Inicio Noticias Nacionales Necesaria mayor inversión privada y estatal para ciencia y tecnología

Necesaria mayor inversión privada y estatal para ciencia y tecnología

20
COMPARTIR

México requiere mayor inversión de los sectores privado y estatal, a fin de alcanzar el 1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) para ciencia y tecnología, aseveró ante diputados el coordinador general del Foro Consultivo, Científico y Tecnológico, José Franco López.

En reunión de la Comisión de Ciencia y Tecnología, Franco López demandó mayor participación por parte de la inversión privada; el 70 por ciento de los recursos proviene del sector federal y el resto del ámbito privado, “lo que golpea y rezaga el crecimiento del rubro”.

Lo contrario, detalló, sucede en países como Corea y Estados Unidos donde entre 70 y 80 por ciento de inversiones en ciencia y tecnología son de particulares.

Resaltó que para 2018, el gasto neto total propuesto en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) se incrementará 2.2 por ciento respecto al 2017; sin embargo, el gasto en el Programa de Ciencia, Tecnología e Innovación tendrá sólo un aumento de 0.3 por ciento, al asignarle 90 mil 826.2 millones de pesos.

“Si a esto le quitamos la inflación, implicará un retroceso de 4.7 por ciento en lo que respecta al sector de ciencia y tecnología, lo que nos aleja del compromiso del gobierno Federal de llegar al 1 por ciento del PIB para este sector”, continuó.

El presidente de la Comisión, diputado Carlos Gutiérrez García (NA), aseguró que los legisladores construirán una propuesta de opinión del PEF 2018 que incluya los intereses primordiales del área de Ciencia y Tecnología.

Incluso, señaló, “podríamos reunirnos con funcionarios del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), a fin de tener un intercambio de opiniones y no crear expectativas que no estén acordes a la opinión que podamos incluir en la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública”.

La diputada perredista Tania Victoria Arguijo Herrera enfatizó que el Paquete Económico para 2016 debe destinar recursos a la investigación de fenómenos naturales, para garantizar la salvaguarda de los ciudadanos e insistió en la necesidad de que las dependencias detallen cómo ejercen el dinero público.

En representación de Morena, la diputada Patricia Elena Aceves Pastrana, calificó de inadmisible que el presupuesto al Conacyt disminuya en un 4.7 por ciento; mientras que al Instituto Nacional Electoral (INE) se le aumentan 10 mil millones de pesos. “No puede ser que no le demos importancia a un programa estratégico”.

La priista Lucely Alpizar Carrillo apuntó necesario evaluar si lo invertido en ciencia sirve realmente a la ciudadanía. Asimismo, dijo, es urgente otorgar becas, por ser la esperanza para concretar los avances en ciencia y tecnología.

El legislador del PAN, Leonel Gerardo Cordero Lerma, destacó lo lejos que se está de alcanzar la meta de destinar el 1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) para ciencia y tecnología.

La diputada del PRI, María Esther Guadalupe Camargo Félix, propuso examinar las experiencias de otras naciones, donde no sólo el gobierno federal la apoya, sino las empresas e industrias; además, pidió elaborar indicadores de resultados para garantizar la eficiencia de los recursos.
Su correligionario, el diputado Salomón Fernando Rosales Reyes, invitó a las instituciones de ciencia y tecnología a elaborar un proyecto presupuestal que esté justificado.

En tanto, la diputada de Movimiento Ciudadano, Mirza Flores Gómez, indicó que la comisión debe establecer hasta dónde se tendrá margen de maniobra para emitir una opinión presupuestal; “es muy lamentable que se pidan sugerencias de académicos e investigadores y al final no les importan nuestras propuestas como instancia legislativa”.

En su turno, José Franco López afirmó que el presupuesto para ciencia y tecnología no puede ni debe disminuir porque así lo mandata la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, en su artículo 56.

De acuerdo a esta norma, precisó, los programas transversales no deben sufrir recortes de un año a otro; sin embargo, “esto no se da, por lo que sería uno de los primeros puntos que se deben señalar en la opinión a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública o, en el peor de los casos, se deben mantener los recursos igual que en años anteriores”.

“Hemos ido teniendo una desaceleración en la inversión de ciencia y tecnología a lo largo de los últimos tres años, siendo 2017 el año que presentó el retroceso más fuerte, con una disminución de 11 por ciento en el presupuesto para ciencia y tecnología. En tanto, el Ramo 38, de Conacyt, tuvo un recorte de casi 24 por ciento”.

Para 2018, añadió, se estima que las becas de posgrado tendrán un pequeño incremento de 1.4 por ciento; sin embargo, esto no será suficiente para compensar el número de postulantes de posgrado: Sistema Nacional de Investigadores presenta 3.7 por ciento adicional, pero el siguiente año la cantidad de miembros será ligeramente mayor a los 27 mil, de tal forma que este recurso no compensará el aumento de investigadores, señaló Franco López.

Resaltó que el 1 por ciento del Producto Interno Bruto para ciencia y tecnología, fue una meta de la década de los años sesentas, pero en el momento actual, los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) invierten en promedio 2.4 por ciento, en tanto que naciones líderes otorgan hasta 4 por ciento, tal es el caso de Finlandia o Israel.

Resaltó que el 1 por ciento del Producto Interno Bruto para ciencia y tecnología, fue una meta de la década de los años sesentas, pero en el momento actual, los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) invierten en promedio 2.4 por ciento, en tanto que naciones líderes otorgan hasta 4 por ciento, tal es el caso de Finlandia o Israel.

Apuntó que la escasez de recursos para ciencia y tecnología en México se refleja, por ejemplo, en el hecho de que mientras el número de doctorantes que se titulan del Programa Nacional de Posgrado de Calidad (PNPC), de Conacyt, suma alrededor de 2 mil al año, en Estados Unidos llegan a 50 mil.

DEJA UNA RESPUESTA