Inicio Análisis político Alejandro López Munguía Yucatán fue saqueado. Impera la impunidad.

Yucatán fue saqueado. Impera la impunidad.

3064
0
Compartir

I.- A raíz de la denuncia pública que hizo Mauricio Vila sobre el faltante millonario que le heredó su antecesor y de las denuncias presentadas por diversos presuntos delitos, la percepción de que el gobierno de Rolando Zapata fue muy corrupto es sólida y potente. Al respecto, son abundantes las versiones sobre el enriquecimiento inexplicable de un círculo de funcionarios de la administración de Rolando Zapata Bello. El actual Gobernador Mauricio Vila Dosal los conoce bien y seguramente tiene identificados a los beneficiados directamente. Aseguran en el actual gobierno que la justicia les llegará en cualquier momento.

II.- Lo cierto es que a diario surgen versiones, testimonios, señalamientos de diversas triquiñuelas realizadas durante los tres últimos años de la administración Rolandezca. Lo escandaloso es saber los montos a los que llega la riqueza atribuida a varios funcionarios del primer círculo.

III.- Se habla de fortunas amasadas con base en triangulaciones oscuras mediante sobornos, cuotas, moches, facturas fantasmas. Los montos rondan los mil millones por cabeza. Es decir, que existen funcionarios que al final del sexenio pasado alcanzaron esa riqueza.

IV.- En diversos puntos de reunión como cafés, restaurantes, mesas, parques, se aborda el tema y se hace referencia a recientes adquisiciones que van desde escuelas, franquicias de restaurantes, casas, mansiones, ranchos, terrenos, marinas, barcos.

V.- A la mente nos vienen las imágenes de los ex Gobernadores Beto Borge de Quintana Roo, de Javier Duarte de Veracruz, de César Duarte de Chihuahua, del Químico Granier Melo de Tabasco. ¿Será posible tanta riqueza mal habida?. ¿Y en Yucatán?.

VI.- Recientemente el Gobernador Mauricio Vila dio a conocer la revocación de más de 500 concesiones de placas de taxis. Los medios de comunicación ya dieron a conocer a varios beneficiarios, la gran mayoría fueron pagos de favores y recompensas políticas.

VII.- Versiones nos han confiado que el estado fue “saqueado”. El daño al erario es de más de 8 mil millones de pesos. Hubo contubernio, corrupción y total impunidad. Lo único que se le exige al nuevo gobierno es que no permita que este saqueo quede impune.

VIII.- Priístas que trabajaron de cerca con el primer círculo del entonces Gobernador Rolando Zapata, aseguran que era común el derroche y el abuso. La riqueza inexplicable de esos funcionarios que “llegaron en chanclas y salieron con ranchos, mansiones, barcos, autos de lujo y más”.

IX.- Hoy que en el tricolor se preparan para renovar a su dirigencia estatal, los priístas hablan y con odio señalan a ese círculo que se hizo presente acompañando a Rolando Zapata en su calidad de “mortal militante”, condenándolos al desprecio y al rechazo total.

X.- Para los priístas, Yucatán fue saqueado literalmente. Acusan a Rolando de haber dispuesto del partido sin respeto alguno, acusan de que vendió la elección a Mauricio Vila y que sacrificó al partido para lograr su objetivo. No lo rechazan por casualidad, lo hacen conscientes de que se sirvió del gobierno para dejar en el desamparo a miles de priístas que han sido despedidos, mientras se enteran de cómo su círculo preferido gastan sus millones en propiedades sin ninguna discreción.

La neta del planeta.- Los yucatecos esperan del nuevo gobierno encabezado por Mauricio Vila una respuesta directa, contundente a este gran saqueo, que él mismo se ha encargado de denunciar. Vivimos tiempos de congruencia, donde lo que se dice, se debe demostrar y castigar. Vila Dosal denunció corrupción y la corrupción se debe castigar. Necesitamos saber a fondo la verdad, ¿quiénes son los responsables del saqueo?, ¿qué cosas hicieron?, eso solo nos lo pueden decir las autoridades que conforman el Sistema Estatal Anticorrupción que hasta ahora, solo genera desconfianza y enojo.