Inicio Análisis político Enrique Vidales Ripoll No hay nada nuevo ni oculto debajo del Sol

No hay nada nuevo ni oculto debajo del Sol

327
0

En el último par de días se ha tocado en los medios de comunicación el descubrimiento de material de pornografía infantil en los decomisos contra la piratería efectuados en la ciudad de Mérida. No me extraña, ya que desde 2007, en columnas escritas en el Diario de Yucatán, e inclusive, en los tiempos de la campaña estatal se le entregó a candidatos la evidencia del material que era distribuido en el centro de la ciudad, vendido por la cantidad de 25 pesos a menos de 100 metros de los palacios de gobierno y municipal en pleno corazón de Mérida.

También diversos medios de comunicación, destacable los reportajes especiales de Milenio dieron cuenta de la cruda realidad que invadían los diversos centros de distribución de vídeos piratas en el centro, en los puestos ubicados en los centros comerciales y en el mercado municipal de San Benito.

El Equipo Editorial de Mi Punto de Vista cuestionamos en las dos primeras ediciones (agosto y octubre de 2007) de Disiento… porque nadie posee la verdad absoluta la falta de compromiso de las autoridades y cámaras empresariales en solapar la venta de los productos piratas, especialmente los denunciados de pornografía infantil en espacios de comercio establecido.

Trascendió que la campaña, que en ese entonces la Cámara del Comercio emprendería en contra de estos hechos públicamente denunciados, fue detenida por el entonces gobernador Patricio Patrón Laviada… desconocemos cuáles fueron sus argumentos.

Durante la campaña de “Es tiempo de Elegir Bien” del Movimiento Ciudadano Coincidir en Actitud, Acción y Pensamiento, en un encuentro con el entonces candidato a la alcaldía municipal Adolfo Peniche, se denunció y se le entregó una copia del DVD de pedofilia que fue adquirido en el mercado municipal de forma por demás abierta y libre, como consta en el testimonio gráfico que acompaña este artículo.

Claro que poco ha podido hacer Adolfo, ya que se le hizo perder la elección de Mérida. Así que su ofrecimiento de apoyar una lucha contra la pornografía infantil quedó en solo una promesa.

Pero ¿es hasta ahora que las autoridades van a actuar cuando se afirma que el delito es perseguido de oficio?

Bueno… nunca es tarde para actuar.

Ojala que si se tenga el compromiso, en las tres estructuras de gobierno – federal, estatal y municipal – de atacar con todo el peso de la ley una industria floreciente en Yucatán que denigra la dignidad e inocencia de uno de los grandes valores de la sociedad: la niñez.