Inicio Noticias Nacionales Sociedad mexicana debe unirse para defender a niños y adolescentes

Sociedad mexicana debe unirse para defender a niños y adolescentes

154
0

México, 30 Abr (Notimex).- La sociedad debe exigir al Estado mexicano la construcción de políticas públicas y espacios comunitarios de protección y seguridad para los niñas, niños y adolescentes, porque “son los más vulnerables entre los vulnerables”, sostuvo la especialista de la UNAM, Gabriela Ruiz Serrano.

La experta de la Escuela Nacional de Trabajo Social (ENTS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) afirmó que la sociedad en general debe unirse y alzar la voz por los derechos de los pequeños, pues es un atentado contra todos.

“Debemos exigir que el Estado dé una respuesta certera, contundente, que coloque a la niñez en el centro y se piense en la construcción de espacios comunitarios de protección y no de una violencia sistemática en la que nos encontramos y a la que nos enfrentamos el día de hoy”, enfatizó.

Señaló que los datos de la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM), basados en datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), respecto a que en los tres primeros meses de 2019 se contabilizaron 285 homicidios dolosos contra este sector de la población, deben ser una señal de alerta para la sociedad.

“Estamos hablando de niños y no podemos verlos como números, debemos pensar en una cifra más cualitativa del impacto que genera, por la inseguridad en la que vivimos, llevando a escenarios traumatizantes. No podemos dejar que se adormezca el corazón ni la memoria, debemos indignarnos frente a la violencia sea cual sea y contra quien sea en las estadísticas”, resaltó la experta.

Aseguró que se trata de una “urgencia nacional”, porque aun cuando se tiene una legislación nacional y México está adherido a convenios internacionales de protección de la niñez, no se cumplen con dichos acuerdos y solo se ha dado una solución enunciativa.

Ruiz Serrano agregó que la Academia está obligada, junto con la sociedad civil y los políticos, a hacer un frente común para pedir que se protejan a los pequeños, que son los más vulnerables entre los vulnerables.