Inicio Análisis político Miguel Puigserver Nic ¡Precaución Mérida! No estamos listos

¡Precaución Mérida! No estamos listos

567
0

En esta semana hemos sido testigos debido a los noticieros nacionales del caos y desastre que se vive en el estado de Guerrero y sus periferias; esto debido al paso de diferentes fenómenos naturales que han inundado a nuestros hermanos guerrerenses, acostumbrados al igual que nosotros a estos sucesos de la naturaleza…pero en esta ocasión fueron sobrepasados en sus estimaciones.

Esto me hace pensar en la pregunta siguiente: ¿estamos listos para la presencia de un huracán, tormenta o depresión?

Y a mi criterio la respuesta es ¡NO!

Un NO contundente, y respondo con tanta firmeza debido a los problemas viales que tenemos cada vez que llueve, a las representaciones lunares que se ven a diario en las calles, a los problemas de semáforos que se tienen en las avenidas principales, y le sumamos a la pésima nueva iluminación que se anda instalando, todo esto en nuestra ciudad de Mérida.

Es claro que al Ayuntamiento de Mérida le ha sobrepasado la extensión de la ciudad, y no ha podido administrar sus cuadrillas de trabajadores al servicio de las alcantarillas, iluminación y bacheo, ya que el recurso humano es el mismo de todos los años y aun mantienen a esas personas que tienen la experiencia, pero esto no es suficiente si los administradores no tienen esa misma experiencia.

Es urgente una renovación en la plantilla administrativa de este ayuntamiento, es hora de que Renan Barrera tome medidas urgentes para así evitar una catástrofe en nuestra ciudad, que se tome como ejemplo la ciudad de Acapulco, que vivía el mismo problema de alcantarillas y que jamas se le dio la atención necesario en el momento que la ciudadanía lo solicitaba, y que ahora se encuentra sumergida en un caos, y que llevara al menos un año de salir de ello.

Yo creo que no se debe esperar mas, en las redes sociales se pide eficiencia, se pide atención inmediata, y se necesita un ayuntamiento que responda a esos llamados, se necesita a gente capaz de poder guiar todos esos trabajos que harán que este lista nuestra hermosa ciudad hacia cualquier contingencia.

Pero mientras el alcalde reacciona, solo queda en nosotros mismos el prepararnos para cualquier suceso natural, el comprar víveres en momentos de alarma, el no contaminar nuestras calles para tratar de evitar mas “inundaciones”, y arreglar cada uno de nosotros las entradas de nuestras casas para así al menos apoyar en lo que a nosotros respecta a este ayuntamiento mal administrado y mas preocupado por limpiar su imagen política que por servir a la ciudadanía en estos tiempos de mayor peligro en nuestro estado.