Inicio Noticias Deportes China reporta salto en casos de COVID entre atletas y funcionarios de...

China reporta salto en casos de COVID entre atletas y funcionarios de Olímpicos

163

PEKÍN, 29 ene (Reuters) – Las infecciones diarias de COVID-19 entre atletas y oficiales de equipo en los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín saltaron a 19 el viernes desde apenas dos el día anterior, mientras los organizadores de los Juegos advertían sobre más infecciones por venir en los próximos días.

Incluyendo a los atletas y funcionarios, se descubrió que 36 personas relacionadas con los Juegos estaban infectadas: 29 cuando llegaron al aeropuerto de Pekín y siete ya en la «burbuja cerrada» que separa al personal del evento del público, dijo el sábado el comité organizador en un comunicado.

«Ahora estamos pasando por el período pico de personas que llegan a China y, por lo tanto, esperamos ver las cifras más altas en esta etapa», dijo el jefe médico de los Juegos, Brian McCloskey, en una conferencia de prensa.

Los organizadores tienen «confianza» en su sistema de prevención de COVID-19, y es poco probable que las infecciones se filtren al público, dijo McCloskey.

Los casos entre atletas y oficiales de equipo superaron a los de «otras partes interesadas», incluidos los medios, patrocinadores y personal, por primera vez desde que China comenzó a publicar cifras diarias de casos de coronavirus relacionados con los Juegos Olímpicos el 23 de enero, según un recuento de Reuters de declaraciones anteriores.

«Es molesto que cada mañana tengas que levantarte un poco más temprano especialmente para hacerte una prueba de PCR. Creo que en unos días será como lavarte los dientes», dijo el jugador de hockey ruso Anton Slepyshev a la agencia de noticias RIA.

«A todos les preocupa que el resultado de la prueba de repente sea positivo. Pero la realidad es que estamos viviendo con COVID. Aceptamos todos los riesgos y temores», sostuvo.

Los Juegos se llevarán a cabo del viernes al 20 de febrero, en una burbuja sellada del resto de China, donde la política de tolerancia cero contra el COVID-19 del Gobierno casi ha cerrado la frontera del país a las llegadas internacionales.