Inicio Noticias Internacional “Piénselo, y si necesita llámeme”: Trump a AMLO sobre narcos

“Piénselo, y si necesita llámeme”: Trump a AMLO sobre narcos

387
0

unotv/Notimex.- El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la relación que tiene con su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, es de respeto, y reveló que tras los hechos violentos y trágicos ocurridos tanto en Sinaloa como el asesinato de integrantes de la familia LeBarón en Sonora, le manifestó su apoyo y solidaridad.

“Es más, hasta les puedo decir que me dijo piénselo y si necesita, llámeme, entonces no le he llamado”. Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.

Durante su conferencia de prensa matutina de este viernes en Palacio Nacional, el mandatario consideró remoto que el gobierno de Estados Unidos clasifique como terroristas a los grupos de narcotráfico mexicanos, ello pese a las declaraciones recientes de Trump en ese sentido.

Según Trump, su gobierno lleva 90 días “trabajando” para clasificar como terroristas a los narcos mexicanos.

López Obrador acotó: “En el caso remoto se tomará una decisión que consideráramos afecte nuestra soberanía, pues entonces actuaríamos en el marco de las leyes internacionales, en el caso de que se tomara una decisión que consideráramos contraria al interés nacional, pero lo veo así, improbable”.

¿Qué implica que EU denomine a carteles de México como terroristas?

Una de las consecuencias de considerar terroristas a los narcos sería que esta acusación se extendería a quienes colaborasen con estos. Por ejemplo, los vendedores locales de drogas o incluso sus clientes.

Según un documento explicativo del Congreso de Estados Unidos, quienes “sabiéndolo” provean de “apoyo o recursos materiales” a estas organizaciones “terroristas” extranjeras, podrían ser acusados de colaborar con el terrorismo.

Sus miembros y representantes podrán ser deportados o no admitidos en el país, y sus activos y transacciones podrían ser bloqueados por instituciones financieras estadounidenses.

En este mismo documento, esta designación de “terrorista” permitiría al gobierno a “animar” a otras naciones a hacer lo mismo. También “estigmatiza y aísla internacionalmente” a la organización.

Lo más grave que podría hacerse serían las misiones de combate que violen la soberanía y territorialidad de México.