Inicio Noticias Economía en Yucatán Préstamo empresarial como herramienta para impulsar el emprendimiento en México

Préstamo empresarial como herramienta para impulsar el emprendimiento en México

667
0

En México, la pequeña y mediana empresa representa hoy casi el 80 % de la industria a nivel nacional y contribuye con un 52 % del PBI. Sin embargo, la tasa de inversión en este tipo de emprendimientos es muy baja. Las empresas del sector suelen verse sometidas a una gran cantidad de inconvenientes a la hora de conseguir financiamiento. Pese a ello, es en este marco tan desfavorable donde ha surgido una nueva oportunidad para las empresas en busca de capital: se trata de los préstamos para emprendedores.

La odisea del financiamiento

La tendencia a nivel macroeconómico resulta desesperanzadora: la incertidumbre económica es, para la gran parte de las pequeñas y medianas empresas, una constante que se mantiene durante sus primeros años e incluso más allá de estos. Este tipo de empresas suelen encontrarse bajo una presión constante para mejorar su situación frente a la competencia, junto con otro sinfín de obstáculos de orden económico que entorpecen sobremanera su capacidad operativa.

La salud de una empresa está ligada a su cuenta bancaria y los recursos de los que esta dispone. Por ello, la necesidad de conseguir financiamiento es una de las máximas del rubro. Una forma de hacerlo es mediante un préstamo para emprendedores, gracias al cual puede asegurarse el crecimiento sostenido, una mayor participación en el mercado y ventajas respecto de la competencia. En este sentido, el crédito adecuado puede ayudar mejorar la estrategia de posicionamiento y marketing, a invertir en publicidad o en mejoras edilicias y maquinaria.

Las ventajas del préstamo empresarial

Un préstamo empresarial ayuda al emprendedor a sostener su compañía y solventar las operaciones diarias que esta lleva a cabo, pero también le permite encontrarse en una situación de mayor acceso a otras inversiones de la misma índole: iniciar un historial crediticio que genere confianza entre los inversores proporciona acceso a montos mayores y viene acompañado también por menores tasas de interés y deducción de impuestos del monto solicitado.

Esta es una de las ventajas que no se consiguen mediante los medios tradicionales que utilizan las pequeñas y medianas empresas en sus primeros años (préstamos familiares, informales o personales) que apenas sirven para solventar unas pocas cuentas y mantener al día los sueldos de sus empleados o la liquidación de proveedores. Lo mismo ocurre con los préstamos que no están pensados específicamente para la pequeña y mediana empresa: mantienen tasas de interés exorbitantes y planes de pago que no tienen en cuenta las posibilidades reales de empresas de esta envergadura.

Debido al crecimiento del sector, hoy por hoy es relativamente sencillo conseguir préstamos personalizados para este tipo de emprendimientos: simplemente se accede a un simulador de crédito virtual y se calcula el monto requerido y los plazos y condiciones de pago ofrecidos por la empresa que otorga el préstamo.

Los préstamos para emprendedores son hoy una herramienta fundamental para cualquier empresa que quiera asegurar su crecimiento y participación en un escenario económico tan volátil e incierto. Ante este panorama, las mismas empresas que ofrecen préstamos tienen en cuenta las necesidades específicas que afectan al sector y responden en consecuencia: sostienen que, en la mayoría de los casos, las pequeñas y medianas empresas llevan a cabo actividades saludables y estables cuyo único obstáculo para el crecimiento es la falta de financiamiento sostenido.