Inicio Noticias Interior de Estado ¡No existe la empatía en la SEGEY!

¡No existe la empatía en la SEGEY!

1339
0

Por: Prof. Fita Mondragón

En estos tiempos no sé qué le pasa a la gente, al parecer las personas dentro de esta Dependencia no les gusta que sus compañeros se superen, ya que cuando un trabajador tiene la oportunidad de escalar, es cuando empiezan las envidias, los celos hasta el grado de perjudicar al compañero, interponiéndose para el mejoramiento laboral,  es decir ¡todos contra todos!

Para empezar saben ustedes que es empatía, pues es: la participación afectiva de una persona en una realidad ajena a ella, generalmente en los sentimientos o situación de la otra persona,  también hace que las personas se ayuden entre sí o básicamente es la capacidad de ponerse en lugar de la otra persona.

Ahora bien ya definida la palabra empatía vayamos a contar ciertas experiencias laborales que se a suscitado desde el nivel de las oficinas de SEGEY hasta  las escuelas.

Primer caso

¿Cuánto daño puede hacer un director a su personal de base o de contrato? Este es el pan de cada día de las escuelas Preescolares, Primarias y Secundarias  federales, Técnicas, Estales, la mayoría de los directores utiliza su poder para perjudicar al personal docente y administrativo, y muchas veces por el simple hecho de no ser de su agrado. Es lamentable que los directores pierdan esa sensibilidad hacia su personal cuando muchas veces ellos ocuparon esos puestos.

El acoso laboral de los directores llega al grado de calificar con mal desempeño al personal, cuando este ha cumplido con todas sus funciones, ¿Dónde queda su lado humano de estas persona?

Al calificar con mal desempeño al personal se les perjudica, el objetivo es para que no les vuelvan a dar un contrato en la SEGEY, aquí vemos que no existe la empatía ya que la situación económica, familiar, laboral del personal y su único sustento no le preocupa o les interesa.

Varios Directores han tenido varias demandas por acoso laboral y han salido victoriosos,  es cuando nos cuestionamos ¿hasta cuándo acabará esta impunidad? , ¿Porque la SEGEY no les hace nada a estos directores que ejercen su función perjudicando a gente que necesita el trabajo?

Segundo caso

Los Directores de nivel y los jefes de área  de la SEGEY,  vemos altos grados de falta de  empatía ya que solo se preocupan por asegurar a sus familiares y allegados, muy a pesar que tienen a personal administrativo a su cargo con muchos años con contrato, que son los que más responden al momento grandes cargas de trabajo y no se preocupan por darles una seguridad laboral y económica que es una “base”, mucho no tienen una buena situación económica y en esta época es peor donde un trabajo y un sueldo no es suficiente, algunos son padres o madres solteras con hijos a su cargo, otros se hacen cargo de sus padres, etc.

A los de contrato los discriminan diciéndoles que no tienen derechos, los explotan, los cargan de trabajo, hasta funciones que no les corresponden y lo peor de todos los de contrato no tienen ninguna prestación más que su sueldo mensual, Así como también están propensos a una acta administrativa si se defienden  el lema que le dicen “calladitas se ven más bonitas”.

Tercer caso

Los de base no se salvan también padecen de alto grados de empatía  por parte de Los Directores de nivel y los jefes de área de la SEGEY, ya que los sueldos base de muchos del personal administrativo que tienen son bajos en otras palabras una ¡miseria!, mientras altos mandos se auto asignan sueldos con cantidades estratosféricas y encima compensaciones.

Cuando algún personal administrativo después de tanto tiempo se atreve a solicitar  un aumento y/o compensación, te dicen sin pena que no se puede, que nunca hay presupuesto y para rematar te terminan diciendo “Tienes que ver cómo le haces con tu sueldo, tienes que aprender a limitarte”, a lo que podemos hacernos unas preguntas: ¿Los Directores de nivel y los jefes de área  de la SEGEY se ha limitado con sus categorías, sueldos y compensaciones? ¿Limitan a sus familias? ¿A sus hijos? 

Cuarto caso

También existe empatía entre los mismos “compañeros”, que si uno trabaja más que otro es porque está lambisconeando y quiere quedar bien, situación que llega al grado de estar calentándole la cabeza a los jefes para dejar mal o crear una mala reputación, solamente por envidia y celos, aun sabiendo la situación de la compañera(o) que como objetivo es que la reubiquen siendo personal de base o q no le vuelvan a contratar siendo de contrato.

REFLEXION

Un buen jefe  es el que debe dar el ejemplo siendo empático, el que se encarga y se preocupa de que su personal a su cargo se supere laboralmente para que haya un ambiente laboral  agradable y esto tendría una consecuencia trabajos  de calidad.

Un buen Jefe puede tener un cociente intelectual elevado y una formación técnica impecable, pero ser incapaz de dirigir un equipo hacia el éxito. Solo pueden ser líderes efectivos quienes tienen inteligencia emocional, es decir, la capacidad para captar las emociones del grupo y conducirlas hacia un resultado positivo”.

Como compañeros deben cuidarse, protegerse, y tener empatía, ya que muchas personas no le importa a quien pisan y humillan con tal de ascender

CONCLUSION

¡TENGAMOS EMPATIA, SEAMOS EMPATICOS! ¡TIENES EL VALOR O TE VALE!