Inicio Noticias Nacionales Registra Odebrecht en plataforma de corrupción pago de AHMSA

Registra Odebrecht en plataforma de corrupción pago de AHMSA

237
0

Raúl Olmos
Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI)

IUSA y Conymed, ambas empresas vinculadas con el empresario Carlos Peralta y que son investigadas por posibles prácticas monopólicas, obtuvieron el mayor número de contratos de la licitación que realizó la CFE para adquirir sus medidores de luz. Este año se implementó un mecanismo de subasta y “suministro simultáneo” con el que se logró que empresas más pequeñas tuvieran algunos contratos y que se presentaran mejores precios a los de 2015.
 
Industrias Unidas (IUSA) y Controles y Medidores Especializados (Conymed), empresas ligadas a Carlos Peralta Quintero, volvieron a dominar en la licitación que realizó la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para la adquisición de medidores de luz, al obtener la mayoría de los contratos, pese a que ambas compañías son protagonistas de una investigación por posibles prácticas monopólicas.

Para la licitación de este año, una de las más importantes en adquisiciones de la CFE, se instrumentó un nuevo proceso de subasta electrónica descendente y el “suministro simultáneo”, es decir para una misma partida se otorgaron dos contratos a las empresas que ofertaran mejores precios, logrando un ahorro de casi 600 millones de pesos.
 
Gracias a este nuevo proceso de licitación Electrometer de las Américas S.A. de C.V. y a Protecsa Ingeniería S.A. de C.V. lograron obtener contratos; en otros años estas empresas habían quedado marginadas.
 
De acuerdo con el fallo de la licitación, que se dio a conocer este miércoles, la CFE comprará a IUSA –empresa de Carlos Peralta— 94% de los medidores monofásicos básicos y 83% de los medidores monofásicos de autogestión; mientras que adquirirá de Conymed –empresa que tiene entre sus accionistas al cuñado de Peralta— el 82% de los medidores bifásicos de autogestión y el mismo porcentaje de los medidores bifásicos básicos.
 
A Electrometer de las Américas, la CFE le comprará 17% de los medidores monofásicos de autogestión y 18% de los medidores bifásicos de autogestión. Y 6% de los medidores monofásicos básicos los adquirirá a Protecsa Ingeniería.
 
En un comunicado de prensa, la CFE informó que por el nuevo proceso de subasta y “suministro simultáneo” se logró tener un ahorro de 596 millones 803 mil 982 pesos en la adquisición de medidores de luz. Esta cifra representa una disminución del 18% con respecto al monto destinado en 2018 para esa misma compra.

De acuerdo con el comunicado, para la licitación de este año la CFE realizó un análisis “riguroso de la situación del mercado”, además de que se empleó el nuevo proceso de subasta y “suministro simultáneo”, el cual “permite el fortalecimiento de los pequeños productores”.
 
Sobre la participación de IUSA y Conymed en esta licitación, pese a que ambas empresas son protagonistas de una investigación por supuestas prácticas monopólicas, el comunicado de prensa resalta que Luis Bravo Navarro, coordinador de Comunicación Corporativa de la CFE, informó que están a la espera de que la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) emita su resolución sobre el asunto.
 
A diferencia de las licitaciones de otros años, en esta ocasión participaron más concursantes. Planeación y Análisis de Tecnología y Holley Technology presentaron una oferta conjunta, pero su propuesta fue rechazada por “no cumplir con los requerimientos solicitados”.
 
También participó la empresa BP Energía Sustentable, pero no obtuvo ningún contrato.
 
En esta licitación, IUSA y Conymed volvieron a la misma fórmula que utilizan desde 2013: se presentan como si fueran empresas competidoras y se reparten las partidas.
 
En julio de 2017, una investigación de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) mostró que, en la realidad, ambas empresas comparten domicilio, representantes legales e, incluso, el accionista principal de Conymed es Andrés Tort Rivera, hermano de Mariana Tort, pareja de Carlos Peralta Quintero.

Desde 2013 y hasta 2018, IUSA y Conymed acapararon los contratos de la CFE para la adquisición de medidores, obteniendo durante este periodo una suma de más de 12 mil millones de pesos.
 
En octubre de 2017, la Cofece anunció la apertura de la investigación por posibles prácticas monopólicas en el mercado de producción, distribución y comercialización de los medidores de luz.
 
De acuerdo con información de la Cofece, esa investigación entró en su segunda etapa en 2018.Depósitos por 3.7 millones de dólares de Altos Hornos de México a Grangemouth aparecen en la contabilidad de departamento de sobornos de la empresa brasileña; esa empresa escocesa es acusada de triangular pagos a compañía ligada a Lozoya.
 
La oficina de sobornos de Odebrecht registró en su sistema secreto de operaciones una transacción con Altos Hornos de México (AHMSA) por 3 millones 703 mil 540 dólares, según consta en documentos internos consultados por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) como parte de la investigación internacional #BriberyDivision.
 
El registro de esas transferencias de AHMSA aparece en un documento que tiene la clave “Tushio”, que corresponde al código secreto asignado al encargado de los sobornos de Odebrecht en el extranjero.
 
La División de Operaciones Estructuradas de Odebrecht, mejor conocida como oficina de sobornos, desarrolló el sistema encriptado Drousys para ocultar los pagos ilegales que realizaba en al menos 12 países, y a cada operador y receptor de los sobornos le asignó un “codinome” o código para ocultar su identidad y evitar así que fueran identificados en caso de que la Policía descubriera su red contable y de comunicaciones secreta.
 
En su delación ante las autoridades brasileñas, el tesorero de la oficina de sobornos, Fernando Migliaccio, reveló algunos de los códigos secretos que utilizaban en la plataforma Drousys: a él le habían asignado la clave de Waterloo; a Olivio Rodrigues, operador de las empresas offshore de Odebrecht, lo llamaron Gigo o Gigolino; mientras que a Luiz Eduardo Da Rocha Soares, responsable de los pagos ilícitos fuera de Brasil, le pusieron el apelativo de Tushio.
 
MCCI tuvo acceso a una parte de los documentos extraídos de la plataforma Drousys y localizó mensajes de Tushio que están ligados con operaciones en México, en particular con AHMSA.
 
En un documento en Excel, que concentra 26 mil registros de mensajes y operaciones de la oficina de sobornos, aparece la mención de un documento de Tushio titulado “Contrato de prestación de servicios AHMSA x Grangemouth”, el cual fue borrado de la plataforma. En otro mensaje aparece la referencia de que el contrato fue por 3 millones 703 mil 540 dólares con 57 centavos.
 
El 2 de agosto de 2018, la organización El Quinto Elemento Lab reveló la existencia de tres transferencias por 3 millones 701 mil dólares que AHMSA había realizado a inicios de 2014 a Grangemouth Trading Company LP, una empresa “de papel” con sede en Escocia que Odebrecht había utilizado para ocultar el pago de sobornos. En ese reportaje, Quinto Elemento mostró documentos bancarios relativos a esas transferencias. Ahora, MCCI muestra que esos movimientos fueron registrados en la plataforma del sistema de sobornos de Odebrecht.

Sobre Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad

Asociación civil sin fines de lucro comprometida con la consolidación del Estado de Derecho en México, a través de una agenda integral dedicada a prevenir, denunciar y contribuir a erradicar la corrupción e impunidad que prevalecen en los sistemas público y privado de nuestro país. Está comprometida con arrojar luz sobre los actos y redes de corrupción a través de La investigación aplicada, el periodismo de investigación, el litigio estratégico y la movilización ciudadana.

Boletín de prensa