Inicio Noticias Internacional Las reparaciones, lo que más quieren y menos reciben las sobrevivientes de...

Las reparaciones, lo que más quieren y menos reciben las sobrevivientes de la violencia sexual en los conflictos

46
0

Hace diez años, el Consejo de Seguridad  estableció un mandato para prevenir y abordar el flagelo de la violencia sexual relacionada con el conflicto. En un evento conmemorativo el miércoles, la vicesecretaria de la ONU describió ese compromiso como esencial para "resaltar, prevenir y buscar justicia por este crimen".

 

El mandato de 2009 había "enviado un mensaje claro de que la violencia sexual en tiempos de conflicto no es el daño colateral inevitable de la guerra, sino una horrible violación de los derechos humanos y el derecho internacional", explicó Amina Mohammed.

 

Mohammed dijo que la comunidad internacional se había visto galvanizada por la decisión de intensificar la promoción y la acción para terminar con la violación en tiempos de guerra y la estigmatización social de los sobrevivientes, como amenazas a la seguridad y la paz.

 

"En la última década, las Naciones Unidas han respondido a las demandas de las víctimas y los sobrevivientes creando un marco normativo global y un conjunto de arreglos institucionales", dijo Mohammed, explicando las resoluciones del Consejo, los mecanismos de investigación y el establecimiento de una Oficina dedicada a este asunto.

 

Sobrevivientes primero

 

La responsables de esa Oficina es actualmente Pramila Patten, representante especial del Secretario General de la ONU sobre Violencia Sexual en Conflictos, quien lanzó oficialmente un nuevo Fondo Mundial para Sobrevivientes este miércoles.

 

Después de visitas a diversos países devastados por la guerra, Patten relató que los sobrevivientes habían exigido constantemente "por encima de todo" que los perpetradores fueran llevados ante la justicia; y que se les brinde asistencia material para reconstruir sus vidas y sus medios de subsistencia.

 

"Las reparaciones son lo que más quieren los sobrevivientes, pero lo que menos reciben. El comienzo de una nueva década para este mandato es el momento de cumplir con estas demandas y poner a los sobrevivientes primero", dijo explicando que el fondo proporcionará reparaciones a los sobrevivientes de conflictos en todo el mundo.

 

Agregó que una respuesta centrada en las víctimas y basada en los derechos "significa dar voz y elección a los sobrevivientes, restaurar su agencia, desarrollar su resiliencia y consagrar su experiencia en el registro histórico", en resumen, reanudar "el milagro silencioso de una vida normal, que muchos de nosotros damos por sentado”.

 

Patten alentó a los presentes a "aprovechar el momento para preparar el escenario para una nueva década de acción decisiva para eliminar la violencia sexual de los titulares diarios y relegarla, de una vez por todas, a los anales de la historia".

 

El personal de mantenimiento de la paz necesita capacitación

 

Mientras tanto, en representación del coanfitrión del evento, Sudáfrica, la doctora  Naledi Pandor, ministra de Relaciones Internacionales y Cooperación, habló elocuentemente sobre la necesidad de un enfoque multidisciplinario y multisectorial para proteger a los más vulnerables, tanto en tiempos de conflicto como de paz.

 

Citando a su propio país, señaló que "el conflicto y la violencia del apartheid aumentaron la violencia de una masculinidad tóxica", por lo que se necesita fortalecer los mecanismos de aplicación de la ley; promover la cohesión social; proteger y reafirmar los derechos de las víctimas y sobrevivientes; y brindar apoyo a los afectados por la violencia.

 

También abogó por más investigación para "tener una comprensión más profunda" de los factores que conducen a la violencia y  poner fin al flagelo de la violencia contra las mujeres, y añadió: "No creo que todavía estemos haciendo lo suficiente".

 

Al señalar la importante participación de Sudáfrica en las operaciones de mantenimiento de la paz, Pandor dijo que "ha sido muy preocupante que (…) algunas de nuestras fuerzas armadas hayan estado involucradas en violencia sexual y de género".

 

Tras calificarlo como "una vergüenza para su país", enfatizó que si se despliegan uniformados en cualquier parte del mundo  “estos deben ser entrenados para comprender que están allí para proteger".

 

Al contar el testimonio de una mujer uniformada que "había sido secuestrada por hombres en Darfur y enfrentaba la amenaza de violación", la ministra sudafricana llamó la atención sobre la violencia de género que también enfrentan las fuerzas de paz, los soldados y la policía en situaciones de conflicto.

 

Los premios Nobel pesan

 

Los galardonados con el Premio Nobel de la Paz, Nadia Murad y el doctor Denis Mukwege también hablaron en apoyo del Fondo Mundial.

 

"Nuestras ideas significativas deberían estar recogidas", dijo la embajadora de buena voluntad de la ONU Murad, una mujer yazidi que fue violada por extremistas del ISIS en Iraq, grupo que esclavizó a miles en ese país. "Los sobrevivientes deben ser parte de la solución".

 

Al señalar que el fondo no es un sustituto de la justicia, y que "los delincuentes tienen que pagar por su acto", el ginecólogo congolés Mukwege, un defensor vocal contra la violencia de género dijo que "el Fondo Mundial de Sobrevivientes establece una forma directa para que estos tengan acceso a reparaciones "y" cambiará a individuos, familias y comunidades en todo el mundo ".

 

 

 

Boletín de prensa