Inicio Noticias Internacional Ratas, venados y cachorros de lobos, entre los productos vendidos en el...

Ratas, venados y cachorros de lobos, entre los productos vendidos en el mercado de Wuhan

365
0

El brote de una nueva cepa de coronavirus en China, que ha dejado al menos 17 muertos, está relacionado con el mercado de mariscos de Wuhan. Las autoridades aún no determinan cómo surgió el virus, pero la diversidad de animales que se vendían en el establecimiento puede ser un factor importante.
Dedicado principalmente al marisco de Wuhan, ubicado en la provincia de Hubei, se podía encontrar una variada selección de mercancía, desde lobatos a civetas, según informaciones que aparecieron en los medios chinos.
En una lista de precios que circulaba en las redes sociales chinas de un puesto del mercado se podían ver todo tipo de animales o de productos derivados a la venta: zorros, cocodrilos, lobatos, salamandras gigantes, serpientes, ratas, pavos reales, puercoespines… Hasta 112 tipos.
Lee más: Suben a 17 los muertos en China por nuevo coronavirus; hay al menos 470 infectados
“Recién cortados, congelados y entregados en su casa”, se podía leer en la lista del vendedor.
Videos compartidos por CNN muestran cómo había venados vivos enjaulados y serpientes.
Gao Fu, director del Centro Nacional de Control y prevención de Enfermedades en China, declaró que que en el mercado se vendían de forma ilegal animales salvajes, y dijo que si bien el virus podría haber sido transmitido por éstos, aún no tienen una certeza.
Entérate: México tiene un caso sospechoso de nuevo coronavirus surgido en China
Este miércoles, las autoridades chinas anunciaron para el jueves un cierre de autobuses, subterráneo y ferry en Wuhan, mientras que se cancelaron los vuelos y transportes en tren.
Las autoridades se preocupan por el riesgo de contaminación días antes de las vacaciones del Año Nuevo lunar, cuando cientos de millones de chinos viajan para festejarlo.
“Si no es necesario, aconsejamos a la gente no venir a Wuhan”, declaró en la televisión el alcalde de la ciudad, Zu Xianwang.
En una rueda de prensa en Pekín, el viceministro de la Comisión Nacional de Salud de China, Li Bin, también sugirió que los habitantes no salieran de la ciudad.
Se han instalado detectores de fiebre en las estaciones y el aeropuerto. En las carreteras, se mide la temperatura corporal en los puestos de control, y los viajes organizados en autocar no pueden salir de la ciudad.
La policía también controla la presencia de animales salvajes y aves en los vehículos que entran y salen de la ciudad.

Fuente: Yahoo noticias