Inicio Análisis político La neta del planeta Sabotaje a la vista … no es contra el túnel, es contra...

Sabotaje a la vista … no es contra el túnel, es contra Angélica.

801
0
alt

Las evidencias están a la vista, ya salió a escena Jorge Caamal Burgos, presidente de la Coparmex, y regente de la dizque agrupación cívica “Ciudadanos en Movimiento” a descalificar la intención de la alcaldesa Angélica Araujo de invertir en la obra citada. Y de manera programada, salta a escena la referida agrupación para amenazarla con boletinarla internacionalmente. Dicen que se trata de no permitir esta forma de gobernar “autoritaria”, y que debe dar marcha atrás en su intención; pero más aún, que esos recursos públicos los debe poner al servicio y beneficio de los grupos sociales vulnerables de la Ciudad. Seguramente Caamal Burgos expresa estas ideas asumiendo su postura de “gobernador” que le ha endilgado el Diario de Yucatán, que junto con Patricio Patrón lo promueven con una irresponsabilidad que preocupa incluso a Beatriz Zavala dentro del PAN. Les urge que llegue ya el 2012, por eso vemos al tal Caamal adoptando posturas de “líder moral”. ¡Vaya tipo!.

Pero lo alarmante de èsta seria discusión radica fundamentalmente en la suplantación de las voces que originalmente mostraron su inconformidad. Se trataba de los vecinos del lugar que de entrada se opusieron al gran Plan de la Construcción del Distribuidor Vial denigrado como ya mencionamos a “paso deprimido”, o vulgarmente a “túnel” porque les afectaría su vida social y económica. Y desde un principio, el Ayuntamiento les escuchó, hay pruebas documentales de ello.

Pero a pesar de haber pruebas de que el Ayuntamiento atendió la inconformidad de dichos vecinos encabezados por “líderes de la derecha” como Salvador Vitelli (aspirante a la candidatura por la alcaldía de Mérida), lo acusan de no escuchar a la sociedad, lo cual ya no solo es mentira sino dolo y manipulación.

Por su parte el Partido Acción Nacional está recorriendo las colonias de la Ciudad para “informar” a los meridanos de que este gobierno es autoritario y no rinde cuentas.

De la mano, la fracción de legisladores del PAN en el Congreso del Estado ha encontrado cancha para mover el balón a su antojo, pues ha sembrado la idea de que diputados del PRI y gobierno municipal se prodigan recursos para obras que nadie más que ellos saben. La duda está sembrada y el argumento de los diputados priístas abona a ello.

Está claro, la derecha encontró la bandera. Todos los días el Diario de Yucatán promueve la “cerrazón” de Angélica Araujo y simultáneamente publica las “múltiples” inconformidades cívicas en su contra.

Es inobjetable que será un sabotaje feroz contra su administración municipal, por eso le espera a Angélica Araujo un gran desgaste político. No estoy seguro de que esté blindada para ello, pero en el seno del PRI se albergan esperanzas de que su grupo de regidores y funcionarios estén preparados para el debate permanente y continuo. Aunque aseguran que la estrategia es posicionar “las buenas acciones” de su gobierno, es evidente que no es ni será arma suficiente para contrarrestar los ataques de un frente opositor que ya tomó cierta ventaja al poner en moda que el gobierno de Angélica Araujo no escucha, y por ende es autoritario.

El Diario de Yucatán avanza peligrosamente en su meta, pues poco a poco, día con día, consolida la “nueva” imagen que diseñó para el Ayuntamiento priísta: autoritario, oscuro y corrupto. Pero eso no es lo más peligroso, sino que lo es, la desidia, la inacción y la inoperancia que rodea a Angélica Araujo Lara; que no logra desactivar el efecto que el Didy produce en sus lectores, que a pesar de ser cada día menos los que lo compran, sirve para “prender” a los que aún creen en él y sus mentiras.