Inicio Noticias Belleza Mitos del entrenamiento

Mitos del entrenamiento

1183
0

Seguramente hemos escuchado muchos mitos acerca del ejercicio, incluso tenemos información que compartimos sin saber que son mitos. En estos tiempos la información del entrenamiento y alimentación se ha ido viralizando, lo que es bueno porque así estamos orientados para conseguir correctamente nuestros objetivos.

Por eso te comparto los mitos más comunes que he escuchado y lo que es en realidad en el entrenamiento.

1- Cargar mucho peso te dejara complexión robusta y masculina.

En el caso de las mujeres, es común pensar esto y más si no se tiene un conocimiento amplio en el tema de entrenamiento. Tengamos en cuenta que el organismo de las mujeres y el de los hombres es completamente diferente. El peso en musculación se va aumentando conforme el músculo vaya tomando fuerza y tonificación. Por más que una mujer aumente masa muscular jamás será igual a la masa muscular de un hombre.

Debemos tomar en cuenta que el levantamiento de peso también ayuda a reducir grasa y quemar incluso más calorías, pues lo que importa en la quema de grasa es la frecuencia cardiaca que tu cuerpo mantenga para realizar este proceso, siendo así que la misma frecuencia cardiaca tiene que estar elevada de 80 pulsaciones durante mínimo 30 minutos y con 30 segundos como máximo de descanso, para realizar una debida quema de grasa, en ese tiempo se pueden realizar muchos ejercicios, tanto intervalos como series con mancuernas, pesas o máquinas, lo importante es mantener una frecuencia cardiaca elevada durante la sesión de entrenamiento.

Así que no tengas miedo de subirle de peso a tus mancuernas o a las máquinas de musculación, esto solo significa que tu cuerpo va evolucionando de manera positiva y conforme a un sistema de repeticiones y alimentación dependiendo tus objetivos, estos se irán notando sin lugar a dudas.

2- Hacer ejercicios localizados para la quema de grasa. 

Todos tenemos ciertos lugares de nuestro cuerpo en donde más almacenamos grasa, por lo tanto cuando queremos reducir de grasa corporal, estos lugares son los primeros en los que pensamos en eliminar y eso nos hace pensar que trabajando únicamente en esa zona nuestro cuerpo adelgazara inmediatamente. Error. Nuestro cuerpo no reacciona de esa manera cuando perdemos grasa o peso, este se reduce en todo el cuerpo, inclusive, en la zona de más grasa acumulada es la zona donde nos costará aún más trabajo eliminarla por el simple hecho de ser el lugar de mayor almacenamiento en el cuerpo.

Por eso debemos ser pacientes y constantes, incluso cuando hacemos trabajo de brazo o de pierna, trabajamos otros músculos para realizar la función, lo único que sucede es que se concentra más el trabajo en el músculo principal en el que nos enfocamos.

3- Consumir proteína antes de entrenar y en las mañanas.

Falso. El cuerpo tiene una etapa de ventana de anabolismo, esta se llama así porque después de que el cuerpo termina su sesión de entrenamiento en un tiempo aproximado de 20 minutos, abre la ya mencionado ventana y empieza a absorber al doble todo lo que reciba de alimentos, por eso es más recomendable tomar proteína e incluso macronutrientes después de entrenar.

4- Los anabólicos son malos para el cuerpo. 

Mejor conocidos vulgarmente como “chochos”.

Así como existe un tipo de entrenamiento y alimentación para cada cuerpo y objetivo de una persona, lo mismo pasa con los anabólicos. Éstos sirven para dar ese impulso al cuerpo de seguir con el objetivo de cada persona, cuando se llega un momento de estancamiento en el cuerpo donde ya no sigue progresando, aún y manteniendo una alimentación buena y ejercicio constante. Los anabólicos sirven como ayuda para acelerar la evolución del cuerpo, aunque se ha hecho mala fama de ellos e incluso se hace mal uso de ellos en varios casos.

Lo más adecuado es consultar con un entrenador profesional y experto en estos casos, para que el o ella puedan darte la mejor guía de uso. Quitemos de nuestra perspectiva que los anabólicos son malos, créeme si fuera así ¡Chris Evans no se vería tan bien como se ve!

5- Si sudamos mucho, quemamos más calorías. 

Esto es un error que solemos pensar incluso hasta inconscientemente, pero la realidad es que cada organismo es diferente, el sudor es únicamente un regulador de temperatura. Lo cierto es que se eliminan toxinas del cuerpo al sudar pero no se basa específicamente en lo que se suda de quema de grasa. Recuerda que depende mucho del entrenamiento que se realice y la intensidad, así como la frecuencia cardiaca del cuerpo para que estos quemen calorías.

Ahora sí, podemos romper con estos rumores que se generan y escuchan constantemente, no te olvides de siempre estar asesorado por profesionales en el deporte y entrenamiento, recuerda también, siempre ser constante y disciplinado, sí te mantienes en el camino hacia tu meta, los buenos resultados estarán más que asegurados.