Inicio Noticias Nacionales Proponen expedir la Ley de Biocombustibles para generar energía limpia y renovable

Proponen expedir la Ley de Biocombustibles para generar energía limpia y renovable

342
0

Este tipo de energéticos tienen alto potencial para sustituir a los derivados del petróleo

La iniciativa del PVEM plantea abrogar la Ley de Promoción y Desarrollo de los Bioenergéticos

 

Con el propósito de incrementar la generación de energía a partir de fuentes limpias y renovables, el grupo parlamentario del PVEM impulsa una iniciativa para expedir la Ley de Biocombustibles y abrogar la Ley de Promoción y Desarrollo de los Bioenergéticos (LPDB).

El diputado Arturo Escobar y Vega, en representación de los integrantes de la bancada del PVEM, apuntó que esta actualización del marco jurídico dará mayor certidumbre a los usuarios y reducirá la emisión de materias dañinas al medio ambiente.

La promoción de la producción de biomasa para combustibles contribuirá a reactivar la economía, generar empleo y mejorar la calidad de vida, en particular del sector rural, sin poner en riesgo el medio ambiente ni la soberanía alimentaria, afirmó.

Adicionalmente, la apertura comercial de petrolíferos, las importaciones de mezclas de gasolinas, etanol, biodiésel y otros biocombustibles hacen que las adecuaciones legislativas propuestas se vuelvan necesarias y urgentes.

En México se emplean dos tipos de biocombustibles para la generación de energía eléctrica: biomasa y biogás. Estas fuentes de energía son alternativas a la sustitución de combustibles fósiles, obtenidas principalmente del bagazo de caña, explicó.

Señaló que la iniciativa tiene dos objetivos principales:

Uno, expedir la Ley de Biocombustibles que abrogue la LPDB vigente, tomando como base el apoyo al campo para la producción sustentable de insumos en la elaboración de biocombustibles, la reducción de Gases de Efecto Invernadero (GEI), diversificación de la matriz energética, e incluir diversas iniciativas de reformas y adiciones presentadas en el Congreso de la Unión.

Dos, armonizar los ordenamientos jurídicos vigentes, impulsar reformas y adiciones a las leyes de Transición Energética, de la Industria Eléctrica y General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA), a fin de incluir en el listado de obras y actividades las que deben someterse a Evaluación de Impacto Ambiental, correspondientes a la industria de los biocombustibles.

Además de la Ley General de Cambio Climático para incluir un nuevo supuesto que se considerará prioritario en el otorgamiento de estímulos fiscales, como el aprovechamiento de residuos en la producción de biomasa de uso directo como biocombustible.

“Es una iniciativa integral que no sólo pretende revisar y actualizar el ordenamiento jurídico especial en la materia, sino llevar a cabo un ejercicio de revisión y, en su caso, modificación, de las disposiciones en la legislación vigente relacionadas con el desarrollo sustentable de los biocombustibles”, precisó el legislador.

La iniciativa plantea que actualmente las fuentes de energía renovable proveen alrededor del 10 por ciento de la demanda de energía final, de la cual, los biocombustibles son la fuente principal, con una oferta del 47 por ciento del total. 

El 67 por ciento de los biocombustibles se utiliza en el sector residencial y en usos tradicionales (cocción de alimentos en zonas rurales y periurbanas empleando leña, residuos agrícolas y estiércol). El 33 por ciento restante se aplica en tecnologías modernas (incluyendo 23 por ciento para generar calor) y el 10 por ciento remanente se divide entre biocombustibles líquidos y generación eléctrica.

El legislador del PVEM argumentó que el ordenamiento que se propone expedir “regula el derecho de toda persona a un ambiente sano para su desarrollo y bienestar”.

La armonización de la legislación incluye ampliar los objetivos en materia de biocombustibles para que las secretarías de Energía, de Agricultura y Desarrollo Rural, la Semarnat, así como la Comisión Reguladora de Energía coadyuven en el ámbito de sus facultades y se fijen de manera clara y actual las funciones que desempeñan.

Con la nueva ley, refirió Escobar y Vega, se logrará la actualización de programas que permitan el desarrollo de los biocombustibles, teniendo metas y objetivos claros que contribuyan en la misión de diversificar la matriz energética.

Regulará y promoverá el aprovechamiento sustentable de la energía a través de “biocombustibles”, porque la actual Ley de Promoción y Desarrollo de los Bioenergéticos (LPDB), que se pretende abrogar, es obsoleta en el marco de la regulación actual, el desarrollo del mercado y la necesidad de promover a los biocombustibles.

“Por ello, resulta necesaria la creación de la Ley de Biocombustibles, su armonización y alineación con el resto de las leyes emanadas de la Reforma Energética, con el objetivo de corregir vacíos y aclarar las atribuciones de las diferentes entidades que actualmente están relacionadas con los bioenergéticos”, destacó.

La iniciativa se turnó a las comisiones unidas de Energía, y de Medio Ambiente, Sustentabilidad, Cambio Climático y Recursos Naturales, para dictamen, y a la de Presupuesto y Cuenta Pública, para opinión. 

 

 

 

 

Boletín de prensa