Inicio Noticias Ciencia y tecnología Triste 2020, el año más miserable para la gente en Twitter

Triste 2020, el año más miserable para la gente en Twitter

354
0

Entre los eventos que registran reacciones más tristes se encuentran el agravamiento de la pandemia y el asesinato de George Floyd

 

NOTIPRESS.- Sin duda el 2020 fue un año difícil para muchas personas alrededor del mundo debido a la pandemia de Covid-19 y esto se reflejó también en Twitter. Así lo señala un estudio de Computational Story Lab, de la Universidad de Vermont, en Estados Unidos. Según sus mediciones, 2020 fue el año más miserable para la gente en dicha red social en, al menos, los últimos 12 años.

Desde 2008, los investigadores al frente del Computational Story Lab, Peter Dodds y Chris Danforth, desarrollaron un instrumento de medición bautizado hedonómetro. Éste mide la felicidad de grandes poblaciones, casi en tiempo real, con base en sus expresiones en línea, utilizando publicaciones de Twitter como una fuente rica en datos.

Para su análisis, los investigadores formaron un corpus de aproximadamente 10 mil palabras únicas más frecuentes, en varios idiomas. Éstas se puntuaron en una escala de nueve puntos, donde 1 es el puntaje más negativo o triste y 9 el más positivo o feliz. Diariamente, un algoritmo toma una muestra aleatoria del 10% de los cerca de 500 millones de publicaciones diarias de Twitter.

A partir de esta muestra, contabiliza cuántas veces se usa cada palabra, dejando fuera palabras con puntaje neutro y palabras que su significado depende del contexto, como jerga o groserías. A continuación, el hedonómetro calcula un promedio con estas palabras, ponderando la felicidad o la infelicidad colectiva del día en Twitter.

Con anterioridad, el hedonómetro registró días significativamente tristes. Estos fueron los del atentado con bomba en el maratón de Boston, Estados Unidos, en 2013, con un promedio de 5.89 puntos. Los tiroteos de Las Vegas, en 2017, y el de la escuela secundaria Stoneman Douglas, en Florida, en 2018 registraron un puntaje de 5.75 y 5.86, respectivamente. Todos estos eventos provocaron repuntes en el uso de palabras como “terrorista” y “asesinato”.

No obstante, dos días de 2020 superaron el puntaje de estos eventos. A partir del aumento de la gravedad de la pandemia de Covid-19, se registró un primer pico negativo. Éste alcanzó un mínimo histórico de 5.71 el 12 de marzo y hubo un aumento en el uso de las palabras “virus”, “brotes” y “muriendo”.

Cuando los niveles de felicidad comenzaban a estabilizarse después de este pico, el hedonómetro registró un nuevo mínimo histórico con el asesinato del afroamericano George Floyd. Según el instrumento, el 31 de mayo, en lo más álgido de las protestas, el puntaje de felicidad bajó hasta 5.63, por debajo del 5.71 del 12 de marzo. Con este evento, las palabras en tendencia fueron “terrorista”, “protesta”, “violencia” y “racista”.

Por encima de estos mínimos históricos, es notable la lentitud con la que el índice de felicidad se recuperó de estas caídas. Estos resultados coinciden también con otras señales de un año difícil emocionalmente. De acuerdo a un estudio publicado en la revista Journal of Clinical Sleep Medicine, la cantidad de búsquedas en línea sobre el insomnio aumentó significativamente al inicio de la cuarentena. El estudio registró un aumento del 58% de la palabra insomnio en Google, con respecto a 2019.

Además de este tipo de mediciones, los investigadores del Computational Story Lab han utilizado el instrumento para otro tipo de análisis. Uno de ellos ha sido para identificar los tweets de alguien con depresión o estrés postraumático. Según un estudio publicado en la revista Nature, sugiere que el inicio de la depresión puede detectarse a partir de los datos de Twitter varios meses antes del diagnóstico.

Respaldado por estas mediciones, no queda duda de la dificultad de 2020. Computational Story Lab y sus datos que apuntan al año más miserable para la gente en Twitter proponen una forma novedosa para identificar el estado de ánimo de grandes poblaciones. Además, este tipo de medición podría tener implicaciones importantes en otro tipo de análisis, como muestran otros estudios publicados por el laboratorio.