Inicio Análisis político Enrique Vidales Ripoll ¿Chamaquean a #amigoLibo ante los maestros de Yucatán?

¿Chamaquean a #amigoLibo ante los maestros de Yucatán?

1723

¿Es una decisión correcta ante el aumento de contagios que alcanza récord en Yucatán regresar a las clases presenciales el próximo lunes 17?

El pasado miércoles, recibimos en la redacción de la casa editorial de Mi Punto de Vista, el comunicado de prensa desde la cuenta oficial de comunicación social donde se reseñaba las declaraciones e indicaciones del secretario de educación pública de Yucatán, el preparatoriano Liborio Vidal al respecto. Llamó la atención que en la redacción se saliera de la convencionalidad de mencionar que lo que se comunica es por disposición del gobernador Mauricio Vila Dosal. En ninguna parte del documento se menciona el nombre del gobernador. Por lo cual, quedo claro que la disposición del regreso a clases es responsabilidad de Liborio Vidal.

Esto desató desde la publicación del comunicado y todo el día de ayer manifestaciones de los maestros que Yucatán en contra de Liborio Vidal por el llamado a regresar de forma presencial, que, aunque sea híbrido y voluntario, las cifras de contagio están aumentan significativamente día a día. El gobernador ha salido inmune de lso reclamos. Inclusive se espera que en las próximas horas se anuncien más medidas, entre ellas la continuidad de la educación a distancia. En este último caso, sería devastador para Liborio Vidal.

En el parte médico del día de ayer ya se suspendieron los eventos públicos masivos hasta el 15 de febrero ante la declaratoria del semáforo amarillo que indica un aumento de contagios por covid-19. El pronóstico de expertos médicos estima la disminución de esta nueva ola de contagios por ómicron en dos a tres semanas. Lo que nos lleva a la lógica de que sería conveniente tomar medidas restrictivas por lo menos los siguientes 15 días.

La ciudadanía en estos momentos se encuentra en la expectativa de que el gobierno del estado implemente nuevamente medidas de restricción vehicular o control de aforos en espacios públicos ante la elevada transmisibilidad de la variante ómicron, que aún, cuando parece ser una enfermedad con sintomatología leve, la Organización Mundial de la Salud advierte que sería un grave error minimizar sus efectos en la salud de los infectados.

Entonces ¿cuáles son las razones que en el comunicado del regreso a clases solo se mencione a Liborio Vidal como responsable de la medida y no esté sustentado como una disposición siguiendo las instrucciones del gobernador del estado Mauricio Vila?

¿Acaso han “chamaqueado” políticamente al “experto” Liborio Vidal desde Palacio de Gobierno, enfrentándolo al enojo y molestia del sector magisterial por una medida que pone en riesgo de contagio a todos los miembros de la comunidad escolar en Yucatán?

Es muy cierto que en estos días se efectúa la vacunación de maestros, pero también es evidente que el contagio de ómicron, la variante dominante en estos momentos, no se evita la propagación y la enfermedad por tener un esquema de vacunación completo junto con el refuerzo. El contagio del presidente Andrés Manuel López Obrador que ya tenía las tres dosis es una muestra de esta lamentable realidad.

Los niños, sobre todos los alumnos de educación básica, no están vacunados. En los Estados Unidos se tiene un récord de ingreso y hospitalización de menores de edad. Aunque en México no se ha suscitado estos casos, es porque aún no se había entrado a clases después del periodo vacacional decembrino. ¿Será necesario que tengan que empezar a caer los primeros para darnos cuenta de la gravedad de abrir en estas condiciones las escuelas públicas?

Para los maestros de Yucatán quedo muy claro quién es el responsable de la disposición del regreso a clases presenciales. En las expresiones de las redes sociales hay molestia de los maestros contra el amigolibo, enterrando con ello posibilidades de consolidar su proyecto político a futuro, por lo menos desde la base magisterial.

¡Directa la flecha!