Inicio Noticias Medicina ¿Cómo una limpieza nasal adecuada puede evitar visitas al médico?

¿Cómo una limpieza nasal adecuada puede evitar visitas al médico?

262

Mitiga el impacto de las cargas virales en el cuerpo hasta en un 90%

 

NOTIPRESS.- En México, solo el 2.3 por ciento de la población muestra interés en el cuidado y limpieza adecuada de la nariz, de acuerdo con una encuesta realizada por Xlear, empresa con sede en Utah, Estados Unidos, dedicada a la higiene nasal, en colaboración con Toluna Insight. Incluso en tiempos de pandemia, el 64.9% de los entrevistados comentaron no limpiarse adecuadamente esta área y enfocarse principalmente en la higiene de manos. En el contexto de la pandemia de Covid-19, la importancia de la higiene nasal tomó mayor relevancia, pues, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el virus por SARS-CoV-2 ingresa principalmente por la vía nasal, ocular y bucal. Entonces, ¿podría una limpieza nasal adecuada evitar visitas al médico?

Asimismo, los resultados de la muestra llevada a cabo con 600 personas también arrojaron que, cuando los encuestados se limpian la nariz, lo hacen de manera incorrecta. El 70.2% se la asea con pañuelo, 32.18 por ciento lo hace con agua y jabón, un 35.1% ejecuta su rutina de limpieza con un spray específico de uso nasal.

Por alarmante que parezca, el 14.7% de los participantes se limpian con cotonetes, y 11.9% de los encuestados utilizan los dedos. Conforme con médicos y especialistas de la salud, limpiarse la nariz de manera correcta es una forma eficaz de prevenir enfermedades virales como la Covid-19. Gustavo Ferrer, doctor y director general del Instituto Pulmonar y Profesor Asociado de Medicina de Estados Unidos, compartió con NotiPress, cerca del 80 por ciento de las visitas de atención primaria al médico se deben a problemas de las vías respiratorias superiores. “El simple hecho de lavarse la nariz podría evitar una visita al médico”, indicó el también neumólogo. Asimismo, compartió que en Norteamérica las primeras causas de mortalidad durante la pandemia estuvieron relacionadas con las enfermedades del corazón (38,812 muertes), diabetes mellitus (25,782 fallecimientos) e influenza y neumonía (8,931 defunciones).

Una buena higiene nasal es esencial para evitar infecciones y otros padecimientos como sinusitis y neumonía al ser un método de prevención sencillo y muy eficaz, coinciden los especialistas. Esto se debe a que la nariz es considerada el lugar preferido de múltiples bacterias y virus, ya que es por allí como entran la mayoría de las veces. “Mejorando la higiene nasal contribuimos a evitar enfermedades de faringitis, laringitis o patologías respiratorias crónicas”aseveró la fisioterapeuta respiratoria, Anna Ferran, en la revista española Diari de Tarragona.

Asimismo, la experta enfatizó que la expulsión correcta de las secreciones nasales es uno de los más grandes problemas que tienen las personas. Inclusive, señaló, resulta menos dañino comerse los mocos a no expulsarlos o limpiarse inadecuadamente; tal es el caso de taparse los dos orificios. En ese sentido, la manera efectiva y recomendada es expulsarlos y obstruir un orificio primero, para después seguir con el otro.

Los lavados nasales diarios serán de gran ayuda, según Mayo Clinic, además de que contribuyen a no gastar recursos en desechar pañuelos o toallitas después de limpiarse la nariz. Tanto niños mayores a tres años de edad como adultos pueden utilizar un recipiente diseñado para enjuagar la cavidad nasal y así auxiliar a que el agua con sal llegue a la parte inferior de la nariz. Para ello, el neti pot es el más utilizado por los consumidores y con él se tratan desde alergias, problemas sinusales y resfriados.

El éxito del lavado nasal radica en el cuidado que se le dé al PH de la mucosa y el control adecuado de la presión del agua al entrar a la cavidad. Para lograrlo, será clave utilizar agua embotellada que ha sido destilada o esterilizada previamente al momento de hacer la mezcla con la sal. De igual manera, una limpieza adecuada de la nariz mitiga el impacto de las cargas virales en el cuerpo hasta en un 90% al asear las vías aéreas superiores de las principales vías de infección.