Inicio Noticias Belleza Cómo se desarrolló el empoderamiento de la mujer del siglo XX a...

Cómo se desarrolló el empoderamiento de la mujer del siglo XX a través de la moda

290

Por medio de la moda las mujeres lograron expresar el contexto en que vivían

 

NOTIPRESS.- Una de las formas por las cuales las personas pueden expresar su identidad es la ropa. En ese sentido, NotiPress habló con Marta Pla, asesora en imagen personal y profesora en EsDesign para conocer más acerca de la evolución cronológica de la moda de mujer en siglo XX. De acuerdo con la académica, la evolución de la figura femenina en el siglo pasado tuvo un cambio rápido y drástico, dando como consecuencia el empoderamiento del la mujer. Asimismo, obtuvo mayores responsabilidades sociales, las cuales anteriormente no podían hacer por imposición de la sociedad.

Entre 1890 y 1914 Europa percibía prosperidad y abundancia en diferentes campos profesionales. Eso se vio reflejado en la figura femenina, en la cual se enfocó en la elegancia y sofisticación, producto de épocas pasadas. Durante ese periodo se suavizó la silueta, por ejemplo con la silueta ‘S’ se optó por una figura más curvas y ondulaciones irregulares, resaltando los hombros y busto de las mujeres. De igual forma, se marcó la parte de la cintura exageradamente y se pronunció de forma natural la línea de cadera.

Las mujeres conseguían esas siluetas por el corsé, sin embargo, explicó Pla, muchas optaron por dejarlo para romper estereotipos, dando paso a un cambio de figura en 1911. Las mujeres de inicios del siglo XX decidieron usar una forma y figura más fresca, funcional y autónoma. Por ello, diseñadores como Mariano Fortuny crearon propuestas para el cambio de figura apropiado en esa década. De igual manera, la Segunda Guerra Mundial (IIGM) influyó en la moda, dando paso a formas más funcionales, simples y austeras. Fue durante ese tiempo cuando la mujer se empezó a revelar, buscando una vida más ligera y haciendo cosas prohibidas anteriormente.

A partir de 1910 se empezaron a asentar diferentes iconos de moda, tales como Coco Chanel durante la década de 1910. Chanel fue clave para que las mujeres tuvieran más independencia y adoptar un aire más masculino y funcional. Prendas icónicas como el traje negro, pantalón marinero, bañadores, los trajes tweed o faldas de punto fueron cruciales para cambiar la imagen de la mujer, según explicó Pla.

Durante los años 20 las prendas diarias cambiaron a un tono sencillo, austero y más funcional. Asimismo, las faldas se alargaron, la cintura no cambiaba, dando un aire más formal y serio durante el día. Sin embargo, en las noches se optaban por cortes sirenas y siluetas griegas, los cuales se siguen retomando en vestidos de novia o de fiesta.

Es en esta década cuando el impacto de la IIGM convierte la forma de la mujer en más sobria, con tintes masculinos y militares, de acuerdo con la experta. Se empezaron a utilizar más pantalones anchos con falsos bolsillos por la falta de material, pero en la noche se utilizaban trajes coctel. A pesar de no ser sencillo, se adaptaba y permitía a las mujeres con pocos recursos estar cómodas.

No fue hasta los años 50 cuando el diseñador Christian Dior impulsó una estética que transmitiera elegancia, sofisticación y un look lujoso. Se empezaron a utilizar siluetas con hombros estructurados, cintura ceñida y falda acampanada. Durante los años 60, 70, 80 y 90 surgieron diferentes estilos diferentes dependiendo de la sociedad a la cual las mujeres pertenecían. Empezó a nacer la necesidad de expresar el descontento en diferentes edades que se sentían incomodas con el contexto de su vida.

De acuerdo con la experta, la moda continuará en constante cambio, el cual inspirará tendencias y proyectará buena imagen. Sin embargo, es importante comprender las épocas porque ayuda a conocer las tendencias.