Inicio Noticias Internacional NO AL ABORTO en “La ARGENTINA”

NO AL ABORTO en “La ARGENTINA”

190
0
Compartir

Por: Aaron Rito Betancourt

Grupos sociales adversos ideológicamente, miden fuerza y poder de convocatoria en Buenos Aires, Argentina, donde estás organizaciones sociales y Colectivos ciudadanos, que representan posiciones unos a favor y otros en contra del tema del aborto, se concentraron hace unas horas en los alrededores del Congreso federal de este país, haciendo gala de multitudinarias movilizaciones, en aras de ser escuchados.

Lo anterior en el marco de que el Senado de Argentina rechazó por mayoría en los primeros minutos de hoy jueves el proyecto de ley que intentaba hacer legal la práctica del aborto en este país, y al no ratificar dicha ley, “mandó a la congeladora” una iniciativa previamente consensuada y aprobada preliminarmente por los diputados de dicha nación, ocasionando el senado argentino la generación de controversias que en estos momentos está dividiendo a los argentinos.

Al respecto se lee en la prensa de este país, que la votación final de la denominada Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, fue de 38 sufragios en contra por 31 a favor, tras una discusión muy cerrada de más de 12 horas, que se dio mientras en las afueras del parlamento senatorial se daban multitudinarias manifestaciones a favor y en contra.

En la apertura de la sesión legislativa, ante el Pleno, el senador oficialista Mario Fiad, presidente de la comisión de Salud, expresó su negativa al proyecto y advirtió que “el derecho a la vida está por convertirse en el más débil de los derechos”.

A lo que le respondió en su turno, el presidente de la comisión de Justicia y Asuntos Penales, el senador de oposicion Pedro Guastavino, quien se manifestó a favor de la iniciativa para combatir la clandestinidad “que pone en riesgo la vida” de las mujeres que abortan.

Este proyecto de Ley, por años fue impulsado sin éxito por fuerzas de izquierda y grupos feministas, y comenzó a tratarse en el Congreso argentino este año luego de que el presidente de este país, Mauricio Macri, abriera el debate al dejar en libertad de acción a los parlamentarios del frente gobernante Cambiemos.

De hecho en redes social, particularmente en Facebook, Mauricio Macri, en su calidad de Presidente de Argentina expresó que: “La importancia de esta votación va mucho más allá del tema específico que intenta dirimir. Nos plantea como sociedad un escenario pacífico para promover y realizar cambios”.

Cabe hacer notar que la actual ley argentina sólo permite el aborto cuando el embarazo es fruto de una violación o peligra la vida de la madre.

Asimismo, la iniciativa en cuestión, muy discutida desde ayer y parte del día de hoy, y que fue aprobada por la Cámara de Diputados el 14 de junio pasado en una ajustada votación, en si, garantizaba el aborto dentro de las 14 semanas de gestación “con tan solo el requerimiento de la mujer”.

Y así si o está eh ampliaba que de ser más allá de la semana 14 de gestación, el aborto solo se garantizaría en caso de que el embarazo haya sido producto de una violación, o en caso que estuviera en riesgo la vida o salud de la mujer o si se diagnosticara la inviabilidad de vida extrauterina del feto.

También se sabe que el proyecto rechazado permitiría la objeción de conciencia de los profesionales de salud, pero no de las instituciones médicas que se nieguen a practicar abortos.

Es de resaltará que uno de los principales argumentos de quienes apoyan que el aborto era que este sería “seguro, legal y gratuito” en contra posición con la actual situación en la que en Argentina se producen supuestamente unos 500 mil abortos clandestinos al año, cifra que han objetado numerosos especialistas que comparecieron en la Cámara alta.

Este tema,como dijimos al inicio hizo que colectivos ciudadanos y grupos sociales que representan a ambas posiciones se concentraran hasta hace algunas horas, en los alrededores del Congreso, ahí en Buenos Aires, haciendo multitudinarias movilizaciones.

Se sabe que como países, en América Latina, sólo Cuba y Uruguay tienen una ley general que permite abortar a las mujeres en las primeras 14 semanas, sin restricción de ningún tipo.