Inicio Noticias Internacional “Somos brujas”: El escándalo de los abusos sexuales en Polonia divide a...

“Somos brujas”: El escándalo de los abusos sexuales en Polonia divide a la sociedad

281
0

KALINOWKA, Polonia (Reuters) – El exsacerdote católico de la aldea polaca de Kalinowka cumple tres años de cárcel por abusar sexualmente de cinco estudiantes de colegio. Pero Marta Zezula, una madre cuyo testimonio ayudó a condenarle, dice que son las víctimas del sacerdote quienes se sienten culpables.

“Somos brujas… porque hemos señalado al sacerdote”, se lamenta Zezula mientras mete paja con una pala en una descascarilladora de su establo en esta pequeña población del este de Polonia.

Muchos feligreses creen que ella y otras madres de las víctimas “condenaron a un hombre inocente”, dice.

Kalinowka, con unos 170 habitantes, está a poca distancia en coche de la carretera principal, pero la sensación es aún más remota. La iglesia de la Santa Cruz, construida en 1880, se asienta sobre una colina que domina tierras de cultivo y bosques llenos de ciervos.

Krystyna Kluzniak, que se apresura hacia la iglesia en una fría noche de noviembre, dice que la gente debería darle un descanso al sacerdote encarcelado. “El cura fue maravilloso y lo echamos de menos”, dice.

El sacerdote, que no puede ser identificado debido a la ley polaca, ahora está de nuevo en juicio, acusado de abusar sexualmente de otro menor. Su abogado, Marek Tokarczyk, dijo que niega las acusaciones. “Necesitamos un juicio justo”, dijo Tokarczyk.

Escándalos similares han sacudido a la Iglesia católica y han dividido a las comunidades de Estados Unidos, Irlanda, Australia y otros países.

Pero Polonia es una de las naciones más devotas de Europa, donde la mayoría de las personas se identifican como católicos y la Iglesia es ampliamente venerada. Algunos sacerdotes participaron activamente en la lucha contra el comunismo y en 1989, liderada por un papa polaco, Juan Pablo II, la Iglesia contribuyó al fin del poder comunista.

La división sobre las acusaciones de abusos es particularmente extrema aquí, dijo Marek Lisinski, director de “No tengas miedo”, un grupo que defiende a las víctimas de los abusos en la Iglesia. Los feligreses a menudo se ponen del lado de los sacerdotes y aíslan a las víctimas y a sus familias, dijo Lisinski a Reuters.

VEREDICTO HISTÓRICO

En octubre, “No tengas miedo” publicó un mapa que revelaba la magnitud del problema. Utilizó cruces negras para marcar los lugares donde 60 sacerdotes habían sido condenados por abusos que se remontan a 1956.

Después, según Lisinski, llamó gente para denunciar otros 300 casos de presuntos abusos cometidos por sacerdotes que no habían presentado ante la Iglesia o a la policía por temor a que los rechazaran o pusieran en duda.

El mismo mes, un tribunal de apelación polaco confirmó un fallo histórico que otorgó un millón de zloty (unos 230.000 euros) en compensación a una mujer de la que abusó un sacerdote cuando era niña.

Jaroslaw Gluchowski, un abogado en Poznan que representa a víctimas de abusos en la Iglesia, dijo que el fallo sentó un importante precedente.

“Estamos en un momento en que todas las víctimas en Polonia se están dando cuenta de que no están solas”, dijo.

En una declaración de noviembre, los obispos de Polonia pidieron perdón a las víctimas de abusos en la Iglesia y dijeron que la Iglesia había comenzado a recopilar datos para “identificar las causas de estos hechos y evaluar su magnitud”.

El arzobispo Wojciech Polak dijo a Reuters que la Iglesia publicará sus hallazgos dentro de seis meses.

Polak alentó a las víctimas de abusos a hablar con sus obispos, quienes están “obligados a informar a la fiscalía de todos los casos creíbles de los que tengan conocimiento”.

Dijo que sabía que el problema había causado divisiones en algunas comunidades.

“Es responsabilidad de la Iglesia actuar de una manera que no cree divisiones sino que las cure”, dijo.

Obispos de todo el mundo se reunirán con el papa Francisco en una conferencia en el Vaticano en febrero para hablar sobre la protección de los menores. Los organizadores de la conferencia han dicho que todos deben rendir cuentas o la Iglesia se arriesga a perder credibilidad en todo el mundo.

El tema también podría tener ramificaciones políticas en Polonia, dicen Lisinski y otros observadores. El país debe elegir un nuevo Parlamento para diciembre de 2019.

La Iglesia Católica ha desempeñado un importante papel político en Polonia, por lo que sus 25.000 sacerdotes no solo son objeto de veneración sino también muy influyentes entre los votantes.

Fuente: Yahoo noticias