Inicio Noticias Internacional Para evitar el desvío de alimentos, el PMA suspende la ayuda en...

Para evitar el desvío de alimentos, el PMA suspende la ayuda en partes de Saná

135
0

El Programa Mundial de Alimentos suspendió parcialmente la entrega de ayuda en la capital de Yemen, Saná, después de largas negociaciones estancadas en un acuerdo para introducir controles para evitar el desvío de alimentos, aseguró en Ginebra el portavoz de la agencia.

“La prioridad del PMA sigue siendo alimentar a los niños, mujeres y hombres más hambrientos de Yemen. Pero como en cualquier zona de conflicto, algunos individuos buscan obtener ganancias aprovechándose de los vulnerables y desviando los alimentos de donde más se necesitan”, explicó Herve Verhossel.

La medida afectará a unas 850.000 personas, sin embargo, la agencia mantendrá la ayuda para los niños desnutridos, las madres embarazadas y las madres lactantes durante el período de suspensión.

La integridad de nuestra operación está bajo amenaza y nuestra responsabilidad para con aquellos a quienes ayudamos ha sido socavada.

El PMA ha estado buscando el apoyo de las autoridades de Saná para introducir un sistema de registro biométrico que evitaría el desvío y protegería a las familias yemeníes a las que sirve, asegurando que los alimentos lleguen a quienes más los necesitan.

“Desafortunadamente, todavía tenemos que llegar a un acuerdo. La integridad de nuestra operación está bajo amenaza y nuestra responsabilidad para con aquellos a quienes ayudamos ha sido socavada. El PMA ha apelado en repetidas ocasiones a las autoridades de Saná para que nos concedan el espacio y la libertad para operar de acuerdo con los principios de humanidad, imparcialidad, neutralidad e independencia operativa, que guían nuestro trabajo en 83 países de todo el mundo”, agregó Verhoosel.

Hay 30 millones de personas viviendo en Yemen. Más de 20 millones padecen inseguridad alimentaria, 10 millones no saben de dónde proviene su próxima comida.

En los últimos meses, el PMA ha brindado asistencia alimentaria a más de 10 millones de personas.

“Nuestro objetivo es alimentar a 12 millones de personas, 9 millones de las cuales viven en áreas controladas por las autoridades de Saná”, dijo el portavoz.

En mayo, el portavoz dijo que el mayor desafío al que se enfrentaba la agencia para ofrecer ayuda en las zonas controladas por los hutíes no era por las armas, sino más bien “por el papel obstructivo y la falta de cooperación de algunos de los líderes hutíes en las zonas bajo su control”. 

En su momento se dijo que a los trabajadores humanitarios que trabajan en Yemen se les estaba negando el acceso a los hambrientos, con los convoyes de ayuda bloqueados y las autoridades locales interfiriendo y controlando quién obtenía comida.

Boletín de prensa de la ONU