Inicio Noticias Internacional Leve repunte del crecimiento global, aunque los riesgos y las vulnerabilidades podrían...

Leve repunte del crecimiento global, aunque los riesgos y las vulnerabilidades podrían entorpecer la recuperación: OCDE

125
0
COMPARTIR
feriadeciencia

Según la OCDE, se espera que el crecimiento económico global repunte levemente el próximo año, a cerca de 3.6%, en comparación con el 3.3% proyectado en 2017. Sin embargo, las perspectivas se ven amenazadas por el riesgo de un mayor proteccionismo, vulnerabilidades financieras y una posible volatilidad del mercado financiero causada por divergencias en las tasas de interés y falta de conexión entre las valoraciones de los mercados y la actividad real.

La mejora proyectada refleja en gran medida iniciativas fiscales y estructurales combinadas, continuas y esperadas, emprendidas en las grandes economías —sobre todo, China, Canadá y Estados Unidos—, junto con una postura ligeramente más expansionista por parte de la zona euro, la cual podría ser más ambiciosa. Estas políticas se necesitan como catalizadores de la demanda privada con miras a impulsar la actividad global y reducir la desigualdad.

La economía global reflejada en el Panorama Económico Intermedio (Interim Economic Outlook) sigue afectada por el crecimiento del PIB por debajo de la media y por la alta desigualdad, los cuales exigen respuestas de política que fomenten el crecimiento incluyente en el contexto de una mayor integración económica.

Respecto al informe, el Secretario General de la OCDE, Angel Gurría, comentó: “El crecimiento es aún demasiado débil y sus beneficios demasiado limitados para brindar una diferencia real a quienes han sido seriamente afectados por la crisis y se están quedando rezagados. Ahora, más que nunca, es necesario que los gobiernos actúen para restablecer la confianza de las personas y a la vez se resistan a volverse hacia su interior o a dar marcha atrás en muchos de los adelantos logrados mediante una mayor cooperación internacional”.

En el Panorama Económico Intermedio de la OCDE se examinan algunos de los múltiples riesgos que podrían frustrar el proyectado y leve repunte del crecimiento global.

El más destacado es el riesgo de una abrupta reacción proteccionista que desencadenaría un ciclo pernicioso de represalias. Además, el rápido aumento del crédito del sector privado y el nivel relativamente alto de endeudamiento constituyen un riesgo clave en varios mercados emergentes, en particular en China, y la valoración de la vivienda es tema de preocupación en algunas economías avanzadas.

La fuerza de las valoraciones del mercado financiero parece desconectada con las perspectivas de la economía real, en  la que el aumento del consumo y la inversión se mantiene moderado, y se corre el riesgo de que surjan tensiones del mercado financiero global a medida que las tasas de interés se ajusten y varíen en las principales economías. Es necesario resolver el costo social de la crisis y el incremento de la desigualdad, de modo que el crecimiento resulte más incluyente y se reduzcan las presiones de recurrir al proteccionismo y otras respuestas populistas.

La Economista en Jefe de la OCDE, Catherine L. Mann, manifestó: “El repunte del crecimiento en países que emprenden iniciativas fiscales es bienvenido en términos generales, pero no podemos ignorar el peligro de que la recuperación se desvíe por errores de política o riesgos y vulnerabilidades financieros. Es necesario implantar acciones de política coherentes y comprometidas para aumentar las tasas de crecimiento y a la vez mejorar la inclusión”.

En Estados Unidos se espera que la demanda interna se fortalezca, apoyada por aumentos del patrimonio familiar y un repunte paulatino de la producción petrolera. Se proyecta que el crecimiento del PIB se elevará 2.4% este año y 2.8% en 2018, sostenido por una anticipada expansión fiscal, pese al alza en las tasas de interés a largo plazo y al fortalecimiento del dólar estadounidense.

Se prevé que el ritmo moderado de crecimiento continuará en la zona euro, pero en algunos países se está frenando por las persistentemente altas tasas de desempleo y subempleo —particularmente entre los jóvenes—, así como por la debilidad del sector bancario. Se espera que el PIB de la zona en su conjunto aumentará a una tasa anual de 1.6% tanto en 2017 como en 2018.

En Japón, la flexibilización fiscal y la mejora de la participación de la mujer en la fuerza laboral ayudarán a que el crecimiento del PIB repunte este año a 1.2%, en comparación con el 1% de 2016. Las perspectivas dependerán de la medida en la cual se reduzca la dualidad del mercado laboral y el crecimiento de los salarios repunte.

Se proyecta que el crecimiento de China se deslizará a 6.5% este año y a 6.3% en 2018, a medida que la economía haga una necesaria transición de la dependencia de la demanda externa y la industria pesada, al consumo y los servicios internos.

En Brasil y en Rusia, el alza en los precios de las materias primas y la reducción de la inflación sustentan la recuperación de sus respectivas y profundas recesiones.

Según la OCDE, es necesario que los gobiernos gestionen los riesgos, mejoren la resiliencia económica y refuercen el entorno para impulsar el crecimiento mediante la mejora de la productividad y la inclusión. Centrarse en políticas que incorporen elementos estructurales en las iniciativas fiscales reduciría el lastre para la política monetaria de las economías avanzadas y ayudaría a estimular el comercio, la inversión, la productividad y los salarios.

El Panorama Económico Intermedio está disponible aquí. Para mayor información, visite: www.oecd.org/economy/economic-outlook  

Los Indicadores Líderes Compuestos (CLIs) más recientes, desarrollados para anticipar los puntos de cambio de la actividad económica también fueron presentados hoy y se pueden encontrar aquí.

Las consultas de los medios de comunicación serán atendidas por la Oficina de Medios de la OCDE (+33 1 4524 9700, news.contact@oecd.org).

Al trabajar con más de cien países, la OCDE es un foro de políticas mundiales que promueve políticas para mejorar el bienestar económico y social de la gente en todo el mundo.