Inicio Noticias Nacionales Si excluimos a las mujeres, no lograremos los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Si excluimos a las mujeres, no lograremos los Objetivos de Desarrollo Sostenible

163
0

“Los derechos de la mujer son derechos humanos y la igualdad de género es fundamental para todos los objetivos de desarrollo sostenible”, sostuvo António Guterres.
Los Estados miembros adoptaron una Declaración Política en la que se comprometieron a incrementar la adopción de medidas que apliquen en su totalidad la histórica Declaración y Plataforma de Acción de Beijing sobre la igualdad de género, acordada hace 25 años.
En su discurso inaugural, el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, subrayó que la desigualdad entre géneros y la discriminación contra las mujeres y las niñas todavía constituyen una “enorme injusticia mundial”.
Guterres dijo que el ideario de la Declaración de Beijing sólo se ha materializado parcialmente, ya que los avances que proponía se han estancado o incluso se han revertido en algunas áreas.
Luchar para no retroceder “Las leyes que protegen a las mujeres de actos violentos han retrocedido en algunos países; otros reducen su espacio comunitario; otros aplican políticas económicas y de inmigración que discriminan indirectamente a las mujeres”, declaró el máximo responsable de la ONU.
“El acceso de las mujeres a los servicios de salud sexual y reproductiva está lejos de ser universal. Debemos hacer retroceder la involución”, recordó.
Este retroceso se produce a pesar del lento progreso para la mayoría de las mujeres y niñas del mundo, tal y como lo señaló el presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, al declarar que ningún país en el mundo puede afirmar que ha logrado la igualdad de género.
Tijjani Muhammad-Bande llamó a acelerar los avances en igualdad de género a todos los niveles, especialmente a medida que los países se esfuerzan por alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible para el año 2030.
“No se lleven a engaño: es fundamental incorporar la igualdad de género en todas nuestras actividades si queremos alcanzar cualquiera de los Objetivos”, dijo.  “Es imposible excluir al 50% de la población. Nuestra responsabilidad común es mantener la promesa de no dejar a nadie atrás”.
Una nueva generación de mujeres El Secretario General indicó que uno de los legados del proceso de Beijing fue la creación de movimientos, dando voz a los reclamos de diversos grupos de mujeres de todo el mundo para conseguir un cambio estructural.
Del mismo modo, una nueva generación de jóvenes activistas también impulsa el espíritu de Beijing.
La joven Aasha Shaik, de 17 años, se dirigió a la Comisión en nombre de las jóvenes afganas, donde se gesta un proceso de paz.
“Las mujeres, las jóvenes y las niñas afganas tienen que participar de manera decisiva en el proceso de paz y en la toma de decisiones políticas a todos los niveles garantizando la concordia y un desarrollo sostenible e inclusivo”, dijo Shaik, que es miembro del Grupo de Trabajo sobre Juventud de ONU Mujeres Beijing+25.
“En la actualidad, la mayoría de las mujeres, hombres y jóvenes afganos temen que si somos marginados del proceso de paz con los talibanes signifique la guerra con nosotros”, resaltó.
La Comisión y el coronavirus Normalmente la Comisión se reúne durante dos semanas en marzo, pero este 64º período de sesiones se comprimió a sólo un día en medio de las preocupaciones sobre la propagación del COVID-19.
“Sé que los activistas y los grupos de mujeres de todo el mundo comparten mi decepción. Pero también me reconforta porque sé que mantenemos nuestro compromiso con la defensa de la igualdad de género”, dijo el Secretario General.
Destacó que la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer brinda la oportunidad de impulsar los avances en favor de la igualdad de género y los crecientes derechos femeninos en todo el mundo, e instó a los participantes a revalidar la Declaración de Beijing y su plena aplicación.
 “Enviemos un mensaje inequívoco al mundo de que los derechos de la mujer son derechos humanos y que la igualdad de género es fundamental para todos los objetivos de desarrollo sostenible”.

Boletín de prensa de la ONU