Inicio Noticias Internacional Llaman a enfrentar cambio climático

Llaman a enfrentar cambio climático

344
0

Va más allá de reemplazar combustibles fósiles o plantar más árboles

Londres, 2 Ene (Notimex).- El calentamiento del mundo significa que el estrés climático impregna cada parte de la sociedad, por lo que un sistema financiero que ha sustentado el crecimiento de una economía global que depende en gran medida de los combustibles fósiles, debe reorientarse para enfrentar lo que se convierte rápidamente en una crisis.

La campaña para detener o retirar las inversiones multimillonarias de las industrias asociadas con el uso de combustibles fósiles cobra impulso y los bancos centrales, responsables de regular los sistemas financieros de los países, comienzan a tomar medidas.

Al frente del movimiento está el Banco de Inglaterra (BOE), uno de los más antiguos del mundo y que en diciembre se convirtió en el primer banco central en anunciar una prueba de estrés bancario sobre el cambio climático.

Según el marco de pruebas de estrés del BOE, los bancos y las compañías de seguros deberán revisar sus libros para evaluar su exposición a los impactos del cambio climático.

Si, por ejemplo, un banco británico ha prestado dinero a una empresa que construye una central eléctrica a carbón, el BOE requerirá que la institución bancaria posea una cantidad sustancial de capital adicional para cubrir los riesgos de abandono del proyecto, debido a nuevas regulaciones u otros factores relacionados con el cambio climático.

De la misma manera, si un grupo de seguros ha otorgado cobertura a casas en una llanura de inundación, o a propiedades costeras que podrían estar sujetas a aumentos en el nivel del mar, o si un banco ha otorgado hipotecas sobre tales propiedades, el BOE requerirá capital adicional a realizarse para cubrir los riesgos financieros involucrados.

Otras instituciones financieras están examinando formas en que sus actividades pueden protegerse de los impactos más graves de un mundo en calentamiento. Varios grupos de seguros han anunciado planes para retirar la cobertura de los proyectos de combustibles fósiles.

Los bancos centrales están siguiendo el ejemplo del BOE: un organismo denominado Red de Bancos Centrales y Supervisores para el Enverdecimiento del Sistema Financiero tiene más de 40 miembros, todos involucrados en el monitoreo de los riesgos que el cambio climático representa para el sector financiero.

La acción del BOE tiene dos objetivos. Una, garantizar que el sistema financiero pueda soportar los considerables costos financieros que plantea el cambio climático, y el otro, alentar a las instituciones financieras a invertir sus fondos en proyectos más sostenibles y amigables con el medio ambiente.

Mark Carney, el gobernador saliente del BOE que pronto asumirá un puesto como enviado especial de la ONU para la acción climática y las finanzas, describe la prueba de estrés como la primera evaluación exhaustiva para determinar si el sistema financiero está en camino de ayudar a una transición hacia un futuro sostenible.

“Una pregunta para cada empresa, cada institución financiera, cada administrador de activos, fondo de pensiones o asegurador es cuál es su plan (sobre el cambio climático)”, dijo Carney.

Indicó que a menos que el sector financiero y las grandes empresas despierten a la escala de la crisis climática, muchos de los activos que ahora poseen en combustibles fósiles y otras empresas dejarán de tener valor.

Algunas instituciones financieras están tomando medidas, dice el gobernador del BOE, desinvirtiendo inversiones en combustibles fósiles y participando en proyectos más sostenibles, pero el progreso aún es muy lento.