Inicio Noticias Nacionales Proteger derechos humanos de migrantes debe ser tema principal en agenda nacional

Proteger derechos humanos de migrantes debe ser tema principal en agenda nacional

394
0

La secretaria de la Comisión de Relaciones Exteriores, diputada Beatriz Silvia Robles Gutiérrez (Morena), manifestó que la protección de los derechos humanos de migrantes debe ser tema principal en la agenda nacional.

Al participar en el foro “Migrantes y Refugiados: retos para México como país de origen, tránsito y destino”, indicó que la movilidad humana no se puede considerar como un fenómeno minúsculo, pues según el Banco Mundial, en los últimos 8 años, el desplazamiento de personas aumentó 41 por ciento.

Puntualizó que en Latinoamérica, son Guatemala, El Salvador, Honduras y México, los países con mayor tránsito. No obstante, nuestra nación siempre ha sido amiga; además, es compromiso de la Legislatura trabajar junto con la sociedad, agrupaciones civiles y otros órganos de gobierno.

En el evento, impulsado por la Comisión de Relaciones Exteriores y por el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados, la legisladora destacó la necesidad de reconocer que la movilidad humana compete a todas las esferas sociales y de gobierno; por ello, es relevante recoger propuestas que aporten a la solución de esa actividad.

En la primera mesa de trabajo “Situación actual de los migrantes y refugiados en México”, el director general de Derechos Humanos y Democracia de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Guillaume David Michel Blin, precisó que a partir de 2012 se ha incrementado año tras año la petición de refugio en México, principalmente, por habitantes de Guatemala, Honduras y El Salvador, debido a la violencia provocada por pandillas y organizaciones criminales.

Destacó que nuestra nación se ha sumado a iniciativas regionales promovidas por la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur). El objetivo, fomentar soluciones al desplazamiento.

Por su parte, el oficial de Protección de la oficina del Acnur en México, Josep Herreros, comentó que muchas personas de la caravana migrante que ingresó a nuestro país requieren protección internacional. “Hay 3 mil 400 registradas como solicitantes de asilo”.

Reconoció a México como territorio de recepción de personas; sin embargo, dijo, la mayoría busca llegar a Estados Unidos. “Este año, se estima que 30 mil solicitarán quedarse aquí como refugiados”. Agregó que la situación de violencia en naciones de Centroamérica es el motivo principal por el que los habitantes salen de sus lugares de origen.

En su turno, la coordinadora de Agenda Migrante, Eunice Rendón Cárdenas, subrayó la importancia de que la movilidad humana se entienda como una situación global. Nuestro país forma parte de esa dinámica, al contar con todas las caras de la migración; es decir, tránsito, recepción y expulsión de migrantes.

Argumentó que existen nuevos retos, principalmente luego de la llegada del presidente Donald Trump. “Eso cambió los esquemas de movilidad, ya que surgieron temas como la separación familiar; 35 mil niños han quedado sin alguno de sus padres debido a ese fenómeno”.

La directora de la Sin Fronteras A.C, Ana Saiz Valenzuela, consideró que en lo inmediato se debe fortalecer a la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), pues tiene rezago en atención de expedientes de solicitantes de algún tipo de protección del Estado mexicano.

Por otro lado, mencionó que hay pendientes en la armonización de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, con la Ley de Migración. “En México todos los días hay separación de infantes de sus padres, no es un hecho que suceda sólo en Estados Unidos. Las estaciones migratorias se han convertido en centros de detenciones administrativas”.

En la segunda mesa de trabajo “Circuito migratorio Centroamérica, México y Estados Unidos. Prospectivas para la migración”, Miguel Díaz Reynoso, director general para América Latina y El Caribe, de la SRE, estimó que el Estado tiene la enorme tarea de identificar el origen y dar respuesta al fenómeno migratorio, con refugio y posibilidades de trabajo. “Hay que retomar en nuestro país el programa de empleo temporal para migrantes”.

Afirmó que la clave para el éxito es la confianza, la transparencia y, sobre todo, el trabajo coordinado entre gobierno y sociedad. “Ya tenemos ejemplos como la comunidad de haitianos en Tijuana, quienes fueron acogidos por el sector social, pero también por organismos gubernamentales”.

El investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Eduardo Rosales, subrayó que México es ruta obligada en el flujo incesante de centroamericanos que buscan llegar a Estados Unidos. “Hay actores que quieren dar tintes políticos a las caravanas, pero lo que hoy vemos es sólo una nueva fase del fenómeno de movilidad”.

Sostuvo que el gobierno debe ser solidario con los extranjeros que arriban a nuestra nación, ya que son personas desplazadas por diversos motivos, aunque reconoció que “el Estado se ha visto débil porque no ha gestionado correctamente esta contingencia”.

El coordinador ejecutivo del Proyecto México, las Américas y el Mundo del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), Julio Téllez, explicó que indicadores de dicho centro muestran que la intención de migrar en los mexicanos ha disminuido. “Hoy, ya no están tan interesado como lo estaban en el pasado”.

Un punto importante es la generación de empleos para esas personas; sin embargo, consideró que el tema de refugiados en nuestro país no es prioridad, tampoco lo es transferir recursos para ese rubro. “Será una importante tarea para el próximo gobierno”.

Boletín de prensa