Inicio Análisis político Alejandro López Munguía Préstamo por 2,620 mdp, saludable inversión en seguridad para Yucatán.

Préstamo por 2,620 mdp, saludable inversión en seguridad para Yucatán.

427
0

Préstamo de 2,620 mdp, saludable inversión en Seguridad para Yucatán.

Los yucatecos presumimos de vivir en la entidad más segura del país y nos hace bien el repetirlo constantemente. Pero no es fácil mantener los niveles de seguridad con los riesgos que la entidad enfrenta. A diario la migración de otros estados y de gente que proviene del extranjero, nos apremia a estar más atentos. La estrategia Yucatán Seguro es una inversión saludable para el estado.

En Yucatán desde luego que hay ilícitos. No aceptarlo sería irresponsable, por lo tanto, no hay que demeritar que el diagnóstico nos conduzca a tener que modernizar la vigilancia empleando mejores equipos con mayor tecnología. Cuando el dinero se usa para generar bienestar no puede ser considerado gasto.

El Gobierno de Mauricio Vila Dosal ha decidido aventarse el tiro y solicitar al Congreso del Estado, un préstamo por 2 mil 260 millones de pesos, con los que se hará frente al reto de poner al estado en la vanguardia de la seguridad pública. Se trata de prevenir fundamentalmente los robos, los asaltos, los actos de violencia, las agresiones y las malas conductas que propician los delitos. Así se ha manifestado toda la estructura del gobierno, en especial los funcionarios que comparecieron ante diputados en el Congreso de Yucatán que entre otras cosas manifestaron:

“Hay que actuar hoy y sin dilación porque de nuestras acciones en el presente dependerá nuestra situación en el futuro y tengo la plena seguridad de que ustedes apoyarán estas medidas, pues nos queda claro que cuando se trata de seguridad no hay colores, partidos políticos, ni intereses ajenos a mantener a este Yucatán seguro, porque Yucatán somos todos”, indicó la secretaria General de Gobierno”.

“La seguridad es una necesidad permanente y un compromiso diario de una ciudadanía fuerte y con autoridades”.

“Yucatán Seguro contempla la adquisición de 3,527 nuevas cámaras de vigilancia, que junto a las 2,248 que hoy funcionan sumarán 5,775 cámaras en todo el estado; 1000 nuevas cámaras vecinales de vigilancia en puntos estratégicos de zonas que sufren alta incidencia de delitos en robo a casa-habitación, así como 119 arcos carreteros, 6 drones de alta tecnología y un avión especializado en vigilancia, semáforos inteligentes, 50 postes de voceo público con botón de pánico y 4 embarcaciones especializadas para proteger la costa, todo esto con el fin de aumentar los altos niveles de seguridad que se viven en Yucatán”.

“En el proceso de financiamiento y adquisición de todo el equipamiento se realizará bajo los principios de transparencia, finanzas sanas y cumplimiento normativo”.

Se establecerá un fideicomiso de administración específico e independiente, en el cual se contempla la participación de la SSP, la SAF, la Consejería Jurídica, la Secretaría de la Contraloría General del Estado (Secogey), y potencialmente la SGG, a fin de asegurar que los recursos se apliquen exclusivamente para la puesta en marcha de este proyecto”.

Los detractores del endeudamiento deberán darle la vuelta al asunto y aceptar que las condiciones en las que se está presentando esta necesidad apremian para que se actúe con prontitud y con certeza.

La seguridad nos une como sociedad. Vigilar que ésta sea una realidad es un reflejo de lo benéfico que resulta un acto democrático y republicano. No se gasta en obras muertas, o de lucimiento gubernamental, se invierte para darle a la población paz y tranquilidad.

En hora buena por esta acertada decisión del Gobierno del Estado y felicitaciones a los legisladores que muestran su compromiso con Yucatán Seguro, estrategia que será aprobada sin duda, antes del día 15 de julio del presente año.