Inicio Análisis político Alejandro López Munguía Las incongruencias de Claudia Ruiz y de algunos candidatos a sucedela

Las incongruencias de Claudia Ruiz y de algunos candidatos a sucedela

595
0

La incongruencia del CEN del PRI y las de algunos candidatos a Líder Nacional.

I.- Finalmente se aprobó el método de Consulta a la Base para elegir a la nueva dirigencia nacional del PRI, luego de que la cúpula intentara cambiarlo por una designación mediante el voto de los consejeros en sesión de Consejo Político.

II.- Ahora se viene la hora de la verdad. Para la dirigencia nacional actual presidida por Claudia Ruiz Massieu no corre prisa, de hecho, no hay fecha definida para celebrar la elección. Inverosímil, porque ya debiera existir fecha para ello. Para el CEN, llámese Claudia Ruiz, lo que procede es “patear la lata”, es decir “hacerse guajes”, mientras más tiempo pasen pegados a la nómina oficial es mejor.

III.- Por lo que respecta a quién va a hacerse cargo directamente de la organización de la elección, hay que decir que existe una Comisión Interna del PRI que debe ser renovada. Porque lo importante es que garantice imparcialidad, objetividad, legalidad, transparencia y rendición de cuentas. Eso es lo que todos piden cuando de competir se trata.

IV.- Es por ello que se esperaba que cambiara la integración de dicha Comisión Interna Electoral. Porque es fundamental que los priístas de base no sean sorprendidos el día de la elección. Lo ideal es que todos los integrantes de la referida sean relevados y se integre con nuevos cuadros.

V.- En un principio se pensó en dejar en manos del INE la organización de la elección interna, sin embargo, el costo de 230 millones de pesos que se requería para su participación fue el pretexto para intentar cambiar el método. El CEN no tiene para contratar al INE pero sí para pedir un préstamo para construir la biblioteca del partido valuada en 280 millones de pesos. ¿Qué es más importante?.

VI.- Por otro lado, el tema de los candidatos es realmente de llamar la atención. El caso del Gobernador de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas, mejor conocido como “Alito”, resalta en el escenario nacional. Y es que hoy se presenta como un aliado de la base militante, cuando en realidad su ascendencia y trayectoria ha sido cupular.

VII.- Moreno Cárdenas alcanzó la Gubernatura de Campeche gracias al impulso y padrinazgo de Enrique Peña Nieto, que le vio con buenos ojos y lo abanderó. En la actualidad no presume ese padrinazgo, sino que se presenta como aliado de la base, es decir de los ciudadanos que militan en el PRI y que en su mayoría repudian a Peña Nieto, que impuso a José A. Meade como candidato presidencial externo. La historia registra que fue en Campeche, en el mes de agosto del año 2017, en plena sesión del Consejo Político, donde se consumó la imposición de Pepe Meade y fue gracias al Gobernador que se quitaron los candados del PRI para dar paso a su candidatura.

VIII.- Abiertamente Alejandro Moreno apoyó la propuesta de Peña Nieto, que en voz de Enrique Ochoa Reza, entonces Presidente del CEN del PRI, propuso se cambiaran los estatutos que establecían una militancia probada de mínimo 10 años para postular a un militante priísta como candidato a la Presidencia de México. Gracias a esa operación, Pepe Meade logró la candidatura. Sin duda esa decisión de la cúpula, condenó al PRI a perder la Presidencia de México y propició que el tricolor se ubicara como la 3a. fuerza política nacional. A raíz de esa histórica maniobra política, al mandatario campechano se le conoció como “el cerrajero”, porque pudo quitar los candados para Pepe Meade, el que fue arrasado por AMLO. Ayer “Alito” Moreno apoyó con firmeza a la cúpula que hizo candidato a Meade, ahora la “condena”, ¿qué pasa allí?.

IX.- En esa histórica sesión, fue rechazada la propuesta de Ivonne Ortega, ex Secretaria General del CEN del PRI y ex Gobernadora de Yucatán, de que se eligiera al candidato presidencial mediante el método de consulta a la base. Los que jugaron con la cúpula se negaron y se impusieron. Entre los que se opusieron también con firmeza, estuvo Ulises Ruiz, ex Gobernador de Oaxaca, quien de plano dijo la militancia estaba “hasta la madre de tanta imposición”. José Narro, actual aspirante a la Presidencia del CEN también, mantuvo siempre un silencio cómplice. Su voluntad siempre estuvo sometida a las órdenes de la cúpula, por ese motivo es que en la actualidad, no emociona a las bases. Narro es candidato de la cúpula y le debe todo a Peña Nieto.

X.- El dirigencia de Claudia Ruiz Massieu no garantiza pulcritud, menos imparcialidad. Si por ellos fuera, el PRI debería quedarse así hasta el 2021, sin hacer nada y sin pretender el cambio interno. Debe el tricolor acelerar su renovación. En Agosto próximo termina el periodo estatutario de la actual dirigencia nacional y no se les ve que quieran irse.

La neta del planeta.- El Gobernador de Campeche debería quedarse a cumplir su compromiso con los campechanos hasta el final de su mandato, su propósito debería ser el consolidar al PRI como alternativa viable en esa entidad y entregar el poder ejecutivo a un priísta. No se debería pedir el voto de los campechanos para usar la gubernatura como trampolín político. Esa encomienda le dio el partido y el entonces Presidente Peña Nieto. Ahora bien si lo que desea es abandonar el compromiso que contrajo con los campechanos, entonces debe pedir licencia al Congreso y separarse del cargo, para evitar que se sospeche que usa el dinero público del erario campechano para impulsar sus aspiraciones. La gente no quiere más de lo mismo, y como dijera José Narro en el encuentro que sostuvo con Moreno Cárdenas recientemente en el noticiero de Carlos Loret de Mola “es hora de acabar con la simulación”.