Inicio Noticias Internacional UE se une a esfuerzo internacional para apagar incendios en Bolivia

UE se une a esfuerzo internacional para apagar incendios en Bolivia

404
0

La Paz, 30 Ago (Notimex).- La Unión Europea (UE) se sumó a los esfuerzos internacionales para contener los incendios forestales en el sureste de Bolivia, en particular en la región de Chiquitania, donde los focos de calor siguen apagándose y de ocho mil solo quedan 142.

 

La representación diplomática del bloque en La Paz informó que la UE activó el Mecanismo de Protección Civil destinado a combatir el fuego y decidió enviar al país latinoamericano un emisario para hacer contacto con la Casa Grande del Pueblo y las autoridades del departamento de Santa Cruz, al que pertenece Chiquitania.

 

La mancomunidad decidió activar de inmediato el operativo de ayuda, tras recibir el requerimiento de Bolivia, a fin de enviar lo antes posible la ayuda humanitaria que se requiere en este tipo de situaciones, como son artículos de emergencia, equipos de protección civil y especializado para combatir las llamas.

 

El enviado de la UE es un representante de la Oficina Europea de Ayuda Humanitaria, quien a su llegada a Bolivia evaluará la emergencia y coordinará con las autoridades locales la cooperación inmediata a otorgar.

 

En un comunicado, el comisario de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides, señaló que la “UE se solidarizaba con Bolivia y el resto de países afectados por los incendios forestales que devastan la región del Amazonas desde inicios de este mes.

 

“Los incendios en la región de la Amazonia muestran que el cambio climático aumenta el riesgo de los desastres naturales a nivel mundial. Tenemos el deber común de trabajar juntos para proteger nuestro medioambiente", añadió.

 

La UE asiste además con su servicio de emergencia por satélite Copernicus, que proporciona los mapas de las áreas afectadas por los incendios.

 

Los incendios en Bolivia se ubican principalmente en Santa Cruz, sobre todo en la Chiquitania, una zona de transición entre el Chaco y la Amazonia. Casi un millón de hectáreas de bosque y pastizales han resultado afectadas, al igual que unas mil 800 familias.

 

En su lucha contra el fuego, Bolivia ha recibido la ayuda de países vecinos como Perú y Argentina, así como la aportación económica de varios organismos, entre ellos el Banco de Desarrollo de América Latina, el Banco Interamericano de Desarrollo, las Naciones Unidas y el bloque bolivariano Alba.

 

Expertos de Estados Unidos, Canadá y Suiza forman parte de las brigadas de extinción del fuego en el devastado Santa Cruz, mientras continúan las gestiones de cooperación con otras ocho naciones: Alemania, Colombia, Chile, China, España, Italia, Japón y Rusia.

 

El gobierno del presidente Evo Morales ha agradecido todas las muestras de ayuda internacional, que supera los 2.2 millones de dólares.

 

Asimismo reportó la noche del jueves la reducción de los focos de calor de ocho mil a 142 en la Chiquitania, desde que iniciaron las operaciones de emergencia ambiental el pasado 7 de agosto, aunque advirtió que el fuego podría reactivarse debido a la sequía y los vientos en la región, según la Agencia Bolivariana de Información (ABI).