Inicio Noticias Nacionales Alistan dictamen para eliminar la figura del arraigo

Alistan dictamen para eliminar la figura del arraigo

200
0

 

El presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, Eduardo Ramírez Aguilar, informó que el próximo miércoles 25 de septiembre, en reunión de la comisión que preside, avalarán por unanimidad el dictamen que deroga la figura de arraigo de nuestra Carta Magna.

 

Durante el Foro “Análisis sobre Derogación del Arraigo”, realizado en el Salón de la Comisión Permanente del Senado de la República, el legislador de Morena detalló que la iniciativa cuenta con el apoyo de todos los Grupos Parlamentarios, por lo que posiblemente la próxima semana podrá ser aprobada por el Pleno.

 

Señaló que esta figura viola los principios constitucionales de presunción de inocencia, la integridad de la persona, el derecho a la libertad y una defensa adecuada. Además, agregó, se presta a la tortura y a la fabricación de delitos, lo cual es incongruente con nuestro nuevo Sistema Penal Acusatorio.

 

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Kenia López Rabadán, informó que existen tres iniciativas en la materia, las cuales son apoyadas por todos los Grupos Parlamentarios, con lo que se deja entrever que la eliminación de dicha figura tiene una gran oportunidad de transitar sin problemas.

 

El marco jurídico nacional aún presenta figuras que violentan los derechos humanos como el arraigo, expresó. Además indicó que gracias al trabajo legislativo, el apoyo de la sociedad civil y de organismos internacionales, “estamos a días de que el arraigo se suprima de la Constitución”.

 

Desde el Senado damos señales del respeto a los derechos humanos. Estamos a unos días de resolver quién presidirá la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Estamos en un proceso complejo, en una etapa en la que la defensa de las instituciones que protegen los derechos humanos se hace indispensable y que vaya acompañado, de la autonomía de esta Soberanía, detalló.

 

En su participación, el senador sin partido político, Emilio Álvarez Icaza, indicó que existen distintos ordenamientos nacionales e internacionales que han señalado la pertinencia, importancia y necesidad de eliminar esta figura.

 

Agregó que aunque esta práctica está en desuso, debe eliminarse de la Constitución pues manda un mal mensaje sobre nuestro sistema de justicia. Además, consideró al arraigo como una de las peores herencias de la lucha contra el narcotráfico llevada al pacto social.

 

En realidad, señaló, se trata de una especie de pena precondenatoria, pues genera una condición donde se detiene para investigar, no se investiga para detener, lo cual es contrario al modelo de justica que se busca construir.

 

Insistió en que debe haber un proceso de verdad y justicia, no uno de populismo punitivo donde se le ofrezca a la opinión pública un culpable sin importar si lo fue o no. “Lo que queremos es que se investigue, no que se fabriquen culpables”, apuntó.

 

El coordinador del Grupo Parlamentario del PRD, Miguel Ángel Mancera, reiteró que ya es visible el cambio en el procedimiento penal. Vemos transformaciones en el proceso mismo en la forma de enjuiciar.

 

La legislación mexicana ha retomado algunas recomendaciones para la eliminación del arraigo de la Comisión Interamericana de Naciones Unidas. “La suprema corte de justicia también ya se ha pronunciado al respecto. Sólo queda pendiente para el efecto de delincuencia organizada, que es del orden federal”, destacó.

 

Es muy importante, dijo, que el Senado este retomando el tema, que era una tarea pendiente que se venía dejando en agenda.

 

Por su parte, Jan Jarab, representante en México de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, indicó que se debe erradicar toda forma de privación arbitraria de la libertad. “Es momento de desarraigar el arraigo de la Constitución y fortalecer las políticas que buscan erradicar toda forma de reclusión injusta en México”, puntualizó.

 

A su vez, la directora Ejecutiva de Amnistía Internacional, Tanía Reneaum Panszi, señaló que el arraigo y cualquier figura de detención debe estar sujeto a una revisión periódica. Debe tener control judicial. “Es un espacio sujeto de arbitrariedades con posibilidades de cometer tortura y malos tratos”.

 

 

 

Boletín de prensa