Inicio Análisis político Enrique Vidales Ripoll TRIFE da marcha atrás a ahorro de 11 mdp del INE… gracias...

TRIFE da marcha atrás a ahorro de 11 mdp del INE… gracias a Benito Nacif

495
COMPARTIR

En el mundo de las decisiones y de los hechos públicos para el análisis de la situación hay diferentes ámbitos interpretativos.

Si partimos desde una perspectiva netamente laboral es claro que el salario de un trabajador debe estar protegido en cuanto evitar la reducción del mismo en el caso de depender del mismo patrón.

A inicios de este año, cuando se suscitó el aumento en el precio de la gasolina, algunos actores políticos entendieron que era necesario mostrar un “gesto solidario” ante los que muchos ciudadanos consideran excesos onerosos y privilegios que gozan altos funcionarios de la administración pública en los tres niveles de gobierno. Los anuncios de reducción a los salarios se decidieron desde el Presidente de la República, algunos gobernadores y presidentes municipales.

En sentido estrictamente laboral esto constituye una franca violación en la materia por atentar contra la estabilidad salarial. Sin embargo, dentro de un ámbito “político” las cosas se ven diferentes. Mucho más cuando una queja que han provocado el hartazgo ciudadano son los grandes salarios y el despendio injustificado de recursos a costa del erario.

El INE tomó, como muchas otras dependencias, la decisión de reducir en un 10 por ciento el salario de los consejeros, lo que significa percibir 17 mil pesos menos. Más que claro es entender que esa reducción no a solucionar el problema económico del país; no obstante, es una muestra de entendimiento y respuesta política ante una demanda ciudadana.

Pero fue el consejero Benito Nafic quien se incomodó y demandó ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación la medida. El mismo tribunal que ha recibido críticas por no tomar una decisión similar y que además adquirió camionetas de lujo con valor total de 4.5 millones de pesos. A decir de los magistrados “muy cumplidores de la ley” así ya estaba establecido en las leyes presupuestarias y no se puede tomar una decisión contraria a ella.

Ojalá que con el mismo celo legal los magistrados resuelvan los litigios electorales que son de su conocimiento. La percepción en ese sentido no es siempre favorable, lo que confirma que el cumplimiento cabal de la ley es únicamente en la conveniencia del caso.

Esa conveniencia legal parece ahora privar en la decisión de los magistrados – que con camionetas de lujo “bien padrotas” – le dan razón a Nacif y dan marcha atrás a un ahorro de 11 millones de pesos anunciado por el INE de forma lisa y llana.

Se puede entender la argumentación jurídica, pero no justifica la falta de sensibilidad política y social que viene a manchar la reputación de un consejero del INE que prefiere llorar por no ganar 17 mil pesos.

¡Pobre Nacif!..No debemos permitir que empobrezca más.

Atrás queda la gran altura política de los consejeros electorales que antes que nada fueron personas comprometidas con la consolidación de la democracia. Hoy el máximo instituto electoral administrativo y judicial quedan heridos en credibilidad y sensibilidad.

Hoy es una mina de negocio personal a expensas del dinero público. Con consejeros y magistrados más comprometidos con el asunto de los dineros personales y luchando por mantener estándares de lujo y onerosos en los recursos que realmente responder a las exigencias de la sociedad.

Desde la transformación del IFE a INE el descredito ha estado en aumento. Intentaron justificar un súper edificio central que contaría con espacios superfluos para la organización de un proceso electoral como gimnasio y piscina. Después se supo de altos pagos a asesores cuando supuestamente los elegidos consejeros electorales fueron elegidos por una destacada y reconocida trayectoria en materia electoral.

Ahora resulta que para Nacif y magistrados es más importante cumplir la ley en lo que se refiere a sus salarios y privilegios.

Esta es otra forma de depredación del dinero y recursos públicos. Porque más allá de las leyes, debe existir “conciencia política” y “sensibilidad social”

Pero ya ven… ni la preparación ni los grados académicos, mucho menos, la experiencia basta.

Nafic lloró por sus 17 mil pesos menos.

Los flamantes magistrados le dieron la razón… y para atrás el ahorro de 11 mdp propuesto por el INE.

¡Gracias Benito Nacif!

Ni modos… así son las cosas.