Inicio Análisis político Alejandro López Munguía 2021, elecciones plagadas de “impresentables”.

2021, elecciones plagadas de “impresentables”.

1532
0

 

2021, la elección de los “impresentables”.

En estas elecciones abundan los “impresentables”. Los que por su mal desempeño público, los que por su desprestigio, no deberían mostrarse, pero muchos habrán de postularse con la “noble” intención de “servir” al pueblo. Los hay quienes desviaron millones del presupuesto de su municipio, desaparecieron ambulancias, desvalijaron autos, se llevaron climas, crearon hasta 5 nóminas, usaron facturas fantasmas, falsificaron firmas, despojaron a campesinos de sus tierras, etc.

Hay quienes tienen proceso abierto por la ASEY (Auditoría Superior del Estado de Yucatán), y no les importa. Gozan de impunidad. 

La verdad es que han perdido la noción de la realidad y su egoísmo los impulsa a creerse la versión de que el pueblo los necesita. Así los vemos luchar con todas sus fuerzas y argucias por una candidatura.

Apuestan con todo por algo que consideran merecen para seguir “vivos en la jugada”. Son esos políticos que en el pasado se sirvieron del poder y de la gente. Usaron al pueblo para sus fines de lucro político y se atrincheraron desde las esferas del gobierno para hacer negocios con los programas sociales y/o con el presupuesto de obras públicas.

Para ellos el 2018 no existe, no hubo derrota, no hubo lección, no hubo rechazo. Para ellos lo importante es seguir depravando la política, porque su argumento de vida es la depredación de lo público y la degradación del servicio administrativo.

Es increíble ver las listas de candidatos y darnos cuenta como los diversos partidos políticos postulan a verdaderos “impresentables” como pre candidatos a presidentes municipales del interior del estado.

Pre candidatos que tienen cuentas pendientes con la Auditoría Superior del Estado de Yucatán, y que aún así, se hacen de la vista gorda y siguen su camino. Reales “trogloditas” de la política, que usurpan el cargo donde bien pudiera estar un ciudadano decente, con ética, con honor.

Pero esa es la clase de políticos que privan. En el PRI, vemos la carroña entre los aquellos que nunca dejan pasar a los de abajo, que se sirven con la “cuchara grande”, que no les importa lo que digan los estatutos, ni los derechos de los demás.

Los yucatecos vamos viendo la clase de políticos que se postulan a los diversos cargos políticos y nos desilusionamos. Pues vemos arribismo, oportunismo, agandallamiento, imposiciones, todos esos vicios que según, quedaron erradicados en el 2018.

Algo tenemos que hacer, pensar en recurrir a la ASEY no es una buena idea, pues ya vimos que junto con el Sistema de Combate a la Corrupción del estado, no sirve para nada. La solución está en nuestras manos. Donde veamos un “impresentable” no votemos por él.