Inicio Noticias Nacionales Necesario, incentivar el cooperativismo como fuente de progreso del país: diputado Mendoza...

Necesario, incentivar el cooperativismo como fuente de progreso del país: diputado Mendoza Acevedo

550
0

En el foro “Cooperativas, su impacto en la economía social”, diputados y especialistas se manifestaron por fortalecer el respectivo marco regulatorio, porque son opción para la inclusión financiera y alternativa hacia el crecimiento del país.

El presidente de la Comisión de Economía Social y Fomento del Cooperativismo, diputado Luis Alberto Mendoza Acevedo (PAN), expresó que es fundamental apoyar a las cooperativas sociales.

Mencionó que el foro ayudará a tener un enfoque distinto de la economía social para que las comunidades más marginadas y con menos oportunidades tengan acceso a los beneficios de las cooperativas, los cuales van desde una cuenta crediticia hasta una tienda de conveniencia, acceso a productos y precios bajos, e incluso, impulsar la cultura del ahorro y el cooperativismo.

“Estamos dispuestos a entablar un diálogo e incentivar en el país el modelo cooperativista como una verdadera fuente de progreso entre los mexicanos. Este tipo de eventos debe verse con el enfoque de mejorar, aprender y capacitarnos para perfeccionar la labor legislativa”, afirmó.

El secretario de la comisión, diputado Benjamín Robles Montoya (PT) hizo votos para que este foro sea punto de partida en la construcción de una nueva legislación en materia de cooperativismo, pues se desconoce el número de cooperativas en el país, pero este gobierno está decidido apoyarlas. Tan sólo hoy en las reglas de operación de muchos programas sociales trae como requisito integrarse en cooperativas, citó.

La diputada Frinné Azuara Yarzábal (PRI) se manifestó por fomentar la económica social a través de las cooperativas y robustecer la agenda legislativa y las políticas públicas en beneficio del desarrollo social de México.

María Teresa Marú Mejía, diputada del PT, subrayó que hablar de cooperativas “es un mundo que en México se tiene que ir descubriendo y representa una gama de experiencias que requiere atención para que a partir de ellas haya desarrollo”.

Por el PES, la diputada Carolina García Aguilar afirmó que el tema de inclusión financiera debe ser sinónimo de estabilidad económica. “Tenemos que consolidar a las cooperativas y crear una cultura económica y de ahorro desde la niñez”.

Lucio Ernesto Palacios Cordero, diputado de Morena, reconoció los esfuerzos que se emprenden para hacer de la economía social una alternativa para la sociedad y conseguir mejor distribución de los recursos.

El director general del Instituto Nacional de Economía Social (Inaes), Juan Manuel Martínez Louvier, sostuvo que el marco regulatorio de las cooperativas tiene que ser diferente al actual, pues la velocidad que se ha tenido para responder al sector social de la economía ha sido lenta.

Se pronunció por articular al sistema educativo con el sector social de la economía y el mercado. Añadió que es vital tener un acceso y formación más profunda de la enseñanza cooperativa, pues de poco “servirá que 8 millones 300 mil personas se conviertan en 15 o 20 si esas no son cooperativistas; esa es la misión”.

Precisó que el Inaes busca trascender de la idea de proyectos productivos a empresas de economía social. Por ello, añadió, la política pública y las reglas de operación de este sexenio tienen la lógica que las nuevas relaciones que se creen no duren más de cuatro años, lo que dará un espíritu conceptual de que la empresa sea autogestionaria y autosustentable.

Martínez Louvier afirmó que esta acción estaría dirigida a la propiedad social de la tierra, ya que son quienes tienen muy complicado el acceder a mecanismos de crédito. Además, se plantea elaborar un fondo de capitalización voluntario, el cual serviría como revolvencia del propio sector.

Martin Nissen, Consejero de Asuntos Agropecuarios de la embajada de Alemania en México, precisó que en su país más de 20 millones de personas están asociadas a una cooperativa, las cuales se han convenido en pilar fundamental para la economía social y otorga beneficios a sus miembros.

Un desafío que se puede afrontar con ellas, expuso, es el reto de la inclusión financiera, porque el acceso a servicios formales es un paso ineludible a fin de poseer crecimiento y estabilidad financiera, pero para muchos mexicanos, principalmente en las zonas rurales, es un grave problema.

