Inicio Noticias Nacionales Comisión trabaja en proyecto de Ley General de Fomento Agrícola para la...

Comisión trabaja en proyecto de Ley General de Fomento Agrícola para la Autosuficiencia Alimentaria

277
0

El presidente de la Comisión de Desarrollo y Conservación Rural, Agrícola y Autosuficiencia Alimentaria, Eraclio Rodríguez Gómez (Morena), consideró importante tener una Ley General de Fomento Agrícola para la Autosuficiencia Alimentaria que regule, distribuya el presupuesto equitativamente, incremente la producción, y mejore el manejo y comercialización de agroquímicos.

 

“La Comisión trabaja en un proyecto de Ley que permita que la distribución de presupuesto sea más equitativa por ley, no a discrecionalidad de cada funcionario”, subrayó.

 

Confió en que en este periodo de sesiones se logre el consenso para que el país tenga un marco jurídico que beneficie al campo y a la agricultura, “en virtud de que está consensada para presentarla al Pleno”.

 

Al inaugurar el foro “De insumos agrícolas” cuyo objetivo es conocer y proveer información sobre el papel y las buenas prácticas de éstos para la seguridad alimentaria y su sustentabilidad, dijo: el campo tiene retos y desafíos de incrementar la producción de alimentos, resolver problemas de sequía, plagas y fenómenos climatológicos; por ello, es prioritario impulsar un presupuesto multianual, adecuado y oportuno.

 

Rodríguez Gómez puntualizó que es necesario fortalecer el esquema de adquisiciones de seguros. “El gobierno no quiso destinar recursos para la compra de seguros y hoy tenemos el gran problema de cómo resolver la crisis de la sequía en todo el país. Requerimos una partida especial y un decreto del presidente de la República para atender este problema”.

 

La situación del campo es crítica, insistió, la devastación climatológica en el centro y norte del país, la pérdida de una gran parte de bosque, de frutales, hay más de 4 millones de reses muertas en el país, dos millones y medio de hectáreas sin sembrar, representan una gran pérdida para la economía nacional.

 

El director general del Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria (CEDRSSA), Gildardo López Tijerina, explicó en qué consiste el proyecto de ley. Dijo que los recursos del campo atienden grandes problemas de desigualdad y pobreza, pero se debe dar importancia a las vertientes de tipo productivo.

 

Es relevante cuidar los recursos naturales para que las futuras generaciones no padezcan los efectos que trae la depredación y degradación de los recursos; es importante que cualquier normatividad tome en cuenta los criterios de desarrollo rural sustentable.

 

El presidente del Consejo Nacional Agropecuario, Bosco de la Vega Valladolid, indicó que México no cuenta con una regulación clara del uso de productos para la protección de cultivos, especialmente plaguicidas.

 

Es importante realizar un análisis a fondo de diversas legislaciones sobre el uso de plaguicidas, y recopilar experiencia de otros países que sirvan de referencia para avanzar en técnicas de uso.

 

Como país “estamos ante una modernización del marco regulatorio a favor de la sanidad y calidad agroalimentaria que nos permita ingresar a los mercados”.

 

“Es tiempo de cerrar filas, sabemos que el reto es grande, pero tenemos la oportunidad de fortalecernos para mejorar la calidad de vida de los mexicanos, al dar un giro a la agricultura para desarrollar su potencial productivo. Es un sector que está creciendo de manera dinámica y que hoy nos posiciona como décimo exportador de alimentos a nivel mundial”.

 

Informó que el primer semestre de este año, las actividades primarias del sector agroalimentario crecieron tres por ciento, comparado con el mismo semestre de 2018, aun cuando la economía lo hizo sólo en punto tres por ciento.

 

En empleo, el sector está creciendo a una tasa mayor de la que crece en el ámbito nacional; las exportaciones agroalimentarias, de enero a junio 2019, registraron un monto de 19 mil 700 millones de dólares, un incremento de 6.1 por ciento comparado con el mismo periodo del año anterior.

 

La balanza comercial agroalimentaria tiene un superávit en el primer semestre de seis mil millones de dólares. “Estimamos que puede llegar a 10 mil millones de dólares para el cierre de este año”, mencionó.

 

Bosco de la Vega consideró que para generar riqueza y oportunidades para el sector, se tiene el gran reto de incrementar la producción de alimentos, la demanda sigue aumentando año con año.

 

Es vital lograr la colaboración pública y privada para hacer el uso eficiente de los recursos naturales por medio de herramientas como insumos agrícolas, semillas, fertilizantes, plaguicidas y productos de innovación tecnológica.

 

En el ámbito internacional, un tercio de la producción agrícola se pierde a causa de las plagas y en México, entre un 20 y 30 por ciento sucede lo mismo con la producción de alimentos.

 

“Ante los cambios inminentes de las formas de producción globales, el futuro será de aquellos países que produzcan energías limpias, desarrollen agricultura de alto valor agregado y preparen a su población con tecnología y con ciencia”.

 

Al hablar de los insumos en la producción agrícola, Enriqueta Molina Macías, de Santamarina-Stega, Asociados, firma legal, reflexionó sobre la política en materia de semillas y dijo que es importante que haya una integralidad entre la ley de semillas, de variables vegetales y se regule en materia de recursos fitogenéticos.

 

“Hoy no tenemos una iniciativa que permita conservar, aprovechar, promover y regular el acceso. Es importante que vayamos estableciendo los reglamentos normativos que permitan regular este tema”.

 

Del Colegio de Postgraduados, Jorge Etchevers abordó el tema de los fertilizantes como uno de los insumos fundamentales en el proceso de producción agrícola, así como la nutrición y manejo de suelos. Puntualizó que actividades como la producción agrícola, agropecuaria y forestal han degradado el suelo, por lo que se pronunció por conservarlo, de lo contrario, “perderemos uno de los principales patrimonios del país que aseguran la producción de alimentos”.

 

No hay una ley de conservación del suelo y su mantenimiento. “No quisiera que México perdiera su suelo por falta de políticas públicas que obliguen a conservarlo y mantener su fertilidad”.

 

Durante el foro se abordaron los temas de producción de algodón y maíz. Participaron representantes de la Asociación Nacional de Agricultura de Conservación, del Sistema Producto Algodón, Grupo Alta, APEAM-AC privada, del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) y de Ingenieros Agrónomos Parasitólogos, AC,-Chapingo.

 

 

 

 

 

Boletín de prensa