Inicio Análisis político Enrique Vidales Ripoll Verdadero “COCHINERO” el proceso de ingreso magisterial

Verdadero “COCHINERO” el proceso de ingreso magisterial

2003
0

I. Como debió de suceder, la Secretaría de Educación Pública publicó la convocatoria de ingreso al servicio magisterial en todos los niveles educativos el pasado mes de marzo. Sin embargo, esto no estuvo exento de peculiaridades porque no se hizo en tiempo como se había sugerido de acuerdo con el calendario de la propia secretaría. Yucatán fue uno de los últimos estados en la publicación de la convocatoria.
En esos tiempos se empezaba a discutir los cambios constitucionales para derogar la reforma educativa de Peña Nieto que creaba el servicio profesional docente que definía las reglas del ingreso, promoción y permanencia por medio de una evaluación del servicio docente, lo que aborrecían los grupos aliados al presidente. Con la incertidumbre de que sucedería con respecto a los procesos de ingreso ya iniciados, muchos maestros deciden participar y se inscribieron con las reglas de la convocatoria emitida fundamentada en la Ley de Servicio Profesional Docente vigente para ese entonces.
II. Viene el cambio constitucional y se abroga la ley del servicio profesional docente. Por lo cual, la autoridad educativa emite una serie de disposiciones que MODIFICAN LAS REGLAS DE LA CONVOCATORIA y en lugar de contar con una evaluación como eje central se impone entre elementos a considerar hacer un ensayo o planeación, así como también, cambiar reglas para valorar la experiencia docente y la vinculación formativa normalista. Cambios que NO CONTABAN CON BASE LEGAL, ya que no existe, hasta la fecha, normas reglamentarias para la aplicación de los cambios.
III. En el proceso se tuvo muchas dificultades técnicas y atrasos en la plataforma VENUS. Algunos maestros no pudieron subir ni sus planeaciones ni ensayos por fallos y saturaciones. No existió un verdadero soporte técnico ya que se limitaba únicamente a envió de tickets sin contar con un mecanismo real para encontrar soluciones efectivas para resolver los problemas que se fueron presentando.
Ejemplo de esa ineficiencia fue la DESORGANIZACIÓN para la revisión y captura de documentación comprobatoria donde no valieron los turnos por la lentitud de la infraestructura de telecomunicación.
IV. Como si se estuviera improvisando las fechas para la emisión de resultados fue modificándose sin dar una justificación de ello. Inicialmente, que de acuerdo con la convocatoria de marzo se debían publicar el 17 de julio, la cambiaron para el día 30 de julio. Un par de días antes de la nueva fecha anunciada se volvió a cambiar al 31 de julio. Llegado la fecha los maestros tuvieron ser muy pacientes ya que la autoridad NO CUMPLIÓ con los tiempos ni con las formas. Fue hasta ayer domingo que se concluyó con la publicación de todos los resultados.
V. Pero la sorpresa mayor fue que los resultados publicados NO FUERON TRANSPARENTES, ya que no detalla en la ponderación los resultados individuales en cada uno de los rubros o elementos de medición y calificación, cuando siempre en otros procesos se ha sido claro. Lo peor es que el sábado, por la tarde-noche, se corrió el rumor de que las calificaciones se modificaron. En una revisión, los docentes de educación básica habían subido alrededor en 10 puntos. Inclusive algunos que habían quedado en la lista B pasaron a la lista A que implicaba que tendrían la posibilidad de ser ubicados en una plaza vacante.
En conclusión:
1. No se cumplió para este proceso con el principio de NO RETROACTIVIDAD que constitucionalmente es un derecho de los mexicanos. En un sentido estricto y amplio la autoridad debió cumplir con los tiempos y forma de la convocatoria publicada inicialmente. Las acciones de modificación fueron improvisadas y no tuvieron ningún sustento jurídico como tal debería ser un proceso que es público.
2. No hay resultados transparentes. Los maestros desconocen como se aplicaron los procesos de medición y la incertidumbre se acrecienta cuando los resultados ya emitidos se modifican. ¿Esa es la eficiencia de la autoridad en el manejo de su información?

Tiempo atrás, tanto el presidente Andrés Manuel López Obrador como el secretario de educación pública Esteban Moctezuma insistieron que se dejaba atrás el MALTRATO A LOS MAESTROS. Los que han vivido este proceso no tiene duda que fue estresante, improvisado, sin fundamento jurídico, sin transparencia, ineficiente… como dicen los maestros: en otros años nunca se había visto un VERDADERO COCHINERO.

AL CALCE. Si se cayó en toda esta improvisación e ineficiencia por carencia de leyes, iniciamos en días próximos un curso escolar sin contar con las leyes secundarias.

¡Qué Dios nos agarre confesados!