En América Latina únicamente el 39 por ciento de los adultos declaró tener una cuenta en una institución financiera formal: en las economías de ingresos altos, la cifra se eleva a 89 por ciento. En términos absolutos, mil 185 millones de personas en América Latina permanecen sin acceso a los servicios financieros formales, y en México esa cifra es del 50 por ciento, aproximadamente.

Precisó que las instituciones alemanas están listas para continuar la cooperación con México, sobre todo cuando el nuevo gobierno y los legisladores tienen interés en desarrollar el cooperativismo como una herramienta para afrontar los desafíos sociales.

En la conferencia magistral “El rol de las cooperativas en el nuevo mundo del trabajo”, Álvaro Ramírez, de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) Costa Rica, puntualizó que estas sociedades dan empleo a más de cien millones de personas en el mundo y sustento de alrededor de 270 millones; es decir, el 10 por ciento de la población ocupada depende de éstas para su sustento.

En video-llamada, mencionó que estas sociedades están incursionando de forma muy activa en áreas como la industria, tecnología, agricultura, cultivos, energías renovables, recolección y manejo de desechos, así como en la pesca. Se han especializado en temas de migración, refugiados, grupos vulnerables al defender los derechos de personas indígenas.

Contribuyen en la generación de empleos e ingresos y como organizaciones sociales amplían la protección y seguridad de las personas para favorecer una mejor distribución de los ingresos y mayor justicia social. En el campo de la equidad de género, fortalecen actitudes de liderazgo a través de su participación en la gestión y gobernanza en este tipo de cooperativas. “En México, 54 por ciento son básicamente cooperativistas de mujeres, esto demuestra el papel tan activo que tiene la mujer en el sector financiero”.

Consideró importante que los gobiernos impulsen políticas públicas y marcos legales que propicien su desarrollo, ya que como actores económicos ayudan y contribuyen a la generación de empleos, y como organizaciones sociales amplían la protección y seguridad de las personas al favorecer la justicia social. También fortalecen a comunidades y naciones con un modelo político más democrático y participativo.

Estas sociedades tienen un rol esencial en la nueva agenda internacional del desarrollo sostenible, por ello, es imprescindible apoyar su creación y crecimiento, así como proteger los recursos de sus trabajadores y miembros. “Es relevante implementar programas de educación y formación que alienten a las poblaciones, sobre todo a los jóvenes a integrarse a las cooperativas”.

Puntualizó que si México está valorando diseñar políticas públicas para impulsarlas, “la OIT brinda su asesoría técnica basada en la experiencia internacional para encontrar herramientas útiles que sienten las bases para el diseño de estrategias”.

Steffen Müller, director del proyecto México, de la Confederación Alemana de Cooperativas (DGRV, por sus siglas en alemán), subrayó que ante los desafíos que se viven en México, es fundamental lograr un marco regulatorio apropiado para el desarrollo de las cooperativas.

Relató que en su país el fomento del empleo es a través de estas asociaciones, con más de un millón, y en muchas ocasiones las grandes empresas son apoyadas por las cooperativas. Por ello, externó su compromiso a seguir trabajando con México para que haya mayor rentabilidad de este tipo de organismos.

Las cooperativas, dijo, son alternativas dentro de la economía, pues en algunas naciones su participación en el sector financiero es del 20 por ciento y representan una opción para la inclusión bancaria. Pero advirtió que no pueden operar sin rentabilidad y equilibrio económico.

César Zepeda Prado, gerente de la Cooperativa de Ahorro y Préstamo, Caja Popular, Atemajac, puntualizó que a fin de que el sector cooperativo de ahorro y préstamo se consolide y crezca es necesario modificar el marco jurídico en materia de lavado. Es imprescindible actualizar la Ley General de Sociedades Cooperativas. “Hoy la normatividad está costando más de lo que aporta el beneficio de las cooperativas, por lo que tenemos que tener un equilibrio para crecer de mejor manera”-

Agregó que es necesario corregir el artículo 12 de la Ley General de Sociedades Mercantiles, a fin de eliminar dicho carácter que se le da a las cooperativas y adecuar la Ley de Concursos Mercantiles para tener mejores procesos de rescate de los ahorradores.

Es importante que el Banco de México considere a estas sociedades dentro del sistema de pagos, “que nos considere a la par de las demás instituciones del sistema financiero; la idea es que nos proporcione una mayor aceptación en el tema de los medios de pago y depender cada vez menos de los bancos”.

Boletín de prensa