Inicio Noticias Locales Podiatras estadounidenses cambian vidas en el Hospital de Ortopedia.

Podiatras estadounidenses cambian vidas en el Hospital de Ortopedia.

234
0

La Fundación Yucatán Crippled Children’s Project realiza cuatro veces al año estas cirugías.

 

Mérida, Yucatán 27 de noviembre de 2019.- Médicos del Hospital de Ortopedia de la Cruz Roja Mexicana Delegación Yucatán y 12 podiatras provenientes de Estados Unidos evalúan y operan cuatro veces al año casos de niños con problemas como deformidades de los pies, malformaciones y otros problemas ortopédicos.

Estas operaciones se realizan gracias al trabajo en conjunto entre el Ayuntamiento de Progreso, la Universidad de Barry en Miami Florida, la Fundación Yucatán Crippled Children’s Project encabezada por los doctores Dock, Byron Hutchinson y Charles C. Southerland y el director del Hospital de Ortopedia, Adolfo Rocha Geded.

“Lo importante de estas cirugías es que podemos darle un seguimiento a cada paciente que atendemos, muchas de las deformidades no las podemos operar de inmediato, se tienen que hacer estudios, y el apoyo que nos brinda la Cruz Roja Mexicana en Yucatán de hacer las valoraciones en su hospital, nos da la oportunidad de ofrecer una mejor atención a los infantes”, expresó el podiatra y profesor de la Universidad de Barry, Luis Rodríguez Anaya.

Desde 2013, el equipo de especialistas realiza en promedio 30 intervenciones anuales en el Hospital de Ortopedia, el programa está orientado para atender a menores de edad, pero en los últimos años se han recibido casos de adultos con problemas de nacimiento que nunca tuvieron la posibilidad de tratarse.

“Al corregirse estos padecimientos la vida de los pacientes y sus familias cambia, ya que pueden integrarse a las actividades cotidianas sin tener la preocupación de que al crecer se complique su salud por este motivo”, concluyó Rodríguez Anaya.

En esta ocasión, los médicos del Hospital de Ortopedia Jannel Santana Canto, Gabriel Tamayo Caraveo, Óscar Tun Ricalde y los especialistas estadounidenses evaluaron bebés que van del año de edad y jóvenes de hasta 18 años, quienes después de las operaciones tienen que continuar con los tratamientos que incluyen la rehabilitación física o el uso de férulas.

Por su parte, la subdirectora de la Unidad Básica de Rehabilitación (UBR) del Ayuntamiento de Progreso, Jessica Benítez Rivas señaló que ellos ofrecen consultas gratuitas y hacen las gestiones ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para que el material quirúrgico que traen del extranjero pueda ingresar al país sin problemas y hacer las cirugías en los tiempos programados.

 

 

Boletín de prensa