador y Mauricio Vila está matando cualquier esperanza de salir ileso. La no justificación de los 2 mil 500 millones de pesos, son el argumento para acabar con el sistema que fue derrotado el pasado 1 de julio. Es la promesa de AMLO y es el juramento de Vila. Lo que viene es la soledad, la soledad para Rolando. El hombre que tocó las puertas del cielo y hoy vive amenazado por el fuego del infierno.

La neta del planeta.- Tremenda pesadilla. En el 2012 sentenciaron a Ivonne Ortega y la calificaron como la más corrupta del siglo, sin que hubiera prueba alguna o acusación pública del Gobernador entrante. En cambio a Rolando, su sucesor ya le puso el sello de corrupto y lo exhibe públicamente. Solo un milagro lo puede salvar. Terrible…