Inicio Análisis político Alejandro López Munguía Política a la yucateca, saldos de la elección del 7 de junio

Política a la yucateca, saldos de la elección del 7 de junio

711
0

Política a la yucateca

yoQuienes afirman que el PAN ganó Mérida, deben ser precisos, pues no es lo mismo perder 5 de 7 distritos estatales y los dos distritos federales (III y IV) que ganar la alcaldía. Y es que, si bien es cierto el Ayuntamiento viste políticamente hablando, también es claro que queda aislado, sin el apoyo del Congreso y de la Cámara de Diputados. Un Ayuntamiento por sí solo no sale adelante en nada. Los más de 2 mil 600 millones de pesos que tiene la administración municipal para hacer frente a las demandas de los meridanos, hoy en día es insuficiente. Esa cifra se la gasta la UADY en forma anual. El Ayuntamiento necesita del apoyo del Gobierno del Estado, del Gobierno Federal y desde luego, del Congreso. Y ese apoyo, de entrada, no lo tiene, no de forma automática. Mauricio Vila se lo tendrá que ganar; ¿cómo?, pues con talento, humildad, buenos oficios y nada de arrogancia. La soberbia lo condenaría a ser un alcalde mediocre, pues la gente quiere resultados inmediatos. Resultados que se consiguen con acciones inmediatas impulsadas con dinero. Sin apoyo, gobernar bien, imposible será.

Mauricio Vila se sacó la rifa del tigre. Es el momento para que aplique la regla de “muerto el Rey, viva el Rey”. De otra forma, las cosas se le pondrán al extremo difícil. El Ayuntamiento es complejo y Vila está rodeado de gente corrupta, insana, que ha desterrado la decencia de su corazón. Vila tendrá que lidiar con más gasolineras, más cantinas, más tianguis, más ambulantes, más diezmos, con todo aquello que le genere millonarias ganancias a personajes muy oscuros de la política.

En el PRI celebran consolidarse como la primera fuerza política en el estado. Resultado del trabajo realizado con seriedad y responsabilidad. Con trabajo ordenado, el PRI logra arrebatarle al PAN dos distritos fundamentales el II estatal con sede en Mérida, y el IV federal. Le gana en 5 distritos estatales en Mérida y le gana el interior del estado. Sin duda, un trabajo efectivo.

 

Morena es la gran sorpresa. Y es que merecen una felicitación por los resultados. Sin hacer campañas millonarias, sin dar regalos, sin hacer aspavientos, lograron una votación histórica que ya quisieran partidos como el PT, el PVEM, el Humanista, el PES. Compitieron y dieron la nota. En su primera aparición tendrán un diputado en el Congreso del Estado. Felicidades.

Rolando Zapata Bello entrega buenas cuentas a su partido, y en especial al Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, primer priísta nacional. En Yucatán se ganaron 5 de 5 diputaciones federales.

Ivonne Ortega, Secretaria General del CEN del PRI, entrega buenas cuentas al Presidente de la República Enrique Peña Nieto, pues el tricolor tendrá mayoría en la Cámara de Diputados.

En el próximo congreso del estado, veremos grandes agarrones, un escenario sería entre mujeres, donde Beatriz Zavala del PAN se las vería con Celia Rivas, y al mismo tiempo las dos se la verían con Silvia López Escoffié. Se nos vienen tiempos de “carnita”.

Si las cuentas no se alteran por los pleitos pos electorales, la integración del Congreso así quedaría: PRI 13 diputados estatales, PAN 6, PRD 2, Morena 1, PVEM 1, MC 1 y PANAL 1. El PRI no mete plurinominales. El PAN pierde 13 de 15 distritos.

El PRD obtuvo un 5% de la votación total y se confirma como la tercera fuerza electoral en Yucatán. Su presidente Alejandro Cuevas Mena acertó al impulsar a grandes candidatos, en especial a Carlos Carvajal, quien demostró ser una gran persona, un gran político y un gran ser humano. David Barrera Zavala, por su parte, será un gran coordinador de la bancada perredista, por ser un hombre joven con talento y visión.

Ana Rosa Payán Cervera puede estar tranquila, hizo una campaña de altura, aunque debió ser más audaz. Sin embargo, su integridad política le dio muchos votos a Movimiento Ciudadano y hoy es un partido con fuerza social.

Una felicitación a Fernando Romero Ávila y a su padre, Don Fernando Romero Ayuso, pues lograron revertir las expectativas negativas y ayudaron al PRI a obtener triunfos importantes en Tekax, en Akil, en Tzucacab, en Tahdziú, entre otros. Bueno oficios de ambos. Feliciades.