Inicio Análisis político Columnista MPV ¿Y tú, ya te viste?

¿Y tú, ya te viste?

259
0
Compartir

Después de algunos días de ausencia, de silencio, de reflexión, retomamos la relatoría de lo que a mi mente viene, propio de este periodo electoral. Ya en la víspera, a escasos veintitantos días del culmen democrático en nuestro país sólo algo puede superar lo que con tanta vehemencia se ha desarrollado en la calle, en las casas, en los medios, en las redes sociales, en todos lados y me refiero al tan ansiado Mundial de Futbol en el que vaticino que seremos campeones mundiales y digo seremos porque yo también tengo “la verde” bien puesta.

Sin embargo el motivo de esta relatoría es respecto a lo que en el cotidiano día a día, durante los últimos meses, venimos escuchando, leyendo, comiendo, soñando, esperando, viviendo, arrebatando, en fin todo aquello que signifique “elecciones”. Como nunca en la historia contemporánea se ha polarizado tanto un proceso electoral y vaya que ha sido así, tanto que sólo importa, al parecer, quién va a ganar en cada una de las categorías…dejando a un lado las propuestas y el verdadero interés público.

Pero sin duda uno de los papeles importantes en este proceso democrático lo están jugando los miembros, militantes y simpatizantes de cada uno de los partidos políticos y por lo que veo se alcanzan a distinguir tres categorías. Si tú eres miembro militante o simpatizante de alguno de ellos ¿en cuál te ves?:

  1. Empezamos con aquellos militantes que se enamoraron alguna vez de un atractivo del partido en donde militan y con toda genuidad, sinceridad y confianza le han dado su generosidad, muchas veces su voluntad y siempre su permanencia en las buenas y en las malas, estos hombres y mujeres valiosos, héroes casi anónimos de mil batallas que están dispuestos a defender no sólo la doctrina y principios de su Instituto político, sino también, a veces irracionalmente, a aquellos que en la coyuntura y sin merecimientos se erigen como candidatos a servidores públicos. En la teoría de las masas muchas veces son usados como “carne de cañón” y lamentablemente muchos se acostumbran a ello. Sin embargo los hay quienes motivados por un bien superior se manifiestan e intentan cambiar el devenir de su casa política. No lo dicen pero saben que están sometidos al sistema partidista. Éstos son lo más valiosos en los Partidos políticos y el sistema lo sabe, así que no le interesa que desaparezcan, juegan con ellos y harán todo lo necesario para mantenerlos dándoles acaso una palmadita en la espalda, quizás con una fotografía con el candidato de moda. Dudo que en poco tiempo cambie esta situación pero hago votos porque sean estos miembros, militantes, los que marquen el curso de los partidos políticos en un futuro inmediato.
  2. Están aquellos oportunistas, caraduras que viven del partido y que incluso usan y se ufanan del legado de sus fundadores y adalides, pero que a la primera de cambio violentan el rumbo, cual veleta al viento, algunos saben bien que ingresar al club selecto y utilizando cualquier ardid (adulación, rastrerismo, “bullyng”, siendo comparsa, navegar como tonto, haciéndose a la víctima, chantajeando etc.) alcanzarán sus objetivos personales muy alejados de los nobles intereses comunes. Ahí, sí en los partidos, hay ejemplos muy palpables y lamentables. Cabe mencionar que siempre se ha sabido de esas personas y sus latentes intenciones y a los que en muchos casos los alentaron y dejaron crecer, ahí las consecuencias. Nadie los denuncia ni se atreve a tocarlos siquiera con el pétalo de una rosa, so pena de caer en desgracia y perder oportunidades.
  3. Los mercenarios, maquiavélicos y TRAIDORES, ¡cuidado! éstos son los más peligrosos porque pueden seguir en sus partidos navegando con bandera de “propios”, pero que sutilmente podrían, y lo han hecho, vender a su partido por unas cuantas monedas (intereses personales). Alguno de ellos puede estar a tu lado, ¡abusado! La descripción sería muy abundante y tediosa pero me concretaré a decir que son tan hábiles que se logran perder entre los comunes, muchas veces sólo son detectables una vez que han cometido sus fechorías o logrado el puesto ansiado, eso sí, son discretos.

Bueno pues esta relatoría está basada, he de decir en mi experiencia y percepción, si tú amable lector tienes alguna otra categoría que describir, háznosla llegar y la incluimos. Eso sí, gracias por tu amable lectura, y que gane tu candidato en estas próximas elecciones.

De remate:

Se acerca el tercer y último debate y será en nuestra ciudad de Mérida el próximo 12 de Junio, tal vez estemos ante una anticipada definición electoral no sólo para el país sino también para el estado. Quizás sea la antesala del rumbo que tomará nuestro estado y esperemos que sea para el bien de la ciudadanía. No esperen a los candidatos con “guayabera”. Aquí les dejo un link, con el permiso de nuestro Director de “Mi Punto de Vista” en dónde se enterarán de los pormenores del evento. https://www.animalpolitico.com/2018/06/tercer-debate-presidencial-merida/