Inicio Análisis político Alejandro López Munguía Se pasan…

Se pasan…

350
0

Se pasan…

Que “¡el Presidente López Obrador fue humillado por la delincuencia!”, escribe uno; que “el Presidente es un &%#&&&, porque no pudo planear”; que “¡no sabe gobernar!”, ¡ajá!, nomás díganme ¿es la primera vez que pasa esto?. ¿No verdad?. Antes de hacer un juicio sumario, o intentar hacerlo que es diferente, debemos ser justos al hacer el análisis. Partamos de la verdad, el país vive en llamas desde hace décadas y hoy, solo aplica los protocolos de seguridad que tiene establecido.

Sí, la delincuencia tiene protocolos de seguridad. Está tan bien organizada que sabe qué hacer en momentos como éste. En el 2012, actuaron de igual forma para liberar al Mencho, en Guadalajara. En esa ocasión, como en Culiacán ahora, desplegaron toda su fuerza bélica con armas igual o más poderosas que las que posee el ejército nacional. ellos sabían dónde viven cada policía, cada militar, cada jefe policial, cada integrante del aparato de justicia, por eso fue fácil apostarse a las afueras de su domicilio y amenazarlos con matarlos a todos y destruir sus hogares.

Estos grupos cuentan con informantes desde adentro, infiltrados. Además de gente que pasa cualquier dato a cuenta. La nómina de estos grupos es enorme, y en ella no solo se sostienen a funcionarios, sino también a ciudadanos comunes con actividad diaria como meseros, vendedores, etcétera.

Es cierto que eso y otras cosas más no valoraron bien los que planearon el operativo, pero eso no significa que la estrategia sea mala. Han pasado más de 30 años y la actividad de la delincuencia crece. En este periodo se han adueñado de gubernaturas, alcaldías, cuerpos de policías, han infiltrado las estructuras del poder político, y hasta tienen en su nómina a jueces, legisladores y empresarios.

Esto no se detonó ahora, no es AMLO el culpable de que estos grupos sean poderosos y tengan estrategia de defensa.

Mal hacen quienes menoscaban la capacidad del Presidente. Su intención es bajarle el ritmo del combate a la corrupción y sí, es cierto, algunos medios le están devolviendo el que los haya exhibido previamente.

El tema es grave, sí, hay que darle solución. Pero el camino no es echándole la culpa por este operativo que no salió como originalmente se esperaba, sino por las vidas que se salvaguardaron. ¡Digo, si viviéramos en Suiza, hombre, pero estamos en México, la tierra donde imperó la corrupción a mansalva y que es origen del fortalecimiento de la delincuencia que definitivamente, está bien organizada!.