Inicio Sin categoría Le gritaron, la maltrataron y la corrieron de la Casa del Pueblo,...

Le gritaron, la maltrataron y la corrieron de la Casa del Pueblo, sede del PRI Yucatán.

2225
0

Le gritaron, la maltrataron y la corrieron de la Casa del Pueblo sede del PRI Yucatán.

El día de hoy por la mañana, la precandidata a la diputación por el distrito 01 estatal, Wendy Ramírez acudió a la sede oficial del CDE del PRI, la Casa del Pueblo para atender un asunto relacionado con su aspiración. La atendió el funcionario del partido, Eduardo Rodrigo Alam Bentata, quien al parecer es el Secretario de Acción Electoral del CDE, y que ante los planteamientos que le hizo ella, enfureció, y fuera de sus casillas le gritó, la maltrató y finalmente la corrió de la sede del partido. Con su actuación, este funcionario priísta da la impresión de rayar en la violencia política de género contra una militante activa del PRI.

Este es el testimonio íntegro de Wendy, compartido en sus redes sociales:

En mi calidad de precandidata a diputada del PRI del Distrito 1 con cabecera en Mérida, acudo al Comité Directivo Estatal desde primera hora del día de hoy como está estipulado el acuerdo que se publicó ayer en la noche en los estrados de la página del partido.

Llegué acompañada de mis amigos cercanos para que la estancia correspondiente me comente qué documento me hacía falta, esperé más de 2 horas hasta que se dignaron atenderme junto con dos aspirantes más de otros distritos. Nos salen que me hacía falta documentos que ellos me debieron dar y se empezaron a echar la bolita entre las secretarias se hizo un dimes y diretes y ahí estuvieron confrontándome, luego el encargado de la oficina de elecciones hizo señas sr. Alam Bentata para que entremos (el subsecretario de organización y yo) lo único que quería es que me expliquen cómo se subsana esas constancias porque ya no está en mi, este señor Bentata empezó a gritarme, muy groseramente donde habló y dijo cosas horribles de la dirigencia nacional, así como también hizo referencia que el nacional venden al partido, esto en clara alusión lavándose las manos de las irregularidades que están cometiendo (imagínense nada más eso,) diciéndome que todos hasta el local encabezado por Francisco Torres trabajan por separado. El caso es que nunca me dijo algo real de cómo podía subsanar el documento que por cierto a nadie se lo entregaron, pero lo curioso de todo es que saldrán candidatos; por lo pronto me dijeron por personal de elecciones que sólo 6 personas ya tienen todo y están completos sus documentos.
Todos los encargados se lavaron las manos y por último este señor Bentata me pide que salga de su oficina y se empieza a carcajearse detrás de mis espaldas.

Como militante del PRI tengo derechos y eso fue lo único que fui hacer, PEDIR MI DERECHO DE AUDIENCIA para q me digan que documentos me deben de expedir por el Revolucionario Institucional… No hay que echarle la culpa al PRI sino de las personas que están al frente de este instituto.

Militantes y gente simpatizante como yo nos sentimos defraudados por tantos años de trabajo q no se toma en cuenta. 21 años de trabajo de mi parte, ahí se quedan en la historia del PRI, en esos muros, esos pasillos que algún día tuvo esplendor.

Hasta el momento, la dirigencia estatal, presidida por Francisco Torres Rivas, no se ha pronunciado para condenar lo que a todas luces es violencia política de género contra Wendy Ramírez, a quien al parecer desean perjudicar en sus aspiraciones por ser la candidata a diputada por el distrito 01 estatal por el tricolor. Se sabe que Torres Rivas aspira a esa candidatura, y se abre la sospecha de que Alam Bentata solo obedece a la estrategia de proteger ese proyecto.

Así están las cosas en el PRI de Yucatán, un partido que está hundido en la porquería política.