Inicio Análisis político Columnista MPV Violencia de género, ni una más

Violencia de género, ni una más

0
COMPARTIR
feriadeciencia

 

La igualdad de género es un principio constitucional que estipula que hombres y mujeres somos iguales ante la ley. Lamentablemente lo anterior solamente esta ahí, en la Constitución, porque en los hechos basta con salir a la calle para ser testigos de los niveles de discriminación y violencia de que somos objeto las mujeres.

En los últimos días hemos leído a través de diversos medios de comunicación acerca de un aumento en los índices de violencia contra las mujeres, situación que es preocupante para la sociedad en que vivimos.

La violencia, ya sea física, económica, sicológica o sexual, tiene que ser atendida y la mejor forma es hacerlo desde casa. Es verdad que los diferentes niveles de gobierno tienen que llevar a cabo políticas públicas y acciones diversas para el empoderamiento y la defensa de la mujer. Pero son lugar a duda, el sitio donde mejor se combaten esas acciones de violencia son el hogar.

Un niño que en caso ve acciones de violencia contra la madre, muy probablemente, será un adulto violento, pues desde esa temprana edad es la forma correcta de arreglar los problemas.

Amigas mujeres, no estamos solas. Pongamos un alto si tú estás viviendo una situación de violencia. No te quedes callada.

Si sabes de alguien que viva en las diferentes dependencias de gobierno para apoyar a la mujer. Existen asociaciones civiles y organizaciones no gubernamentales cuya tarea es trabajar en defensa de las mujeres.

Además, estamos nosotras las mujeres que sin la necesidad de pertenecer a alguno de las organizaciones anteriores estamos presentes y no podemos dejar que nuestras madres, hijas, hermanas o alguna amiga o vecina sea víctima de violencia, que estamos ahí para juntas denunciar y detener al agresor.

De acuerdo a la ley en 2018 tendremos equidad entre hombres y mujeres en las candidaturas a los diferentes puestos de elección popular. Es decir, un 50 por ciento de mujeres y un 50 por ciento de hombres. Solo nos queda esperar que los diferentes institutos políticos postulen a mujeres que en verdad representen los intereses de las mujeres. Que estas candidaturas no sean resultado del amiguismo o de algún sorteo, como es el caso de la actual diputada local yucateca de Morena que llegó a la candidatura a través de una rifa. Una diputada sin saber qué o a quiénes representa.

Nos leemos para la próxima amigos.

 

Tekax, Yucatán, abril de 2017