Inicio Análisis político Alejandro López Munguía Rumbo a la Gubernatura 2024… escenarios y candidatos (1)

Rumbo a la Gubernatura 2024… escenarios y candidatos (1)

4244
0

Ha transcurrido un año y 5 meses de la administración que encabeza el panista Mauricio Vila Dosal y aunque faltan poco más de 4 años para que inicie el proceso electoral para elegir a un nuevo gobierno, y que además pasemos la aduana de las elecciones intermedias del 2021, es preciso hacer el análisis sobre la situación política actual, así como el correspondiente a los principales personajes de la vida pública local que podrían jugar un rol importante, ya sea como candidatos o como fichas en el tablero político.

Mauricio Vila

El Gobernador yucateco enfrenta una severa crisis de mando político. Por una parte, la actuación de su administración ha generado un distanciamiento con la población que ha dañado la imagen de su gobierno. Las malas decisiones han deteriorado la imagen de un gobierno “capaz y eficiente” que inició a buen ritmo y con grandes expectativas.

El mandatario ha dado señales de ser un gobernante rígido, que gusta de controlar todo, hasta la respiración de sus funcionarios, aunque hay algunos a los que deja hacer lo que quieran y les cree a ciegas, tanto que en varias ocasiones desafortunadas, lo han llevado a cometer graves pifias políticas.

Esta situación ha generado incertidumbre en diversos grupos que por su dinámica, influyen en la política. Su relación con Renán Barrera, Presidente Municipal de Mérida, es tirante, al grado que se detecta un rompimiento total inevitable. La pugna es fuerte y ha ido acentuándose conforme pasa el tiempo. Mauricio Vila no permitirá, al menos esa es su intención, que se le salga de las manos la designación del candidato a Gobernador por el PAN. Vila Dosal tratará de maniobrar para hacer candidato, hombre o mujer, al que guste.

Al Gobernador le ha faltado operación política. Fundamentalmente porque carece de operadores políticos con oficio, o bien, usa a unos que lo han engañado ya que no poseen esas cualidades. Esta vulnerabilidad hace peligrar los planes del Gobernador.

La Ineptitud de la mayoría de sus funcionarios, hace que el gobierno se vea inoperante, ineficiente y desvinculado con la sociedad. Pero Mauricio Vila pareciera aferrarse a mantener un gabinete dañado de Ineptitud. La mayoría son buenas personas, pero no aptas para tales responsabilidades.

La lejanía que existe entre la población y el Gobernador ya lo hace ver políticamente vulnerable. Mauricio no debe dejar que esto se consolide, ya que de hacerlo, perderá margen de maniobra. Borrar de la mente de la ciudadanía la mala imagen de su gobierno no será algo fácil de lograr. No hay estrategia mercadológica que sea efectiva cuando la población ya condenó. Debe mirarse en el espejo de sus antecesores, que tuvieron la intención de poner a sus “delfines”; Ivonne Ortega no pudo hacer candidata a Angélica Araujo, ni Rolando Zapata a Víctor Caballero.

Renán Barrera Concha

La lógica dice que deberá ser el candidato del PAN a Gobernador en el 2024, sin embargo, parece que el destino lo vuelve a “enfrentar” con Mauricio Vila. Nadie se hubiera imaginado que esto estaría sucediendo, sobre todo si nos remontamos al momento en el que Renán condujo a Mauricio por los pasillos del poder panista y lo impulsó para ser candidato a Presidente Municipal de Mérida en el 2015, adelantándose a las aspiraciones de Raúl Paz, que cayó en desgracia tras la aparición del vídeo conocido por “Montana”.

Paradójico, pero Renán enfrenta la resistencia de su amigo. Definitivamente, el candidato de Vila no es Renán, aunque ésta situación pudiera cambiar, entendiendo un poco la ilógica que reina dentro del PAN. Sin embargo, las huestes panistas deben prepararse para una ruptura de igual envergadura que la que se dio cuando Ana Rosa Payán Cervera renunció al blanquiazul y fue postulada por la comisión “Todos Somos Yucatán”, integrada por el PT y Convergencia.

Renan enfrenta un grave peligro, pues de no lograr la reelección en el 2021, quedaría fuera de la contienda en el 2024. Una diputación federal sería tan relevante como no ser postulado.

Cecilia Patrón Laviada

Se perfila como la favorita del gabinete estatal. Significa la continuidad de un cargo. Ella no siente compromiso alguno con Renán Barrera, pero sí con Mauricio Vila, a quien le tiene cariño y lealtad.

Cecilia es una mujer con todos los méritos para aspirar, disputar y conseguir la candidatura en el 2024. Porque ese el punto. Cecilia podría convertirse en la sucesora de Mauricio Vila, una vez que logre ser Presidenta Municipal de Mérida.

Para ella el 2021 es la antesala del verdadero objetivo. Sería la segunda Patrón Laviada en lograr la Gubernatura. Además del apoyo de Vila, cuenta con el apoyo de Raúl Paz, el Senador y excónyuge.

Las cosas se van a poner de color hormiga, pues un rompimiento abriría la posibilidad de que Renán Barrera abandone al PAN y se postule por otro partido político, que bien podría ser Morena.

Liborio Vidal

Voces oficiales lo ven como posible candidato de Morena en el 2024. Podría ser candidato a diputado federal en el 2021, lo que le permitiría cancha para moverse, mostrarse y postularse en el 2024. Liborio fue sepultado en vida política por Rolando, y aunque le dieron posiciones para su gente, incluyendo una regiduría en Mérida para su hijo, el originario de Valladolid no buscaría al PRI para postularse, aunque de cara al 2024 todo es posible.

Jorge Carlos Ramírez Marín

Su cercanía con Mauricio Vila le ha generado cuestionamientos muy severos por parte de un amplio sector del priísmo que sufrió los despidos del gobierno estatal. La administración de Vila despidió a cerca de 10 mil trabajadores del gobierno, que militaban en el tricolor a los que violaron sus derechos laborales y humanos, y nunca se supo que el Senador cuestionara públicamente a Vila por ésta situación.

Con su victoria en las elecciones del 2018, abrió frentes con la estructura de Rolando Zapata; además, su mala relación con la estructura de Ivonne Ortega, podrían ser un grave riesgo para él. Tiene un desgaste con Francisco “Pumba” Torres, Presidente Estatal del PRI, a grado tal, que éste se queja de que el Senador “lo dejó colgado”.

Jorge Carlos tiene una larga trayectoria en la política y así como tiene seguidores, tiene detractores. Su protagonismo en el gobierno de Peña Nieto ahora le genera graves peligros, pues el Presidente AMLO es impredecible.

Verónica Camino

Es la cuña perfecta para Jorge Carlos Ramírez Marín, tal vez juegue un papel preponderante para que Liborio Vidal alcance su objetivo. En estos momentos carece de estructura y de bagage político. Le falta crecer en el ánimo social, y dentro del ámbito político, enfrenta el reto de sacudirse de la sombra de Víctor Caballero Durán. Se supone que era priísta, pero al perder el partido en el 2018, tanto la Presidencia de la República, la Gubernatura y la mayoría en el Senado, optó por quedarse en el PVEM. Su candidatura por el Verde se debió a la alianza entre PRI Y PVEM, de postular a una priísta en una posición que correspondía a una militante del Verde. Eran los tiempos de los “menjurjes” y las “juanitas’.