Inicio Análisis político Alejandro López Munguía Morena Yucatán se queda con menos “morenistas”, pero con muchos chapulines

Morena Yucatán se queda con menos “morenistas”, pero con muchos chapulines

1736
0

 

Morena Yucatán se queda sin “morenistas”, pero con muchos chapulines.

 

 

Tras la partida de Ismael Peraza Valdez, alias “Echaniz”, a Fuerza por México, en respuesta a la imposición de Verónica Camino Farjat, como candidata a la presidencia municipal de Mérida, Morena en Yucatán enfrenta una grave crisis política a unos cuantos días de que inicie la campaña electoral.

 

Morena se ha quedado sin suficientes “morenistas” y se ha cundido de priístas, de panistas y hasta de perredistas que han llegado al partido – movimiento a ocupar las candidaturas más importantes en juego.

 

A Morena le llegó la hora de enfrentar una situación nunca antes vista, pues al partido – movimiento la gente llegaba para sumarse, no para retirarse.

 

Hasta antes del desprendimiento de miles de morenistas en todo el estado, Morena contaba con una intención al voto de entre 16% y 22% de intención al voto. Ahora su rango ha bajado a 13% y 18% de intención al voto en todo el estado.

 

El  partido – movimiento vive una situación inédita en su corta vida política. Su dirigencia estatal no supo contener la embestida del comité nacional que implementó una estrategia basada en postular a candidatos provenientes de otras fuerzas políticas especialmente del PRI y del PAN.

 

Morena era un partido fuerte con una bandera bien definida, ahora ¿qué podría enarbolar cuando su principal fortaleza que era la congruencia se fue al caño?.

 

En Morena se perdió la congruencia, se perdió la cordura y se perdió la identidad. Se quedaron sin suficientes “morenistas” y se convirtieron en un híbrido, mitad neoliberales mitad “morenistas”. El choque de conflictos no tarda en aparecer, porque no son compatibles en nada, a menos que los “morenistas” se contaminen y se transformen, o sea, se corrompan, cosa que veo súper hiper mega difícil.