Inicio Noticias Internacional CIDH lamenta fallecimiento de venezolanos adultos y niños, y urge a Estados...

CIDH lamenta fallecimiento de venezolanos adultos y niños, y urge a Estados garantizar acceso a los procedimientos de asilo y protección internacional

254

Washington, D.C. – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) lamenta el fallecimiento de al menos 19 personas venezolanas, entre ellas niñas, niños, adolescentes y mujeres, que se habrían visto forzadas a salir de Venezuela y atravesar la zona marítima hacia Trinidad y Tobago. La CIDH urge a Venezuela y a Trinidad y Tobago a realizar de inmediato una investigación seria, imparcial y efectiva de estos hechos, incorporando en el análisis posibles situaciones de trata de personas.

De acuerdo con información disponible, una embarcación con un grupo indeterminado de personas que dejó la costa de Venezuela hacía Trinidad y Tobago habría naufragado días antes del 12 de diciembre y sus vestigios habrían sido hallados a 6,3 millas náuticas de la ciudad de Güiria, Sucre, dentro de la jurisdicción de Venezuela. La Comisión observa que la zona marítima de frontera entre ambos Estados representa un área de riesgo para personas migrantes y refugiadas en la región. En su reciente visita a la frontera colombiana-venezolana, organizaciones de la sociedad civil expresaron a la CIDH que en la zona han ocurrido incidentes de esta naturaleza, como el naufragio de la embarcación “Jhonnayli José”, en abril de 2019, donde desaparecieron 28 personas.

En este sentido, la Comisión recuerda que el deterioro de la vigencia de los derechos humanos en Venezuela afecta directamente a la población de ese país y hace que las personas venezolanas busquen desplazarse hacia otros Estados de la región. Preocupa especialmente que con la intensificación de la crisis humanitaria y de movilidad humana en Venezuela las personas que buscan salir del país estén valiéndose cada vez más de rutas marítimas de alto riesgo con países vecinos. En línea con lo anterior, la CIDH recuerda que en su Resolución 2/18, señaló que la grave y compleja crisis humanitaria y de migración forzada de personas venezolanas a otros países tiene un alcance transfronterizo y, como tal, requiere de una respuesta regional e internacional basada en la responsabilidad compartida y el respeto y garantía de los derechos humanos de estas personas.

Al respecto, la Comisión insta a Trinidad y Tobago a garantizar el acceso tanto a su territorio como a los procedimientos de protección a las personas provenientes de Venezuela observando las garantías del debido proceso, así como a garantizar el principio ius cogens de no devolución.

Finalmente, los Principios Interamericanos señalan que toda persona tiene derecho a permanecer en su país de origen o de residencia habitual y ser protegido contra acciones u omisiones que obliguen a desplazarse de manera forzada, la cual comprende la persecución, la violación masiva de los derechos humanos, pobreza y pobreza extrema, desigualdad, marginación y falta de oportunidades para que la población viva con dignidad y pueda progresar, así como aquellas situaciones que suelen representar peligro a la vida, seguridad o libertad de las personas.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

 

 

Boletín de prensa