Inicio Análisis político Alejandro López Munguía No presidente, popularidad no significa eficiencia, ni buen gobierno

No presidente, popularidad no significa eficiencia, ni buen gobierno

2339
0

No, popularidad no significa eficiencia ni buen gobierno.

El presidente AMLO dice que tiene el apoyo del 71% de los mexicanos, que según, le respaldan para continuar en el gobierno, a fin de consolidar lo que èl llama, la 4ª transformación. La verdad es que no es creìble ese dato, aunque sea muy suyo.

NO existe encuesta visible, ni empresa fiable que avale lo que el presidente AMLO asegura. Màs bien es una estrategia de propaganda, vàlida para los tiempos que estamos viviendo. El mandatario ha mostrado grandes habilidades para maniobrar en los ámbitos mediáticos, y sabe que una vez que posicione que el 71% de los mexicanos lo apoya, sus seguidores lo repetirán hasta el cansancio. Ese es el truco.

Pero dèmosle al presidente el beneficio de la duda, supongamos que es verdad que el 71% de los mexicanos lo apoya, ajà, pero y eso ¿cambia la realidad del país?. Mèxico està decreciendo a un 9%. La economía se desplomò un 17% del PIB y 12 millones de mexicanos perdieron su capacidad de ingreso. A lo largo de dos años los niños con cáncer ha padecido por la falta de sus medicamentos y tratamientos, sin que el gobierno de la 4T se apiade de ellos y de sus familias.

El desabasto de medicamentos en todo el país ha sido un calvario para mucha gente enferma, que al acudir a sus clínicas, hospitales, centros de salud del Imss, Issste, Insabi, SSY, èstas no se los proporcionan y les dicen que regresen porque aùn no les han surtido. Dice el presidente AMLO que està combatiendo la corrupción de las empresas farmacéuticas, pero eso no evita que la gente salga perjudicada.

La violencia en el país se ha desatado y los niveles han rebasado incluso, los de sexenios anteriores. La estrategia de dar abrazos y no balazos simplemente no funciona. La inseguridad en Mèxico ha tomado vuelo y no tiene para cuando bajar.

Y el es el propio presidente quien se ha encargado de andar de pleitista con medio mundo. Se pelea con todo aquel que no coincide, que no concuerda, que no se alinea, que no bebe de la misma agua. Le ha echado bronca a periodistas, intelectuales, empresarios, medios de comunicaciòn, empresas famaceùticas, empresas de energìa renovable, entre otros. Eso sì, le ha tendido la mano a la mamà de el Chapo y hasta ordenò liberar a su hijo.

En el país los feminicidios han incrementado. ¿Y què se ha logrado?, nada, absolutamente nada. La violencia contra la mujer toma niveles de gran preocupación.

El covid19, la pandemia ha venido a lastimar al país aùn màs y el gobierno federal no encuentra la forma de parar los contagios y la muerte de mexicanos. Hasta la fecha van màs de 1 millòn de contagiados y màs de 105 muertos. La estrategia del gobierno ha fracasado.

El presidente tiene problemas con muchos gobernadores y presidente municipales del país, porque ya no quieren sufrir màs recortes presupuestales. Pero AMLO no cede, no escucha, no concede, se aferra, se cierra y genera conflictos.

Mèxico està de cabeza. Pero el presidente dice que vamos bien, que con apoyar a “los de abajo” es suficiente. Se equivoca, no solo cuentan “los de abajo”.

AMLO se ha encargado de enfrentar a “los de abajo contra los de arriba” y los que han salido jodidos son los de en medio.

Ni en el gabinete ha encontrado AMLO uniformidad. Le han renunciado muchos secretarios y el màs reciente, Alfonso Romo, luego de haber criticado su política económica.

El presidente es autoritario, no es democrático y no le agrada la crìtica. Protegiò a su hermano luego de haber sido exhibido recibiendo dinero para las campañas de Morena en Chiapas, en el 2015.

El caso del General Cienfuegos, que ya està en Mèxico, tras ser liberado por los EEUU para que fuera “procesado” por las leyes mexicanas por los presuntos delitos de narcotráfico. Tremenda maniobra que abre muchas sospechas sobre una gran corrupción para brindar impunidad a todo un sistema. Esa es la verdadera 4T.

Ya lo dijo Porfirio Muñoz Ledo, “no se ve la 4T”.

Se puede ser muy popular, pero ser muy rechazado. De hecho, muchos de los que les agrada AMLO están en contra de su gobierno que ha dado muy malos resultados en casi todas los ámbitos.

Y no hemos entrado al tema de la educación en Mèxico, pero la inconformidad del magisterio es brutal. En Yucatàn, los maestros en general han sido tratados sin respeto, a muchos les han ninguneado su dinero y a otros simplemente les han quitado sus horas laborales sin explicación ni sustento alguno.

Este país no va bien, no crece, no se desarrolla. Los pobres según el Coneval, pasaron de 52 millones a 70 millones después de la pandemia. Y la política del gobierno de la 4T no ha servido para detener ese fenómeno social.

A AMLO le interesa que màs pobres para tener màs votos. Porque es fácil culpar a los sexenios anteriores de ser responsables de que haya màs pobres en el país. Para todo se le echa la culpa a los neoliberales, a los de la derecha, a los conservadores.

Y a los críticos del gobierno, los califican como “pasquines inmundos”. No como cualquier pasquìn, no. Pero no entran al debate, lo rehuyen y maldicen.

Han sido dos años de grave deterioro en la calidad de vida de los mexicanos. Pero no todo es culpa de la pandemia, pues el gobierno ha hecho todo lo posible para que nos vaya peor. Claro que los que reciben su pensión consideran que con eso viven dignamente. Pero el resto, tiene que pagar el crédito de su casa Infonavit; su auto, las colegiaturas, el internet, los camiones, la comida, etcétera. Y a esas familias, no les alcanza, porque se quedaron sin ingresos.

Mèxico tiene un gobierno muy torpe. En el que no hay rumbo definido. Se carece de una visiòn que una a los mexicanos en un objetivo. Lo que hay, es una obsesiòn presidencial por algo que no “cuadra”. Porque los conceptos de justicia y democracia del presidente son variantes, dependen de su estado de ànimo y de su forma de ser. Pareciera ser que èl quisiera ser la constituciòn polìtica de Mèxico y ser èl, el que regule la vida de todos los mexicanos y su sistema de vida. 

En fin. Asì està la vida de los mexicanos en los tiempos de la 4T, jodida.